Capsulas de Carreño

Junior 1-DIM 1: Noche de remembranzas (María Victoria Zapata)

 

Por María Victoria Zapata maria-victoria

 

*Y el  martes, a partir de las 8 de la noche,  será el reencuentro del Equipo del Pueblo con su afición.

Hace  poco menos de un mes,  el  15 de junio, en el estadio Metropolitano de Barranquilla,  el  centrocampista  Juan David Cabezas marcaba la igualdad,  a un gol, en el juego de ida de la final de la Liga Águila I del 2016 que le entregara la sexta estrella al  Deportivo Independiente Medellín.

Anoche,  también en el Roberto Meléndez,  el volante Christian Marrugo empataba,  a un gol,  el primer juego visitante del DIM,  en el segundo campeonato del fútbol profesional colombiano del año en curso.

Aunque las circunstancias fueron bien  diferentes en  los dos partidos y los goles se  anotaron en  momentos   muy distintos,  ambos tuvieron en común no solo  la ardentía  de un Medellín aguerrido y lleno de  amor propio, sino el rojo  espíritu de lucha  que se extendió hasta el instante final del encuentro.

Y,  en otra de las coincidencias  que  percibimos  muchos hinchas Poderosos  anoche, el gol de Christian Marrugo, al minuto 90+3, nos devolvió al  memorable  e igualmente reciente  segundo juego de la final (el 19 de junio) ante el Atlético Junior y una anotación, la segunda del volante Poderoso para sellar, en esa ocasión el esperado título y, ayer, el buscado empate.

Esta, de la segunda fecha  de la Liga Águila II, fue una noche de remembranzas. El 1-1 en Barranquilla  y el gol de Christian Marrugo en tiempo de reposición fueron, así mismo,  situaciones que invariablemente nos  recrearon la memoria con  dos instantes colmados de alegría y satisfacción.

 

De menos a más
En el juego, que era el del debut de los dos  contendores en el campeonato- por  el aplazamiento de la primera fecha para  ambos-  se desempeñó mucho mejor el onceno local en  buen tramo del  período inicial. Dueño del balón, de los espacios y de  las opciones, el gol desde fuera  de área del volante James Sánchez, al minuto 21,  y que contó con una elevada dosis de pasividad de la zaga poderosa,  referenció la superioridad  juniorista en el terreno de juego.

Con el marcador en contra, el DIM se volcó en el pórtico de Viera. Con disparos de Marrugo, Castro, Caicedo,  Arias,  Torres, Valencia y Piedrahita,  buscó infructuosamente la igualdad  antes del entretiempo.

En el período complementario y no obstante la arremetida local en los primeros minutos  en pos  de la segunda anotación y la excelencia en el trabajo  del  arquero David González,   Independiente Medellín  continuó en su búsqueda incesante del empate. Las sustituciones  de Juan Fernando Caicedo por  Hernán Hechalar ( al minuto 59), Juan David Cabezas por William Parra(también al  59 ) y  Daniel Torres por Mao Molina (al 72), las consecuentes variaciones en el módulo, las reiteradas llegadas al arco de  Viera (de gran calificación anoche, en Barranquilla), la pena máxima  cometida  a Leonardo Castro y no sancionada por el juez central, la pérdida deliberada de tiempo por parte del cuadro tiburón   y, fundamentalmente, la fe de un equipo  rojo que  nunca bajó los brazos, le entregaron la igualdad en la agonía del partido (minuto 90+3) con un gol de Christian  Marrugo, uno de los mejores jugadores  del DIM en el estadio Metropolitano de la ciudad de  Barranquilla.

 

Para destacar
Buen partido en el estadio Roberto  Meléndez de Barranquilla. Dominio local en  gran parte del período inicial,  juego  de ida y vuelta en el complemento.

Golazo de media  distancia  del  centrocampista James Sánchez,  al minuto 21 y vistosa  anotación  del  volante  Christian Marrugo, en tiempo de reposición.

Auspicioso debut del Deportivo Independiente Medellín en la Liga Águila II del 2016., en una plaza difícil y  ante un rival  siempre complicado, como lo es el Atlético Junior.

Muy buen regreso del  lateral  Juan David  Valencia y    gran trabajo de David González   y Christian  Marrugo, figuras del DIM en Barranquilla.

Finalmente,  la conservación  tanto de la columna vertebral como de toda la estructura en la nómina roja,  se hicieron evidentes ayer en el  debut de la escuadra en el campeonato. El orden, la concentración,  el sentido de pertenencia   y la capacidad para   enfrentar circunstancias adversas,  mostraron  la jerarquía de un equipo que, estoy segura, será nuevamente protagonista en el torneo que apenas  de inicia  en fútbol profesional colombiano.

La de ayer fue una noche de remembranzas. Y el  próximo martes, a partir de las 8 de la noche,  será el reencuentro del Equipo del Pueblo con su afición.  En el compromiso de la tercera fecha y ante  el Envigado F.C. será el debut rojo en su casa, el estadio Atanasio Girardot.   Con nuestro aliento, nuestras banderas y nuestro amor,   saludaremos al campeón, le daremos  otra vez rienda suelta a la ilusión y haremos sentir  una vez más nuestra condición de jugador Nº 12.    Allá estaremos.
[María victoria Zapata B.]

 

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top