Capsulas de Carreño

Indignación y  vergüenza …!!!

Por María Victoria Zapata B.

 

 

 

*Frente a eso,  señor Comesaña, no hay justificación  que valga.

 

Se podrían utilizar  muchas palabras para  expresar  los sentimientos de rabia y descontento   causados  por  la paupérrrima presentación  del Deportivo Independiente Medellín anoche,  ante el cuadro 9 de octubre,  y seguramente todas ellas  se ajustarán a lo que experimentamos   los hinchas rojos durante y después de esos  denigrantes  90 minutos de juego en el estadio de Jocay, en la ciudad de Manta, en Ecuador.

 

Respeto muchísimo el concepto de quienes  consideran que en el DIM  de la presente temporada existe una bonita y  halagüeña expresión de fútbol, un promisorio proyecto  en el equipo e, inclusive, una justificación de gran valor en la clasificación a cuadrangulares, teniendo en cuenta las recientes  y consecutivas cinco eliminaciones del DIM.  No podemos hablar de proyectos cuando en estos existe un  inexplicable conformismo y un reprochable desdén por un torneo internacional, que  consecuencialmente    deja  por el suelo  la imagen del equipo y del país, en un evento de esa naturaleza.

 

«Nosotros no nos hemos preparado para todos los compromisos que tenemos; copa, liga y Sudamericana» Julio Comesaña . Una declaración simplemente inadmisible..:!!! Seguramente esa mentalidad cerrada y estrecha del técnico del DIM, justificará la muy errónea nómina con la que saltó el DIM  anoche al estadio de Jocay,  los recurrentes errores defensivos que nos cuestan uno, dos y hasta más goles por partido,  la  insistencia con la titularidad de jugadores cuyo nivel no  da ni para ponerlos a  ver el partido desde tribuna,   la pobreza franciscana del equipo en ideas  y  generación y   el papelón de DIM, que quedó en ridículo de la peor forma posible.

 

Con base en lo anterior,  no podemos hablar de proyectos cuando  la  falta de ambición y conformismo parten, quien lo creyera,  de la  dirección técnica, la que debería ser justamente la impulsora de un trabajo táctico  y estratégico acorde  con  el ideal  que rige la alta competencia y, fundamentalmente, con la motivación, ganas y fijación de metas, que deben ser siempre el motor de cualquier participación deportiva, con mayor razón las  de índole internacional, en las que la institucionalidad  y nombre del DIM también están en  juego.

 

Ya quedó suficientemente claro  que  el equipo perdió su norte  deportivo.  Atrás quedaron esos partidos que nos llenaron de esperanza e ilusión. Sin fútbol, sin trabajo visible, sin resultado  y, lo más inquietante, con un técnico empeñado no solo en evadir sus responsabilidades  en un equipo que más mal no puede jugar, en infravalorar  toda aquella participación que trascienda el paso a cuadrangulares y en abrir una brecha cada vez mayor con la afición,  es imposible hablar de procesos, de proyectos o de logros, en la actual  era Comesaña.

 

Como hincha, no puedo cohonestar con un trabajo que denota un mal manejo del recurso humano,  que  con su carencia de autocrítica  destruye la confianza del hincha, que  con sus declaraciones destempladas  y sus nóminas titulares  equivocadas, reduce a la mínima expresión  la participación roja en  algunos eventos y   restringe  la labor del director técnico   a un  solo torneo,  que se empecina en  agrietar cada vez más sus relaciones con la afición  y que, por su estrechez de miras, nos ha llevado a un nuevo ridículo internacional,  con la participación del DIM en  fase de grupos en Copa Sudamericana 2022.

 

Y como hincha, tampoco puedo transigir  con  90 minutos tan oprobiosos  como  los jugados en el estadio Jocay de Manta,  en donde el Deportivo Independiente Medellín  se mancilló así mismo con su  deshonrosa presentación.  Me preocupan los dos juegos que  restan,  con  Internacional y Guaireña. ¿Nos esperan  otras dos  humillantes presentaciones como la de anoche? ¿ya Julio Comesaña tendrá   el “libreto” de las nuevas disculpas, en caso de caer derrotados  en dichos compromisos?

