Capsulas de Carreño

José Lázaro en los Panama Papers


FIFAgate: Burzaco repitió la ruta de los sobornos en la Copa Libertadores. A través de las islas Caimán, el entonces CEO de Torneos subcontrató seis veces al intermediario en la entrega de los comisiones ilegales a la Conmebol.

  • Por Hugo Alconada Mon, Iván Ruiz y Maia Jastreblansky.
El entonces CEO de Torneos SA, Alejandro Burzaco, no sólo pagó US$ 370 millones a la Conmebol para quedarse con los derechos de la Copa Libertadores. Con ese contrato ya en su bolsillo, utilizó a una sociedad con sede en las islas Caimán para subcontratar al menos seis veces a José Margulies, empresario señalado por la justicia de Estados Unidos como el intermediario en el pago de los sobornos a los dirigentes sudamericanos involucrados en el FIFAgate. Precisamente, mediante este tipo de subcontrataciones y paraísos fiscales.

Burzaco, que es hermano de Eugenio, el secretario de Seguridad, desarrolló esta operatoria desde Caimán con la sociedad Torneos & Traffic Sports Marketing Ltd. (T&T), que aparece como un eslabón clave en el entramado de pagos ilegales que se extendió, por lo menos, por siete países, según consta la información a la que accedieron LA NACION y El Trece, a instancias del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y del diario Süddeutsche Zeitung.

Así, el brasileño Margulies recibió US$ 30 millones que le envió Burzaco a través de tres sociedades: Somerton Ltd., Valente Corp. y Spoart Promocoes. Cobró para, en teoría, realizar supervisiones y consultorías sobre la organización de las coberturas televisivas de la Copa Libertadores.

Sin embargo, Margulies ya perdió parte de ese dinero. Se declaró culpable en Nueva York y aceptó pagar una multa de US$ 9,2 millones, lo que colocó bajo la lupa su forma de hacer negocios. De hecho, la firma estampada de Margulies puede verse en buena parte de los contratos que fueron avalados por Burzaco. Incluso, firmó algunos documentos como «responsable directo de la intermediación». En otras, tanto él como Burzaco ordenaron el carácter «confidencial» de la información.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top