Capsulas de Carreño

Javier Hernández en Kienyke.com . El Inri que carga. Detrás de cámaras.

Javier Hernández Bonnet. Créditos: Kienyke.com – Archivo | FOTO Ana Moya

=========================================================
Entrevista de Kienyke.com con Javier Hernández Bonnet.
=========================================================
El periodista responde a quienes le dicen «refisal».
===============================================================
«En el año en que más me dieron, fue el año que más plata gané..
===============================================================
Como es detrás de cámaras. Describe su vida en los últimos años como un paraíso.
===============================================================

Javier Hernández Bonnet responde a quienes le dicen «refisal»

Archivo: Kienyke.com 

Para nadie es un secreto que uno de los comentaristas más queridos por los colombianos es Javier Hernández Bonnet. El reconocido periodista deportivo, que trabaja para Caracol Televisión, se ganó el cariño y el respeto del público gracias a su carisma, autenticidad y respeto a la hora de dar sus apreciaciones.

Pese a ese amor por parte del público, las críticas no se han hecho esperar. No obstante, él como hombre de deportes y casi que como una celebridad del periodismo es consciente de esto, no le presta mayor atención.

En entrevista que concedió en su momento para Kienyke.com, Javier Hernández Bonnet, se refirió a ese ‘INRI’ que ha cargado durante muchos años y es justamente el apodo de ‘refisal’, debido a que, según muchos, no le trae suerte a la Selección Colombia cuando comenta.

A pesar de que al buscar su nombre en redes sociales, aparecen varios perfiles creados, es enfático en asegurar que él ni sus seres queridos administran alguno de ellos.

«Con el pasar del tiempo, termina entendiendo que si no querés que te critiquen, no digas nada, si no querés que te critiquen no hagas y si no querés que te critiquen, no seas nada».

En un país tan pasional por el deporte, más con el fútbol y la Selección Colombia, los hinchas siempre emiten todo tipo de opiniones y comentarios, por más que varios de estos sean difíciles de creer. En el caso de Javier, desde hace varios años le ha tocado cargar un estigma que justamente se ha viralizado en redes sociales y es el de ‘refisal’ esto por la supuesta mala suerte que muchos dicen le trae a la selección.

Al preguntarle si conoce el origen de este apodo, responde con franqueza que sí.

«El origen tiene que ver con enemistades que se van dando dentro del proceso que uno maneja de juzgamiento y crítica. Yo he sido muy crítico con algunas cosas que no me gustan, que no van con la transparencia, que me parece que no son legales y cuando las tengo que decir las digo y seguramente toco personas muy importantes».

Cuenta con orgullo que en el periodo en el que con más fuerza le decían ‘refisal’, han sido sus mejores años en términos económicos, y justamente gracias a las cábalas de José Pékerman.

«En el año en que más me dieron, fue el año que más plata gané y gané de una manera muy simple… resulta que en la concentración de Colombia, cada que iba a jugar la Selección en Barranquilla, había el lanzamiento de un producto patrocinador y Pékerman encontró que cada que se presentaba a un nuevo patrocinador la selección no perdía, entonces siempre estábamos el gerente comercial de la Federación, Farid Mondragón, en representación de los de los jugadores, y yo era en la presentación de los derechos de los productos y eso fue sucesivo. Fue fueron seis meses donde me presentaron todo tipo de patrocinadores y no perdíamos».

Asimismo, indica que al ser una persona sana, que no bebe, no fuma, no tiene malos hábitos, no es de escándalos, de algún lado se inventan para criticarlo.

Javier Hernández Bonnet detrás de cámaras
Antes de comenzar esta entrevista, y quizás con toda la prevención de mi parte en cuanto al manejo de su tiempo por el afán que suelen tener personajes con las responsabilidades de Javier, él se sentó, se tomó un vaso de agua, y conversamos tranquilamente por más de 20 minutos.

En esos más de 20 minutos de conversación difíciles de resumir en letras, puedo decir que Javier es de esos referentes que deja huella, comparte el conocimiento, es generoso en la palabra, no escatima en explicaciones y es fanático de los detalles, lo que hace cada conversación y anécdota que cuenta algo disfrutable y que enseña.

Su esposa Carolina Romero lo describe como un hombre tranquilo. El valor que más exalta es el respeto, que va muy de la mano con otros valores como la responsabilidad y la puntualidad.

«Javier es un hombre absolutamente generoso y respetuoso. Yo creo que el respeto es lo que prima y de ahí en adelante eso le genera toda clase de admiración de la gente que lo quiere, de la gente que lo admira. Yo creo que Javier es eso y mucho más».

Actualmente, es un hombre feliz y pleno. Describe su vida en los últimos años como un paraíso. Su hija Sofía, de 15 años, y sus nietos, han sido parte fundamental de esas satisfacciones personales y profesionales que vive. Después de las largas jornadas de trabajo, anhela llegar a su casa a pasar tiempo de calidad de su familia, cuando tiene la oportunidad, ve a su hija jugar fútbol y por supuesto, que los consejos a ella no faltan.
(Fuente:

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *