Capsulas de Carreño

La belleza de la Copa. Por Juan Gonzalo Montoya

 

Por Juan Gonzalo Montoya.

 

 

 

 

*Cuando será que vamos a tener una tercera división o una C, ya es el momento, no creen.

—-

Cuando hablo de la belleza de la Copa, no me refiero a la Copa Libertadores, aquella donde se jugó la final este fin de semana y que puede ser uno de los esperpentos futboleros del año, apenas daba para una buena siesta.

La belleza de la Copa es lo que vimos ayer en la Copa del Rey en España, en un Barca – Granada a partido único, donde se ve la pureza del fútbol, fútbol de verdad, sin especulaciones porque no hay un mañana, el que pierda dice adiós y hasta el próximo año.

Vimos un partido donde las cosas se le pusieron cuesta arriba al Barcelona, hasta el minuto 88 perdía 2-0 con un efectivo Granada, pero los Blaugranas nunca dieron su brazo a torcer, jugaron como infantes y no desistieron es su empeño por lograr la remontada, habían tenido tiros en los palos y nunca perdieron la fe, ni le dieron la espalda al juego y como la fe mueve montañas pues remontaron en dos minutos y a la prórroga, el resto ya es historia del fútbol español.

La belleza de la Copa, es lo que pasa en Inglaterra en la FA Cup. Donde el Tottenham se enfrentó a un equipo de octava división el Marine FC, equipo conformado casi que por vecinos del barrio. Se enfrentaron a partido único y aunque ganaron los del escudo del gallo, nadie les quita lo bailado a los jugadores del Marine de haber llegado a esas instancias y medirse a las estrellas de primera. Pueden ustedes imaginarse la ilusión de un jugador del Marine, no se le olvidara ese partido en su vida.

También es hermoso ver como en ese mismo torneo, el todopoderoso Manchester City de Guardiola enfrentó al Cheltenham de cuarta división y como el estadio del Cheltenham no tenía camerino, los jugadores del City se cambiaron en un bar cercano y jugaron con la misma ilusión de un  niño que persigue una pelota en un parque de cualquier país del mundo.

Acá en nuestro país vivimos algo similar, guardando las proporciones Quindío, que aunque es un equipo histórico del futbol colombiano, lleva ya unos años, se cargó a dos de primera en octavos y cuartos, Deportivo Cali y Alianza Petrolera, respectivamente, antes de caer por la mínima a manos del poderoso DIM.

Vimos juegos a partido único, fútbol puro, de ataque, de potrero sin mañana, emociones que solo nos brinda la copa.

Cuando será que vamos a tener una tercera división o una C, ya es el momento, no creen.

Hasta la próxima.
Juango.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top