Capsulas de Carreño

Junior 2 – DIM 0. Justo campeón.


Por Wbeimar Muñoz Ceballos.

Junior ganó la Copa 2017 del fútbol profesional colombiano, producto de sus mejores nómina, campaña y fútbol. Otra vez de la mano de Chará y Teo, fue superior en todas las fases del juego, frente a un DIM que quiso cerrar el espacio al comienzo e imponer propuesta de ataque al final, sin lograr ni uno ni otro objetivo.

El campeón manejó la pelota en el primer tiempo en forma paciente, hasta romper la telaraña que montó atrás el visitante, con 1 arquero (González), 5 defensas (Lopera, Echeverría, Erramuspe, Pertúz y Macías), 3 volantes (Cataño, Didier y Goma ) y 2 delanteros ( Toloza y Castro, quienes no pudieron controlar la pelota en las pocas ocasiones en que les llegó). Se enfrentaba la táctica defensiva del uno, a la técnica ofensiva del otro.

Teo Gutiérrez, en una de sus habituales permutas posicionales, avanzó por la izquierda. Echeverría, quedó marcando al revés, dando rebote de la pelota. No achicó Didier y el balón le quedó a JÁRLAN BARRERA, quien lo impulsó de zurda por el palo que custodiaba David González. 1-0, a los 30 minutos.

Un castillo que se había construido para reducir los espacios, quedó roto a la media hora. Antes del gol habían mandado avisos Cantillo, Chará y Gutiérrez, mientras Sebastián Viera silbaba y miraba a las estrellas , porque la intención de contraataque de los rojos nunca se dió. EL DIM rechazaba y rechazaba balones y en las veces en que los recuperó, no los sostuvo. Asomarse al arco del uruguayo, quedó en simple proyecto. Al frente la llave “cha-teo, manejó a la perfección el concepto de “jugar entre líneas”.

El conjunto antioqueño pasó a un sistema 4-2-3-1, mostrando más posesión en la etapa complementaria y en la ofensiva apenas dió dos sustos. Un tiro libre de Toloza, que devolvió el palo a los 59’ y un remate de media distancia de Cataño, que Viera rechazó con los puños a los 67’. De resto, Junior se replegó atrás reforzando la contención con Sánchez y pareció que en los tres cuartos de cancha había una valla, que rezaba : “prohibido pasar”. El ataque rojo no tuvo fórmulas de llegada y el colectivo no funcionó como hubiese sido deseable.

Junior por su parte, volvió a buscar a González con remates de Teo, Chará (2) y González, hasta que lo encontró, unas veces con juego de elaboración y otras de contragolpe. A los 88’ Chará le dió un servicio a Teo y corrió para distraer a la defensa. TEO GUTIÉRREZ clavó el segundo, mientras el arquero rojo hizo ëstatua”. 2-0 y comenzó celebración tiburona, en la cancha y en las tribunas.

El conjunto barranquillero navegó en aguas tranquilas toda la noche. El visitante en cambio perdió el rumbo y se quedó sin puerto de destino.

No les parece ???

Compartir:

6 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top