Capsulas de Carreño

Junior, Cruz Real y la quejadera. 

Por Hugo Illera, Diario Deportes.

 

 

 

 

 

*Es que Junior les da rasquiña. Uno, porque vino y se fue rápido. Y otro, porque nunca vino.
===

No cabe duda que el Junior de Barranquilla genera felicidad en sus seguidores y rasquiña en quienes no lo son. Los movimientos y los juegos del equipo Tiburón no pasan desapercibidos y, mientras el Juniorismo se emociona, los que no pertenecen al entorno rojiblanco deben aplicarse Caladryl cuando el equipo anuncia contrataciones o gana partidos o títulos.

Es posible que eso, a nivel de los aficionados que siguen a sus equipos, pudiera considerarse normal. Lo que no es normal es que el dueño de un equipo grande se queje de las inversiones del Junior cuando él puede hacerlo también, pero no lo hace invocando “un plan económico” del que no se saldrá.

O sea que ni hace, ni deja hacer. Lo peor no es eso, lo peor es que quiera manejar su economía y la del Junior también.

Pasa con algunos técnicos. Cuando el Junior les gana, o cuando no le pueden ganar cuando Junior los visita, las ruedas de prensa son predecibles. Su equipo mereció ganar, Junior recibió más de lo que hizo, el equipo barranquillero esto y lo otro.

Lo que no perciben, en su modo de querer demeritar al Junior es que, si su equipo mereció más y no lo logró, debieran trabajar más para superar la ineficacia descrita por ellos mismos. Si creen que merecieron más, que propusieron, que llegaron, que dominaron y no se les dio el triunfo, es porque su equipo es la mata de la ineficiencia.

Ahora han agregado a su repertorio de quejas de lo que dice o no dice Juan Cruz Real. El técnico del Junior les ha exacerbado la sensibilidad. Creen que siempre se refiere a ellos. Pobrecitos, Cruz Real los persigue cada vez que va a una rueda de prensa.

En medio de lo que dice o no dice Cruz Real y que algunos de sus colegas se sienten ofendidos, cuando siempre han practicado la técnica de ofender, creo firmemente que son mensajes directos al Junior más que al propio técnico argentino.

Es que Junior les da rasquiña. Uno, porque vino y se fue rápido. Y otro, porque nunca vino.

Maduren de una vez. Trabajen y dejen trabajar. Que feo es estar fisgoneando por la ventanita, la casa de los vecinos, para después practicar el cantinflesco arte del bla, bla, bla…
======

Compartir:

Un comentario

  1. Gustavo Ruiz

    4 agosto, 2022 at 7:12 pm

    POR COLUMNA DE HUGO ILLERA
    Vaya, defensor del Junior, lo mismo debería aplicarse para la rasquiña de quienes casi se suicidan por el título de Nacional. Por poco y declaran tres días de duelo nacional.
    Gustavo Ruiz

    Hincha de Nacional
    MEDELLIN

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top