Capsulas de Carreño

Gracias médico Ochoa. Por Guillermo Memo Cárdenas, Nueva York.

Por Guillermo Memo Cárdenas

 

*Se va un grande del fútbol colombiano, un SEÑOR Técnico de Fútbol y maestro de valores.

 

Gabriel Ochoa Uribe, el médico, el técnico, el orientador, el entrenador de arqueros, el consejero, el guía, el estricto, el exigente, el señor… y creo que faltan más y más calificativos, para referenciar a un “ señor del fútbol “.

Quienes hemos tenido la fortuna de trabajar a su lado, podemos dar fe y certificar que cuando se traspasaba la línea de las 18, el médico era un maestro, lleno de respeto y sabiduría, siempre tenía una respuesta y desde el
punto de vista médico, era invaluable su sencillez, claro ya en la cancha y dirigiendo su exigencia era extrema, serio, puntual, académico, planificador al máximo, con él nada era improvisado, siempre adelante y en el cronograma de labores, con precisión estaba 10 fechas adelantado.

La primera vez que lo tuve cerca, fue en el 84, antes lo veía por televisión, en los periódicos y revistas, estando en Radio Palmira de Caracol, llegó el dato que Édgar Perea, necesitaba un reportero en el Pascual, jugaban América – Junior y de una, me apunté, me tocó el camerino norte de Junior, América en el camerino sur y cuando me tocó ir por la alineación del rojo, mientras sonaba el Himno Nacional… bajé por las gradas y me lo encontré de frente, susto, sorpresa y con la ingenuidad del debutante le pregunté por la alineación y me contestó “esta pegada en la puerta del camerino, pero por aquí no puedes entrar “ … le dije es para Édgar Perea de Barranquilla y me dijo “ apunta “ … así con numeración me dictó los inicialistas… Uuffff… me salve y quede bien con el Negro Perea…  De ahí en adelante ya en los Cabecillas del Deporte fue diferente, pues estaba distanciado del periodismo vallecaucano y no hablaba con ningún periodista.

Ya en el año 1987, un día estando en RCN, llegó el Dr Bellini, presidente del América y me dijo que me esperaba en América, para una reunión con el médico Ochoa, a eso de la tres de la tarde, estábamos el médico Ochoa, Gastón Moraga Paredes, Bellini y yo, el motivo trabajar en la parte de las estadísticas, definimos funciones, tareas, deberes y derechos y listo, empezó una gran etapa de aprendizaje en mi vida, al lado de dos grandes profesionales, Ochoa y Moraga, además de maestros de valores, aprendí el uso de las estadísticas y de mis números en el desarrollo de un equipo, jugadas, proyecciones, fundamentos, donde el video fue fundamental para el análisis de los rivales, era casi que de KGB o CIA, con anticipación hacia grabar los partidos de Nacional, Millonarios, Junior , Medellín y por supuesto el Cali, era milimétrico en las alineaciones, mientras Moraga llevaba con precisión, amarillas y rojas de los contrarios, cuando llegaba el partido, casi que con exactitud sabíamos las alineaciones y el sistema en condición de visitante o local de los equipos…

Con los arqueros de América, entrenaba a la perfección, pues ese había sido su puesto como jugador y con videos les anunciaba a donde pateaban los delanteros los penales, por eso la efectividad de Falcioni, Ruiz o Zape, un detalle que no olvidó es el seguimiento que se le hizo a Jorge Aravena y fue tal, que el Chileno no le pudo marcar a Falcioni de tiro libre… cuando Aravena cobraba, dependiendo de la zona de ejecución, se paraba un defensa en el palo contrario, para tapar y reducir el área a Falcioni,

Otra de tantas, fue el análisis a los laterales del Cali, Polo y Carlos Mario Hoyos, cuántas veces subían en el primer tiempo y cuántas en el segundo y allí en el segundo siempre entraban las flechas veloces, Usuriaga o Antony o Maturana o el Pollo Díaz …. todo era calculado, planeado, hasta la escogencia de cancha a la hora del sorteo, América siempre empezaba de sur a norte, porque en el segundo tiempo iba de norte a sur aprovechando el viento que llegaba de los Farallones de Cali, …

Se va un grande del fútbol colombiano, algunos dirán que no fue, otros que no ganó nada a nivel internacional, otros dirán que no dirigió equipos pequeños, respeto todas las opiniones, pero yo que tuve la gran oportunidad de trabajar a su lado por varios años, puedo contar estas y otras historias de un SEÑOR Técnico de Fútbol y maestro de valores.

Gracias Dr Ochoa gracias por sus enseñanzas, mi familia se lo agradece hasta la eternidad….

Guillermo Memo Cárdenas
Periodista Colombiano
Nueva York
08-08-2020
#AIRRadiosny

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top