Capsulas de Carreño

Goyco se inventó a sí mismo.. Por Jorge Trasmonte, ole.com.ar

 

Por Jorge Trasmonte, ole.com.ar

*El arquero fue como suplente a Italia 90 y volvió convertido en héroe y leyenda. Hasta se transformó en una marca más allá del fútbol.

Hay un gastado dicho corriente que resume la importancia de estar «en el momento oportuno en el lugar indicado», como una circunstancia que puede cambiar el rumbo de una vida. Sería injusto reducir a esa máxima la sucesión de escenas que transformaron a Sergio Goycochea en una leyenda inmortal del fútbol argentino.

En Italia 90, Goyco arrancó el torneo en el banco de suplentes y saltó a la cancha por la lesión de Pumpido. Argentina ya no era ese equipo que, con un Diego insuperable, fue el campeón cabal del 86. Este sufría los partidos, con varias figuras averiadas dejando el resto como podían, y en cuartos y semis terminó empatado y necesitó los penales para llegar a la final.

 

Goyco estaba en el lugar indicado, en el momento justo. ¿Y qué hizo con eso? Lo que todos sus compañeros en esa Copa: una epopeya de coraje. Empezando por haber superado el trauma de entrar al equipo por la desgracia de un compañero, el arquero tuvo, en las definiciones contra Yugoslavia e Italia, la mezcla justa del temple de espíritu, la fuerza de piernas, la intuición y la técnica para ser decisivo con sus atajadas.

Fue así como entró al olimpo de la Selección para siempre, y fue así como comenzó a forjar su propia marca, al compás de su imagen de galán y sus modos sencillos y apacibles. El mismo que con sus valencias personales se había ganado la banca, el respeto y el afecto de aquel grupo acaudillado por Maradona y Ruggeri, y que no cambió ni con esa fama, cuando su imagen de modelo exhibía su físico tarzanesco hasta en la cartelería callejera.

Ni tampoco cuando, en 1991, fue el arquero del equipo que ganó la Copa América. Ni en 1993, en que volvió a estar en el momento oportuno y en el lugar indicado cuando Argentina debió definir versus Colombia y Brasil por penales y fue otra vez un gigante del último título que, hasta hoy, logró la Selección Argentina.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top