Capsulas de Carreño

Jugar regular pero ganar, es disimular

Por Saúl Restrepo

 

*Para comenzar a recomponer y fortalecer al equipo hay que afianzar a los jugadores en sus puestos.

Lo visto ante Envigado se puede resumir en esto, no está bien el equipo, pero, al tener un buen resultado y sumar, pues se nivela la insatisfacción.

Es que lo propuesto por los verdes en Ditaires fue muy pobre para tener tanto que ofrecer, según tal nómina pues. Y con un rival, que los que les dieron mas lidia, son unos muchachos imberbes que ni les ha cambiado la vos.

Entonces comienza el partido y quien domina las acciones es Envigado, 20 minutos de esto, mientras Nacional totalmente incómodo y hasta enojoso.

De ahí que los naranjas empiecen a tener las oportunidades del gol y llegadas varias, que hasta ahí iba bien Aldair, aporreado y todo, porque en cada tirada al piso, se lastima alguna cosa, un nazareno completo.

Luego se van nivelando las cosas y así hasta el final en donde llega el gol de Gio, algo supremamente sorpresivo y de otro partido. Bien por el número 70, ya descorchó y que siga así, desbaratado y todo pero que la meta.

Arranca el segundo tiempo y lo mismo; el descanso los pone a dormitar, los enfría y llega el empate por estar en esas. Y ahí comenzó otro partido.

Menos mal llega la jugada de Jarlan, penalti que no de otra forma se hubiera conseguido algo para resolver el juego. Insisto, menos mal.

Nacional está impredecible; El viernes pasado, llegaron mas de 20 veces y no la embocaron, ayer solo 2 y fueron gol, ¿Explíquese eso?

Para comenzar a recomponer y fortalecer al equipo hay que afianzar a los jugadores en sus puestos y funciones, los del banco que suban y recuperen su nivel y estabilizar la nómina. Si llegan así a Copa, cómo se presentaron anoche, la pasarán muy mal y ahí no habrán disculpas que salven a Restrepo.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top