Capsulas de Carreño

Huila 0 – Medellín 2 . DIM INVITA A SOÑAR. (Wbeimar Muñoz Ceballos)

ARMENIA. El DIM encabeza la reclasificación del año y lanza mensajes de protagonismo hacia la final de diciembre.  Por eso el 2-0 del estadio Centenario (sede temporal del Huila) fue para el hincha escarlata, un resultado de amor y de armonía. Y Caicedo no celebró su gol. Foto Colprensa

ARMENIA. El DIM encabeza la reclasificación del año y lanza mensajes de protagonismo hacia la final de diciembre. Por eso el 2-0 del estadio Centenario (sede temporal del Huila) fue para el hincha escarlata, un resultado de amor y de armonía. Y Caicedo no celebró su gol. Foto Colprensa

Por:  Wbeimar  Muñoz  Ceballos
ZZZZZZZZZZZZWbeimar Muñoz (25)

El rojo de la montaña cada día mejora en juego porque trenza bien con la pelota, se mueve permanentemente,  gana en velocidad y precisión, se asocia bien  y poco a poco se encuentra con el gol y la emoción.  Desde el comienzo con  presión constante obligó a los errores del Huila, que perdió muy pronto el balón y con transiciones al ataque muy rápidas, hizo que se luciera el arquero Johny Dasilva, sobre todo en los achiques de los mano a mano.  Generó más jugadas de peligro que el cuadro opita, al que sólo le permitió un remate (leáse bien : un solo remate de Cano) en los 90’ de la confrontación.    El DIM mantuvo  su arco en cero y en dos oportunidades se abrazó a la alegría.

A los 12’ Marrugo cobró un tiro libre a riesgo y el Huila se durmió.   El balón llegó al área y Valencia de cabeza bajó la pelota, dándole la dirección del pase de la muerte para JUAN FERNANDO CAICEDO, quien decretó el 1-0.   A los 84’ en un robo de balón, se enfrentaron 3 atacantes con 3 defensores.   A última hora llegó Fabra desde atrás, eludió a Castañeda y disparó al arco.  Dasilva rechazó la pelota en corto y volvió a poder de Fabra, quien ante el desmarque de JOHN FREDY PAJOY, le entregó el servicio a una zona de nadie y Pajoy le hizo un pase a la red.  2-0.

El DIM formó duplas de desbordes por los flancos : Valencia-Hechalar por una parte y Fabra- L.CArias por la otra.  Desde atrás hubo salida limpia de la pelota, paso aseado en el sector de Didier y Torres y  fue más agresivo en su juego Marrugo.  El volumen atacante de la visita, le permitió entradas por dentro y por afuera, mientras Huila que casi siempre esperó en su barricada,  cuan do tuvo el balón centralizó su ataque  y cayó en el embudo de la defensa roja.   Mientras la gente de Leonel Álvarez marcaba los ritmos y tiempos del compromiso, la de José Fernando Santa terminaba ofuscada e improductiva en el último cuarto de cancha.

Para destacar del Medellín :  maneja la pelota con dos objetivos.   Uno es agredir en la ofensiva.  El otro es descansar moviendo el cuero de lado a lado, que también es una manera de defenderse, porque el rival no lo puede herir.   Cuando por expulsión de Mosquera a 25’ del final, la visita se quedó con 10 hombres, supo hacer variantes.  Bajó a Didier como compañero de  Jorge Arias y montó una doble línea de 4 jugadores (4-4-1 con Pajoy arriba)  bien cercanos los unos a los otros.   Se pasó a vivir a una ciudad de acero  y mató en un contragolpe.

Mientras tanto el local que se animó más con el balón en el segundo acto, se ahogó sin espacios  y estuvo muy lejos de un posible empate, porque jamás ganó la espalda del bloque defensivo rojo.

El DIM encabeza la reclasificación del año y lanza mensajes de protagonismo hacia la final de diciembre.  Por eso el 2-0 del estadio Centenario (sede temporal del Huila) fue para el hincha escarlata, un resultado de amor y de armonía.

No les parece ???.

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top