Capsulas de Carreño

Goleadas en Copa América. Por Tobías Carvajal Crespo, Cali

  • Ecuador encajó 12 goles hace 79 años. Venezuela y Colombia, algo parecido.

 —

Por Tobías Carvajal Crespo, Cali

 

Después de 79 años (1942-2021) hay una marca que no se ha podido igualar y menos superar: la impresionante goleada de Argentina a Ecuador por 12-0 en la Copa América de enero de 1942, con sede en Uruguay, en desarrollo de la 17ª versión de dicho certamen.

En ese equipo gaucho estaban 3 jugadores que luego se vincularon al balompié colombiano: Ángel Perucca (Santa Fe), Adolfo Pedernera (Millonarios) y José Manuel ‘Charro’ Moreno (Independiente Medellín). Si bien llegaron como jugadores activos, años más adelante oficiaron como técnicos.

Perucca, apodado el ‘Portón de América’, en América; Pedernera, además de jugador/técnico en Millonarios, también en América y la Selección Colombia al mundial de Chile/62 y José Manuel Moreno, igualmente jugador/técnico del Medellín.

Precisamente Moreno aportó 5 goles a aquel histórico resultado, mientras Herminio Masantonio 4 y Enrique García, Adolfo Pedernera y Ángel Perucca el saldo. Aquel equipo ecuatoriano estaba a órdenes del técnico argentino Juan Parodi, quien a raíz de la debacle copera fue sustituido al mes siguiente por su paisano Orlando Orlandini, que estuvo al frente de Colombia -mayores- en las eliminatorias mundialistas a Suecia-1958, luego de llegar inicialmente al país como técnico de Unión Magdalena en 1956.

La segunda gran goleada de la historia –sin poder anotar el rival– también la tiene Argentina, en la Copa de 1975 frente a Venezuela por 11-0, los primeros 4 en la fase inicial y luego 7 en el tiempo complementario. Se jugó en campo del Rosario Central. Curiosamente un defensa, Daniel Killer, anotó 3 tantos, aporte muy esporádico en el fútbol.

Ese fue primer certamen sin sede fija y donde oficialmente pasó a identificarse el torneo, hasta nuestros días, como Copa América. Los certámenes subsiguientes, 1979 y 1983, tampoco tuvieron sede fija.

Una Copa itinerante, en la cual Colombia, luego de tres partidos frente a Perú quedó sub-campeón, a órdenes del técnico Efraín ‘Caimán’ Sánchez. Los 2 máximos artilleros, Ernesto Díaz de Colombia y Leopoldo Jacinto Luque de Argentina -fallecidos- ambos con 4 goles.

Esa Copa 1975 también está ligada muy especialmente a la historia, pues fue la primera que contó con los 10 países del continente, número que pasó a ser obligatorio, según determinación de la Conmebol, además de reanudarse la competición luego de un receso de 8 años, pues el de 1967, con sede fija en Uruguay, había sido el más reciente. El campeón fue el onceno anfitrión.

La tercera gran goleada, sin la más mínima respuesta del rival, la soportó Colombia en el entonces Suramericano de 1957, con sede en Perú. Un apabullante marcador de 0-9 a favor de Brasil. Y nuestro país recurriendo a lo mejor de la categoría de mayores de esa época.

Brasil contaba con hombres de la jerarquía de Gilmar, Djalma y Nilton Santos, Didí, Garrincha y Zito, un año después campeones mundiales, por primera vez, en Suecia 1958.

 

El primer tiempo terminó con ventaja de 4-0, anotaciones de Pepe, Joel y Evaristo en 2 ocasiones. En la parte complementaria Didi y Evaristo, cada uno con 2 goles y Zizinho. No obstante el marcador tan exagerado, Efraín ‘Caimán’ Sánchez fue reconocido como la gran figura, pues a la postre evitó un marcador más escandaloso.

 

Colombia formó aquella noche del 24 de marzo de 1957 con los siguientes hombres: Efraín ‘Caimán’ Sánchez; Fco. ‘Cobo’ Zuluaga (Faustino Abadía) y Luis Rubio; Israel ‘Muelón’ Sánchez, Ricardo ‘^Pibe’ Díaz (Jaime Silva) y Roaldo Viáfara; Alejandro Carrillo, Jaime ‘Manco’ Gutiérrez (Juvenal Andrade), Carlos Arango, Delio ‘Maravilla’ Gamboa y Alberto ‘Cóndor’ Valencia.

 

La ‘costumbre’ de apabullar al adversario por 9-0 la había implantado 30 años antes, en 1927, el equipo de Uruguay jugando contra Bolivia, precisamente en Lima. En desarrollo del mismo campeonato comenzó la leyenda de Manuel ‘Nolo’ Ferreira, uno de los mejores jugadores argentinos de todos los tiempos.

 

Para ese suramericano limeño de 1957 también se integró el famoso onceno argentino de los ‘carasucias’ que pasó a la historia por la trilogía de Antonio Valentín Angelillo, Humberto Maschio y Enrique Omar Sívori, todos ellos exitosos en Europa, caso Italia. Igualmente el arquero Rogelio Domínguez, de efímero trasegar por Real Madrid.

 

Como técnico del equipo de Perú -que también superó a Colombia por 4-1 el 27 de marzo de 1957 ofició- el húngaro Jorge Orth, quien hasta un mes antes había desempeñado igual labor al frente de la famosa Selección Valle de ‘Maravilla’ Gamboa y Marino Klinger.

o-o-o-o-o-o

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top