Capsulas de Carreño

La artillería verde con la «mecha» mojada.

MEDELLÍN. Dorlan Pabón por derecha o por izquierda. Acá se abre paso entre Cristian Blanco y el uruguayo Bruno Téliz. Pero el gol no llegó entre Nacional – Bucaramanga. Pólvora verde mojada. Foto @Dimayor.

Por Jorge Alberto Cadavid M.
Columnista Cápsulas.

 

*Feo detalle, Castro enrostra a Barrera, mano fuerte del técnico joven para que la disciplina sea real.

Dos partidos consecutivos en blanco, pero ante los leopardos los delanteros utilizaron todos los argumentos para exigir a un excelente arquero como Chaverra quien impidió en muchas oportunidades que se concretara la anotación verde.

Dorlan recorría los flancos derecha e izquierda y bombardeaba con tino y acierto , pero como decimos Chaverra se lucía.

A los 14 minutos Duque hace un vistoso y lujoso toque, autoabilitándose, para dejar listo y libre a Pabón para una cercana opción.

Nacional arrecia, sus transiciones son rápidas y hasta vistosas, pero siempre falta el centavo para el peso.

La posesión y el talento gravitan a favor del local, pero la puntada final no se cierra.

La complementaria cambió, dos llegadas en los primeros minutos de Pabón y nuevo lucimiento de Chaverra, lo mencionamos mucho, por algo.

Cambió, porque Bucaramanga fue otro para bien y Nacional igual, pero para mal, se desacomodó en el campo, sin intensidad, anunció lo que quería hacer, desapareció el talento y la vistosidad.

Los cambios, ingresaron Guzmán, Castro y luego Candelo, pero la intención se quedó en eso, Bucaramanga los absorvió y de local los condenó a no romper el celofán en vísperas de una final.

Feo detalle, Castro enrostra a Barrera, mano fuerte del técnico joven para que la disciplina sea real y no se pierda el respeto y la disciplina, punto de partida para consolidar una campaña.

Compartir:

4 comentarios

  1. Gilberto Maldonado Bonilla

    8 noviembre, 2021 at 8:07 pm

    Y DESPUÉS DE LA COPA?

    En el caso hipotético que Atlético Nacional se corone campeón de la copa Colombia, viene el interrogante: Y después?

    ¿Seguirá en la lucha por la conquista de una nueva estrella? Yo lo dudo. Los títulos, los resultados, son la limosna que cae de la mesa de los directivos de los equipos de fútbol profesional colombiano.

    La participación en la Copa Libertadores y el ingreso de buena cantidad de dólares a las arcas de Atlético está rondando. La meta está casi cumplida. Una nueva estrella es asunto secundario. Sería el alimento para el rebaño a-crítico.

    Viene la disputa de la Liga. ¿Cómo la afrontará el equipo verde? Vienen aquí dos variantes: una, emocional, y la otra representada en los planteamientos técnico-tácticos. La emocional es la tranquilidad de haber, hipotéticamente, logrado el cupo a la Copa Libertadores.

    Demos el beneficio de la duda; y pensemos que una nueva estrella si está en el objetivo verde. Entonces preocupa un equipo burocratizado y limitado en la definición frente al arco rival.

    Preocupa para fase final de la liga un equipo que prefiere la burocracia improductiva en detrimento de un volumen de ataque: dos extremos de vocación y un centro-delantero.

    La calidad y el momento deportivo del recurso humano para poner en práctica esta propuesta los dejo a escrutinio de los compañeros de opinión.

    Y no se puede dejar de pensar en la injusticia del torneo colombiano: que un equipo que estuvo liderando la tabla de posiciones durante casi todo el torneo se ahogue llegando a la orilla.

    En justicia el campeón de la Liga debe ser como en el viejo continente: el que más puntos acumule.

    Gilberto Maldonado Bonilla, columnista Cápsulas

    Medellín

    • Elkin Correa

      8 noviembre, 2021 at 11:13 pm

      A PESAR DE TODO…
      La tal clasificación a Copa Libertadores, si se gana la copa Betplay, no es igual a la clasificación si se gana La Liga I Grupos I y no es igual si se gana por reclasificación…las dos últimas dan cupo directo a la fase de grupos…la primera da cupo a un pre-repechaje para ingresar a la fase de grupos,junto con el reclasificado se segundo en el año….por este último item , Nacional jugó este año así la Libertadores.
      Total : Nacional no va tomar el peor de los caminos para ir a la Libertadores, más teniendo «el gustazo» de estar jugando en cuarta velocidad los últimos partidos de esta Liga II ( y llegar a cuadrangulares sin tensión, ni amarillas) y tener la gabela,además, de la teclasificación.

      PD: Gustenos o no lo que dijo de una vez Carlos A.Velez con la convocatoria «atropellada» e inesperada de Jamesito…no está lejos de la realidad !
      Y…con la lesión de Falcaito, la prensa bogotana no ve solución y se acabó el mundo ! Hummm..un jugador que actuó 20 o 30% de los partidos dónde lo alineó Rueda. Que desaire con nuestros buenísimos delanteros que juegan en Europa y México.
      Elkin Correa, La Estrella, hincha de Nacional

      Hincha de Nacional
      La Estrella

  2. Jorge Alberto Cadavid M

    8 noviembre, 2021 at 1:43 pm

    NACIONAL SIN GOL EN DOS PARTIDOS
    En dos partidos de Nacional, Jaguares y Bucaramanga, sin anotación a favor o en contra, el verde hizo figura a los respectivos arqueros, porque llegó en múltiples y variadas oportunidades, el gol no llegó, pero lo buscó con ambición, el problema sería si en esos tres encuentros sus ágiles no hubiesen pisado el área, lo hicieron, el arco se volverá a abrir al equipo de más goles en la Liga, ojalá en la ida ante el Pereira.
    Jorge Alberto Cadavid M., columnista Cápsulas

  3. Saùl Restrepo

    8 noviembre, 2021 at 8:39 am

    UN ASUNTO FORTUITO

    Meter un gol tiene una probabilidad de concretarse sujeto a la suerte, a un azar y a una casualidad que el balón si entre. De ahí que se apueste a ello.

    Por eso también y no de gratis, es que el 80% de los anunciantes de Win+ sean casas de apuestas. Que aparte; que comerciales tan malucos y cansones: El Pibe bailando, otros echándose papitas y una señora mostrando sus calzas.

    En obviedad; la consecución de la anotación es el propósito y el objetivo. La manera, el método o el modo, algunos son muy efectivos que propician tal riesgo y otros no funcionan. Y esto último pasó el sábado en el Atanasio.

    Es que; no quiso entrar, ¿Qué hacemos?
    Nacional hizo para conseguir el triunfo, se contaron once llegadas que revestían peligro, mas la de Dorlan de afuera del área, el palazo de Perlaza, mas la de Aguilar, que increíblemente salió por encima.

    Para el miércoles, no hay que echarle mucha cabeza para saber que el Pereira alineará y formará muy similar, por no decir, igual al Bucaramanga. O como le plantaron al DIM sacando el cero. Con esto asumen que aumentan sus posibilidades de no perder, como ya ha pasado y que les funciona.

    Para contrarrestar este factor, es mejor que Nacional salga a esta final de una vez a definirla en los primeros minutos. Que en estos 200 y punta de minutos sin celebrar, ha sido un factor común que salen pasivos y la iniciativa siempre ha sido del rival y luego al transcurrir el tiempo, van nivelando y tomando el destino, el protagonismo y las opciones del juego.
    Saúl Restrepo, columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top