Capsulas de Carreño

Heroico, inmenso Osorio. Por Jorge Alberto Cadavid Marín

Por Jorge Alberto Cadavid Marín

*Gracias al técnico colombiano, México vive la alegría que nadie les ha brindado de vencer a Alemania.

En su debut en un mundial el técnico Colombiano entró pisando fuerte, dejando clara su consagración, su estudio, su dedicación, analizó con mucha anticipación el campeón del mundo actual, y los derrotó, generando una gran alegría, como propia entre los aficionados en mucha cantidad, aquí en Colombia.

No sabemos que pasará de aquí en adelante, a lo mejor se queda en el camino, pero este logro tiene todos los méritos y mas cuando junto a él vemos personas como Pompilio, Sierra, que han sido sus escuderos y han hecho igual esfuerzo para estar en el nivel que esa competencia exige.

El planteamiento fue perfecto, primero no se amilanaron ante el rival, salieron a jugar de igual a igual, una primera etapa con mayor posición teutona, pero con mas ambición y llegada por parte de los manitos, ellos conjugaban desborde, velocidad, atrevimiento y en compensación llegaron con posibilidad hasta que concretaron, al ritmo atrevido de las tribunas que cantaba el “ole”.

La complementaria, fue juego de hombres, de entrega, de mística, de actitud, de corazón, de la fuerza de miles y miles de aficionados en el mundo que sufríamos al ritmo del partido, para que David derrotara a Goliat.

Grande Osorio, que venciendo la ingratitud de muchos naturales mexicanos, ha sido superior a sus detractores y hoy les da una gran bofetada, con su calidad y su consagración, con su estudio y análisis, que le permite un planteamiento triunfador, hasta vencer al gran favorito de Rusia 2018.

La xenofobia, liderada por Hugo Sánchez, de pronto buen jugador, pero fracasado técnico, hoy se tendrá que estar tragando sus palabras, y convirtiendo su odio en amargura, porque gracias a Osorio su país vive la alegría que nadie les ha brindado.

Compartir:

3 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top