Capsulas de Carreño

José Orlando Pérez, exNacional, hoy capitán Cúcuta Sub 20

José Orlando Pérez, campeón con Atlético Nacional del Torneo Nacional Sub-19 en 2016.

Por Nas Beltrán Freire
@NasBeltran
Bucaramanga

José Orlando Pérez Castillo tiene 21 años, nació en Cúcuta, Norte de Santander.  Hoy en día viste los colores de su tierra y es uno de los juveniles que más participación ha tenido en el equipo profesional en lo que va corrido de este año al desempeñarse como defensor central. Este motilón tuvo un paso y experiencia importantes en el verde de la montaña.

El 14 de abril de 1997 en el portón de la frontera, nacería este joven que tiene a su corta edad, un curriculum interesante si de hablar sobre fútbol aficionado se trata, sí bien es cierto son sólo 3 clubes en los que ha militado, pero definitivamente lleva consigo no sólo la templanza oriunda de su ciudad natal, sino muchos extras adquiridos en tierras antioqueñas.

Uno de sus mayores referentes es Iván Ramiro Córdoba, a quien ya tuvo la posibilidad de conocer.

Sus inicios en el fútbol se dan gracias a su padre, quien le mostró éste como el camino indicado para omitir cosas a los que los jóvenes hoy en día se enfrentan: fiestas, alcohol y drogas; pero con el paso del tiempo se daría cuenta de  que podría llegar a convertirse en un estilo de vida, estilo que decidió tomar como profesión gracias al amor que le cogió a este deporte. Desde allí decidió tomar sus sueños por las manos e ir escalando poco a poco en la búsqueda de ellos.

De su infancia puede resaltar el cogerle amor a este deporte desde temprana edad, representar a su departamento en 2013, aparte el fútbol no fue lo único en lo que se destacó desde pequeño; en el colegio siempre estaba dentro de los elegidos para representar en cualquier deporte que le permitieran jugar, desde tenis de mesa, hasta atletismo, voleibol y baloncesto, tanto así que era nombrado el mejor deportista del año.

Inició en la escuela de Telecom, escuela que hoy lleva el nombre de Barcelona; de ahí pasó a Quinta Oriental en 2013 con quien jugó un torneo Sub-17. Cuando estaba jugando uno de los partidos de dicho torneo vs Cúcuta, en la gradería hacían presencia profesores de Atlético Nacional quienes mostraron su interés por este cucuteño para llevarlo al equipo paisa. Se iniciaron diálogos con su padre, quien coloco como único requisito el estudio para poder cambiar de ciudad; una vez cumplido esto, José Orlando viajó con una maleta llena de sueños a uno de los equipos más grandes del país, pero no sólo con ello, también con la mente abierta para absorber el conocimiento y las enseñanzas que le darían en el equipo verdolaga.

En el equipo profesional tiene la posibilidad de compartir junto a Breiner García, jugador al que admira por su talento.

Atlético Nacional para José es «Lo más grande que pueda existir y que le pueda suceder a un jugador, es un club muy completo, a ellos les debo muchas cosas, dentro de ellas mi formación, mi personalidad y la educación en el fútbol. Siempre estaré agradecido con Nacional por todo lo que me brindó, por todo el apoyo y las experiencias que me regaló como jugador».

En el equipo paisa estuvo de 2014 a 2017, en este tiempo compitió en Torneos Nacionales e Internacionales con los verdolagas donde definitivamente se debe resaltar la participación en competiciones como el Torneo la mitad del mundo en 2015, Terborg Toernooi- Netherlands en 2016 – Turnier Team International U19 Stemwede – Germany en 2016, y los títulos obtenidos, que son varios, Primera C de la Liga Antioqueña en 2013 y 2014, Primera A de la Liga Antioqueña en 2015, Copa Los Olivos y Torneo Nacional Sub-19 en 2016.

De las buenas experiencias que ha tenido y que guarda como grandes recuerdos es su ida a Holanda y Alemania que se referenciaba anteriormente, allí se pudo medir ante equipos como el Chelsea, Sampdoria, Fulham y algunos otros.

La experiencia en el verde de la montaña para José Orlando fue bendecida y gratificante, fue capitán desde que llegó hasta su último día allí, una de sus aspiraciones en el futuro es retornar al equipo paisa para así debutar allá, pues esa se podría decir fue la deuda pendiente en tierras antioqueñas. Con Nacional estuvo en varias oportunidades en el banco, una de ellas la recordada semifinal contra Santa Fe en diciembre de 2016 luego de quedar campeones del Torneo Nacional Sub-19 y que el equipo principal tuviera que viajar a disputar el Mundial de Clubes.

Como a muchos, no le ha tocado fácil; por eso recuerda cuando su padre lo acompañaba en bicicleta a cada uno de sus entrenamientos.

Pasó a presentar pruebas en el equipo profesional de su tierra, pero a la hora ya de entablar una negociación hubo inconvenientes entre gerencias, por eso el equipo verdolaga decide entregarle sus derechos deportivos. Contó con la fortuna de la norma 97 vigente este año en nuestro país, por eso Cúcuta Deportivo lo contacta de nuevo y adquiere sus derechos por 3 años.

