Capsulas de Carreño

Jugar con la necesidad.

Por Saúl Restrepo.

 

*Independiente Medellín no se eliminó frente al Quindío, lo hizo hace mucho tiempo.

Esto se puede concluir al ver como enfrentaron este juego y como lo hicieron con los otros en anteriores fechas. Partidos que aun no definían nada, pero que al no sumar hicieron falta. Resultados que en tal momento se subestimaron con un; «hay que seguir trabajando…» Frase de cajón futbolística equivalente al cotidiano; «cualquier cosa yo te llamo…»

Es que el Rojo al minuto 2 ya tenía una clara, al 5 ya tenía otra, mientras Pereira estaba sometido y volviendo figura temprana a su portero.

Entonces, ¿Por qué no se enfrentaron los otros partidos con estas mismas ganas? Demuestran que si podían salir con fundamento. No como enfrentaron a Alianza, 3 a 0 que ahora si se puede catalogar de lapidario.

Ayer además la suerte no estuvo de su lado; oportunidades desperdiciadas o mal definidas, un portero con buen nivel y decisiones arbitrales que se pueden discutir, sin embargo la del gol, no es por distancia que se borra la falta previa. Esta antecede al ataque y eso es lo que se penaliza.

Antes, durante y después del partido se hicieron cuentas, teniendo en cuenta todas las posibilidades, sumas, resultados ajenos y ecuaciones variables. El tema es que solo se llega a 30 haciendo los 9 de 9. Y en estos torneos es llegar a pasar ese puntaje para clasificarse. Se pueden dar unos resultados con cuña y combinado para rebajar tal umbral. Pero viendo la tabla, las probabilidades se acortan, empezando que los 4 que juegan hoy no deben sumar; ni Junior, ni Cali, ni Santa fe, tampoco Quindío. Versus de las 8 pm.

La eliminación se dio mucho antes y así se comprendió por una afición que expresó ayer con unos carteles en unas graderías vacías, todo su descontento.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top