Capsulas de Carreño

Guaireña 3 – DIM 3: Errores al por mayor.

 

Por María Victoria Zapata B.
 

 

 

*El técnico Julio  Comesaña quedó en deuda  en el debut rojo en  Copa Sudamericana.

 

Muy pobre  y decepcionante  el juego del DIM anoche, en su primer  partido  de  Copa Sudamericana. Infortunadamente los yerros  rojos se tradujeron en tres anotaciones del cuadro local:  Mario Nicolás Otazú, al minuto 6; Pablo Ayala,  al 56,  y un autogol de Juan Guillermo  Arboleda, al 65.

«Me dediqué a verlos jugar varios partidos y sabía que era un partido complicado. No se pueden dar esas ventajas con un equipo así» Julio Comesaña, en rueda de prensa al término del juego en el estadio  Defensores del Chaco.

Por lo visto anoche, en el  primer juego de Copa Sudamericana, ante el paraguayo, Guaireña, es evidente que  no hay correspondencia entre la percepción del técnico del Deportivo Independiente Medellín  y el comportamiento  erróneo del  DIM  en dicho compromiso.

Porque la misma alineación, que  incluyó  tres volantes de marca en el onceno inicial (Méndez, Loaiza y Arregui)  y dejó en el banco a  tres generadores de juego  (Pardo, Ricaurte y Vladimir), ya era, en si misma la primera ventaja al equipo local.

Fue también una ventaja, el separar a Juan David  Mosquera de su posición natural  (lateral derecho )  para ubicarlo en un sector  que ni se corresponde con su perfil  ni le permite explotar su  talento y potencial deportivo.

Fue, además, una ventaja, ese fútbol  sin movilidad ni sorpresa, que regaló el balón  y  equivocó los pases en muchos tramos del  partido. Un fútbol   que le negó todas las posibilidades al riesgo y a la búsqueda, sin miedo, de los tres puntos en disputa.

Igualmente fue una ventaja la alineación de dos  zagueros, Juan Guillermo Arboleda y Germán Gutiérrez,  cuyo nivel, está más que demostrado,  no les alcanza ni para formar parte del listado de emergentes. Responsables directos de las tres anotaciones guaraníes, su permanencia en la nómina titular se constituye en una  generosa dádiva a cualquier  rival, en virtud de su precario y cuestionable desempeño.

Y también fue una ventaja  “jugar a encerrarse”, a defender un parcial 2-1 en el período complementario, en razón justamente de las debilidades y limitaciones del sector posterior del DIM.  El miedo y la cobardía, un equipo replegado  y un fútbol  timorato como el del DIM anoche,  no producen más resultados que los empates con amargo  sabor a derrota o la pérdida tal cual, de la que milagrosamente nos salvamos gracias a la ineficacia del volante Miguel  Paniagua, en los instantes finales del compromiso.

Independiente Medellín se equivocó  de muchas formas ante Gauireña, en este primer juego del grupo E de Copa  Sudamericana 2022. Y es el técnico Julio Comesaña, el llamado a reconocer su mal planteamiento del mismo y el obligado a corregir los yerros.  El primero de ellos, dejar de lado  sus miedos y cobardía y poner al DIM jugar como debe ser  y con quienes debe ser, algo que no hizo ante Guaireña.

Y precisa explotar todas las fortalezas ofensivas del equipo,  olvidarse de  perjudiciales experimentos, como el anoche, con la ubicación de Mosquera como extremo,  separar de la nómina titular a los jugadores que,  por su  Bajísimo nivel, terminan por restar   en el DIM y sumar en el rival de turno y buscar la victoria allá, acá  o donde sea. En Copa Sudamericana no hay lugar para titubeos ni  para temores. Tampoco para errores como los que  les costaron tres goles  en contra  al DIM.

Anoche, en Defensores del Chaco, Adrián  Arregui y  Luciano Pons nos volvieron a sorprender por su capacidad goleadora  y llamó la atención la forma como se efectuó el cobro del tiro libre con el  que Juan Manuel Cuesta sentenció el empate, en la agonía del partido. También  adquirió relevancia el sacrificio de los jugadores rojos, que ya se ha vuelto habitual  en cada compromiso que juega  el DIM en la presente temporada.

Pero  eso no cambia el hecho de  el técnico Julio  Comesaña quedó en deuda  en el debut rojo en  Copa Sudamericana. Lo expresé anoche y acá lo reitero. Fue cobarde, miedoso, irresoluto. Con un absurdo onceno inicial, insólito módulo con 3 volantes de marca, mal planteamiento,  pésimo fútbol, nula lectura del partido,  Una zaga insolvente y un empate con sabor a hiel.

«Me dediqué a verlos jugar varios partidos y sabía que era un partido complicado. No se pueden dar esas ventajas con un equipo así»   ¿Por qué, entonces, el cuerpo técnico rojo dio tantas y tantas ventajas, y el DIM  mostró una expresión de fútbol tan pobre, especialmente en el segundo tiempo?
[María Victoria Zapata B.]

Compartir:

2 comentarios

  1. Eduardo Arango

    9 abril, 2022 at 1:02 pm

    POR COMENTARIO DE MARÍA VICTORIA ZAPATA
    Excelente comentario de la gran dama Roja, eso vimos y sufrimos, francamente, se equivocó en todo, le dió mucho miedo enfrentar a un desconocido que no es mucho. Pienso que dejamos de ganar. Punto. Tu comentario lo dice todo.
    Eduardo Arango

    Hincha de Deportivo independiente Medellín
    Niquia, Bello

  2. Gabriel Villa

    9 abril, 2022 at 8:05 am

    EL EMPATE DEL DIM EN DEFENSORES DEL CHACO
    Cordial saludo don Alfredo.
    Desconcertante el comportamiento del DIM. De un momento a otro nos hace ilusionar pero también nos decepciona con juegos difíciles de comprender. Por lo demás, me ha parecido que tenemos un técnico, como tantos otros, pegados a una idea, y además soberbio con los periodistas cuando le critican o se le piden explicaciones. No corresponde a la realidad lo que dijo de haber visto al equipo contrario y el planteamiento presentado en el campo. A Castrillón, Ricaurte y Tití la banca los va a acabar. El DIM en Defensores del Chaco, no hizo tres, sino seis goles, los del Guaireña los hizo el Rojo.
    Gabriel Villa

    Hincha de DIM
    Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top