Capsulas de Carreño

¿James, el mejor de la historia de nuestro fútbol?. Por Arturo Vargas Mendoza – Director Café Deportivo Colombia.

 

Por Arturo Vargas Mendoza.
Director Café Deportivo Colombia.
Columnista Cápsulas.

 

*Mi sugerencia respetuosa para James es que se tome las cosas con calma, que sea prudente con sus declaraciones..

En estos días nos encontramos con las declaraciones del futbolista James Rodríguez, integrante del club Real Madrid y uno de los referentes de nuestra selección, en las que dijo en una entrevista con el Youtuber, Daniel Habif, que, palabras más palabras menos, él sentía que era el mejor jugador de la historia del fútbol colombiano.

Desde estas líneas no pretendo juzgar a James porque al final de cuentas, en la medida en que uno tenga la mejor visión propia, afronta con más facilidad las situaciones que se presentan en la vida, mejor dicho, si uno no se quiere, ¿quién lo quiere a uno?

Pero a James no se le puede olvidar que, en la historia de nuestro fútbol, hay muchísimos jugadores que también podrían ser investidos con la banda del “Mejor Jugador de la Historia”, por ejemplo y para no retroceder tanto en el tiempo, no se pueden minimizar las grandísimas actuaciones de Radamel Falcao García, máximo artillero de todos los tiempos de la Selección y gracias a esos goles volvimos a un mundial luego de 16 años de espera.

O cómo desconocer las grandísimas actuaciones de Carlos “El Pibe” Valderrama, quien capitaneó a la tricolor, la condujo durante tres mundiales seguidos (Italia 90, Estados Unidos 1994 y Francia 1998), además de haber sido considerado como uno de los mejores jugadores del continente y una de las leyendas del fútbol internacional.

Cómo no destacar las inmensas virtudes del gran Willington Ortiz, uno de los más recordados goleadores de nuestro fútbol, quien, aunque le faltó jugar un mundial, hizo y deshizo en nuestra liga y era admirado por quienes lo veían jugar en la Copa Libertadores.

Quién se puede olvidar de las grandes atajadas de René Higuita, Faryd Mondragón y Óscar Córdoba, históricos guardianes de nuestro arco y por supuesto, no dejemos de mencionar a los héroes que nos llevaron, por primera vez, a una Copa del Mundo, por allá por el año 1962.

De ninguna manera pretendo desconocer los logros de James, a quien considero un jugador excepcional y no por nada llegó a ser el goleador del Mundial de Brasil en 2014 y aparte su gol en fase de octavos de final de ese evento, fue premiado como la mejor anotación, pero eso de ser “El Mejor de la Historia” va ligado a muchas otras razones que entran en el plano del profesionalismo y la continuidad en el juego, cosas que no lo han dejado ingresar en la élite del fútbol mundial.

No soy nadie para dar consejos, pero mi sugerencia respetuosa para James es que se tome las cosas con calma, que sea prudente con sus declaraciones, que se prepare y se fortalezca física y mentalmente, no vaya y sea que sus palabras lo terminen condenando y termine poniéndose una carga que luego lo termine aplastando.

Compartir:

2 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top