Llevar, portar y defender los colores de su tierra significa mucho para José Orlando, hoy tiene la oportunidad de vestir la rojinegra y por eso no baja la cabeza, sabe que esto es de paciencia, trabajo, humildad y de ir poco a poco para recibir las oportunidades y aprovecharla.

Como capitán de los Rojinegros Sub-20 resalta el trabajo de todos y el entendimiento que tienen como equipo en el campo de juego, por eso al preguntarle por el jugador con el que más se entiende en la cancha no escoge a ninguno, pero si resalta lo que hacen como familia, pues tienen una gran plantilla y excelentes seres humanos con los que en el terreno de juego se siente a gusto. Pasando al plano del grupo profesional, también resalta el excelente grupo que tienen, pero exalta a Breyner García, a quien admira como jugador.

Allí, en el primer equipo Motilón, ha sido de los juveniles que ha sumado minutos en este 2018, primero fue en Copa Águila vs Real Cartagena y luego por Torneo Águila vs Valledupar y Orsomarso, estos últimos siendo titular. El argentino Lucas Pusineri le ha dado la confianza, por eso él se mantiene con los pies en la tierra, preparándose cada día para que cuando éste lo necesite, no lo dude un solo minuto.

Capitán y líder en su paso por Atlético Nacional, compartió con Juan David Ramírez, Haider Borja, hoy en América; Cristian Moya, Duván Uribe, Albín Domínguez, estos 3 últimos hoy en Real Santander, Federico Arbelaez de Patriotas, Andrés Sarmiento y su coterráneo Sebastián Tamara, entre muchos otros.

Como persona, «El Flaco», como le dicen sus cercanos, es un joven honesto, humilde, trabajador y sobre todo leal a quienes le brindan su confianza. ´Como jugador es un hombre serio, rápido e inteligente, hábil a la hora de tener el balón, fuerte en el juego aéreo y definitivamente lo que más reseñan sus compañeros «El líder en la cancha».

Al preguntarle sobre sus referentes o jugadores a los que admira, demuestra su respeto hacia Iván Ramiro Córdoba y Mario Alberto Yepes por su personalidad y liderazgo, a este último lo describe como «Un señor dentro y fuera de la cancha», en el extranjero resalta al español Carles Puyol; dentro de sus sueños está el consolidarse en un equipo profesional, espera que sea el Cúcuta Deportivo y jugar en Europa.

Para él, el fútbol es un deporte muy ingrato, la perseverancia será siempre un factor fundamental del camino, pero a veces el esfuerzo y trabajo fuerte no se ve recompensado y se tienen que enfrentar momentos fuertes y difíciles, pero dichos momentos los describe como el impulso para seguir por este camino y además sabe que se deben saber afrontar con madurez para poder superar la frustración que por momentos se pueda llegar a sentir.

El camino no ha sido fácil, así como el de muchos, por eso siempre resalta el apoyo de su familia, en especial de sus padres que estuvieron ahí pendientes de cada paso. Su madre es profesora y su padre Ingeniero Civil, ellos desde pequeño le inculcaron valores fundamentales que han sido ficha clave en todo este camino, por ejemplo, en 2012 cuando llegó de Selección Colombia Sub-15 sufrió una ruptura meniscal en la rodilla derecha, pero pudo seguir luchando en esto del fútbol; también recuerda a su padre acompañándolo a entrenar en bicicleta, por eso valora cada uno de los esfuerzos realizados.

Añade a su nueva familia, pues pese a su corta edad, José Orlando ya es padre de una pequeña de 7 meses de edad; Ana Sofía, se ha convertido en la luz de sus ojos y su razón de ser, por eso junto a su compañera de vida, Silvana, a quien conoció en Medellín y quien lo ha apoyado en todo este proceso, las resalta como su mayor motivación y fortaleza, esas con las que se levanta cada día pare seguir persiguiendo este sueño.

El liderazgo es definitivamente la cualidad que más resaltan del «Capi» quienes han tenido la oportunidad de jugar con él, por eso Pérez comparte que dicho viene de su formación en casa y en Atlético Nacional, le gusta enseñar a sus compañeros y entiende que el mejor método será el ejemplo, arma para demostrar a los suyos como luchar en el campo y seguir en todo esto.

«Uno siempre debe estar preparado para cuando la oportunidad le llegue», estas son palabras de Juan Carlos Quintero, preparador físico con quien compartió en Atlético Nacional, él siempre le ayudó a moldear su carácter y estuvo allí con consejos sabios que ayudaron a José Orlando a afrontar el reto diario.

Junto a la luz de su vida, Ana Sofía, su hija de 7 meses.

_______


FICHA

Nombres: José Orlando Pérez Castillo
Fecha de nacimiento: 14 de abril de 1997
Lugar de nacimiento: Cúcuta, Norte de Santander
Edad: 21 años
Posición: Defensa Central
Estatura: 1.79Mts
Pierna hábil: Derecha
Derechos Deportivos: Cúcuta.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top