En resumen.  Con un técnico (Comesaña) sin ambición, un DIM sin fútbol,  un trabajo táctico  inexistente  y una motivación ausente, la presentación con derrota (2-3)  de anoche  ante el ecuatoriano 9  de Octubre, fue indignante y vergonzosa.

Frente a eso,  señor Comesaña, no hay justificación  que valga.
[María Victoria Zapata B.]

Compartir:

4 comentarios

  1. JORGE

    6 mayo, 2022 at 1:41 pm

    DE ACUERDO CON LA SEÑORA MARÍA VICTORIA
    De acuerdo con la señora Ma Victoria, meses atrás lo dije, fue un error la contratación de Comesaña, técnico caduco , de salida, que ha dirigido mas de 20 equipos (para unos es síntoma de buen técnico, para mi por ejemplo, lo contrario, de todas partes sale, con escasos resultados para una trayectoria tan larga) súmele que no se puede criticar, no es autocritico, no acepta la critica y entró a la larga lista de las plañideras que por todo se queja y tienen la disculpa.

    Por ultimo da risa y produce hilaridad que el rey de la marrulla del antifútbol del dinosaurio juego, de la quemadera de tiempo, de la protestadera a los árbitros, el llamado «Maestro Alexis» se queje de la perdida deliberada de tiempo del Unión Magdalena, las abuelas dirían que fue victima de su propio invento, en fin anécdotas del paupérrimo futbol colombiano.
    Jorge [[email protected]]

    Hincha de D.I.M.
    MEDELLIN

  2. jose Ignacio lopez g

    5 mayo, 2022 at 9:41 pm

    POR COMENTARIO DE SAÚL RESTREPO
    Don Alfredo buenas noches. Don Saúl Restrepo un saludo y gracias por escribir sobre el DIM. Soy gran seguidor de sus columnas.
    José Ignacio López G.

    Hincha de dim
    Itagui.

  3. Saùl Restrepo

    5 mayo, 2022 at 10:38 am

    TEMA: DIM
    La preocupación del pasado sábado, se confirmó en Ecuador.

    Después del pasado partido, si partido, porque clásico no fue. Lo que dejó fue la desazón que el DIM ya no tenía nada mas que ofrecer, mostrar, brindar o presentar que lo visto en la cancha del Envigado, tanto táctica como competitivamente. Y contra 9 de Octubre se dio la certeza de esa impresión.

    Las declaraciones de Comesaña al final del juego provocan tal desconcierto, que no dejan espacio sino para la resignación de los aficionados.

    La franqueza de las mismas se le pueden agradecer por ser sincero. Sin embargo; estas se tomaron como conformistas, mezcladas con algo de mansedumbre y mucha permisividad ante unas muy malas presentaciones.

    ‘Cuando se justifica la pobreza, pasa a reinar la miseria’. Esto funciona en todo aspecto de la vida, en cualquiera. «Vivir sabroso» le llaman ahora.
    Entonces, hablando de una competencia deportiva y en este caso precisamente de un equipo de fútbol que no tiene carencias o falta de medios, se deduce que esto es por solamente y sin riesgo al equívoco: Falta de voluntad.

    Y no lo digo solo por el Rojo, aquí todos padecen de lo mismo. No le meten fundamento a las vainas y de ahí lo malos resultados a nivel internacional.
    Saúl Restrepo

    Hincha de Nacional
    Bogotá

  4. Alberto Parra

    4 mayo, 2022 at 8:06 pm

    DE ACUERDO CON LA DAMA ROJA
    Fútbol paupérrimo, y miren las estadísticas, en el torneo local y en la Suramericana, y aun así hay personas que hablan de una buena campaña porque llegamos a los 8 de Colombia por ahora. Muriendo de hambre y con qué hacer una campaña más decorosa.
    Alberto Parra

    Hincha de Rojo
    Bogotà

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top