Capsulas de Carreño

Hoy se necesita más que calor. Por Rafael Castillo, El Heraldo.

Rafael-Castillo
Por Rafael Castillo,
El Heraldo

*Los charrúas exigen un plan de ataque más potente, pero también seguridad defensiva. Mejor dicho: equilibrio.

No es que salga el sol y listo. No es que la humedad se sienta más que nunca y punto. Para derretir a Uruguay, a esta sólida Uruguay que marcha líder de la eliminatoria, hace falta inspiración, buen fútbol y contundencia.

Está claro que a los charrúas les afecta el calor (se ha evidenciado en anteriores partidos acá), pero también es claro que a Colombia no le bastará con la ventaja climática (que hoy no podría existir a plenitud  si se nubla el cielo barranquillero como indican los pronósticos del Ideam) ni con un planteamiento similar al que vimos en Asunción ante Paraguay.

Es apenas obvio que José Pékerman tendrá que soltar las riendas y apostar mucho más en ataque que ante los guaraníes. El escaso volumen ofensivo que vimos en el estadio Defensores del Chaco, que, sin embargo, alcanzó para lograr un triunfo de oro 1-0, resultaría insuficiente para vulnerar la trinchera que de seguro armará Óscar Washington Tabárez en el gramado del estadio Roberto Meléndez. Serán nueve guardias celestes y dos pistoleros con demasiada puntería: Luis Suárez y Cavani.

Los charrúas exigen un plan de ataque más potente, pero también seguridad defensiva. Mejor dicho: equilibrio. Colombia no puede salir como caballo desbocado, olvidándose de  esa pesadilla llamada Luis Suárez, pero tampoco dedicarse solo a defender y a controlar al contrario como ante los paraguayos.

Hoy es vital que se afine la puntería. A los uruguayos no se les puede perdonar como se les perdonó a los venezolanos tantas opciones de gol. El calor climático y humano siempre pesan, pero hoy se necesita más que calor.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top