Capsulas de Carreño

Junior Campeón en 1970?. Viernes del recuerdo.

Atlético Junior, campeón ‘moral’ en 1970. De pie de izquierda a derecha: Eliseo Álvarez, Pedro Vásquez, Heriberto Solís, Hermenegildo Segrera, Carlos Peña y Efraín Castillo. Inclinados mismo orden: Mario Moreno, Arturo Segovia, Andrés Salazar, Armando Miranda (autor del gol no validado) y Alfredo Solano. Foto archivo Tobías Carvajal.

==

Por Tobías Carvajal Crespo.
Columnista Cápsulas – Cali.

 

 

  • Armando Miranda anotó un gol válido.
  • La prensa regional y nacional omitió comentarlo.
  • Con el empate Junior era el campeón.

====

El comentarista deportivo Luis Arturo Henao indagaba días atrás, al amparo de nuestros archivos deportivos, qué había informado la prensa del jueves 31 de diciembre de 1970, con relación al partido final de torneo entre Deportivo Cali y Atlético Junior.

Ese último juego del cuadrangular final, que además contó con la presencia de independiente Santa Fe y Cúcuta Deportivo, se jugó en horas de la noche del miércoles 30 en el estadio Pascual Guerrero.

El partido entre ‘Azucareros’ y ‘Tiburones’ terminó con triunfo caleño por 1-0, anotación de Enrique ‘Nené’ Fernández, arco norte del estadio, al golero Heriberto Solís. Remate de cabeza de Fernández a un centro de Miguel Loaiza. Corría el minuto final del tiempo inicial.

Las reseñas deportivas de los diarios El PAIS, OCCIDENTE y EL ESPECTADOR, no incluyeron el más mínimo comentario sobre un gol logrado por el brasileño Armando Miranda -arco sur- ya en las postrimerías del compromiso, como conclusión del cobro de un tiro libre.

Ese triunfo verdiblanco por 1-0, permitió dejar el cuadrangular final con tres equipos igualados a 7 puntos, pero ventaja para el onceno caleño por mejor gol diferente: 7/3.

De haberse validado la anotación de Miranda, el título habría correspondido a Atlético Junior, pues habría logrado un total de 9 puntos.

En el libro Una Historia de Diamantes autoría de Ahmed Aguirre -página 78- se indica que el árbitro de ese partido, Omar Delgado, residenciado en la capital del Valle, anuló la anotación argumentando un fuera de lugar de algún otro jugador del onceno ‘Tiburón’.

Se presentaron las airadas protestas, pero nada de lo acontecido fue reseñado por los diarios arriba citados.

La misma nota del libro en referencia indica que Delgado, tiempo después y retirado del arbitraje, reconoció su culpabilidad en la anulación de aquel gol legítimo, que costó un título… Casi nada.

El arbitraje de Omar Delgado contó con la colaboración  en los costados de los jueces antioqueños Francisco Pérez y Alfonso Yepes. Asistieron 39.065 espectadores que dejaron en taquilla un total de $ 657.890 pesos de 52 y pico de años atrás.

Un año antes -marzo 2 de 1969- se jugó en Quito, estadio Atahualpa el partido de Copa Libertadores de América, Grupo IV, entre Deportivo Quito y Peñarol de Montevideo.

Comenzó ganando el cuadro local por acción del uruguayo Oscar ‘Pato’ Barreto, pero en la fase final igualó Pedro Virgilio Rocha para Peñarol.

A siete minutos del pitado final un remate de Hugo Bagnuoli lo rechazó con la mano Elías Figueroa de Peñarol, cuando el balón entraba al arco de Ladisalo Mazurkiewics. Falta penal evidente.

El juez central, Omar Delgado decretó tiro de esquina, lo cual motivo una batalla campal que alcanzó hasta el campo de juego, desde donde el árbitro colombiano tuvo que escapar de múltiples agresiones.

En una insólita confesión de boca no pedida, Delgado manifestó poco después que como el primer y único gol de Deportivo Quito había sido logrado con la mano, determinó ignorar el cobro del tiro penal en contra de Peñarol, como acto de compensación.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *