Capsulas de Carreño

La casa de la selección.

Por Juan Gonzalo Montoya. Cali.

 

 

*Barranquilla para mí ya cumplió su ciclo, es hora de que otras ciudades tomen el testigo.

 

Barranquilla está considerada la casa de la selección desde la época de Pacho Maturana. La bella capital del Atlántico es el fortín del seleccionado patrio, tan es así, que la federación construyó una sede deportiva de lujo para que no le falte nada a nuestros jugadores.

¿Pero es la sede ideal para jugar? Existen mil argumentos que están a favor y otros mil que están en contra, todos con razones justificadas, pero yo personalmente ya estoy mamao de que siempre se juegue allí.

Primero estamos hablando de una selección Colombia y nuestro país, tiene múltiples regiones y ciudades que deben tener el mismo derecho que tiene Barranquilla para ver al seleccionado patrio, además estoy totalmente convencido de que hay ciudades donde la hinchada metería más el hombro que la Barranquillera.

Bogotá, Medellín y Cali creo que son un ejemplo de ciudades donde se siente más la presión del público. En Barranquilla lo único que se escucha como grito de guerra es un simplón, “Si se Puede”. Si hasta se sintió más la fanaticada del Perú, que la nuestra. Y para colmo de males al final de ese lacónico juego los barranquilleros se metieron con técnico y jugadores, vaya cosa más fea.

Tener a la selección en casa es un negocio maravilloso, desconozco la cifra, pero son muchos los millones que se mueven en Barranquilla en fecha de eliminatoria; hoteles, restaurantes, taxistas, ambulantes son los grandes beneficiados, pero también sería justo que la economía de otras ciudades se beneficien de esos ingresos, ciudades con estadios buenos,  hay y muchas, Cali, Medellín, Bogotá, Manizales, Pereira, Armenia, Bucaramanga, son ciudades con infraestructura y con escenarios que pueden albergar encuentros de eliminatorias.

Muchos me dirán, que el clima de Barranquilla nos ayuda, falso de toda falsedad, ese clima no  nos favorece un carajo, el 95% de nuestros jugadores viven fuera, así que da igual, no hay ventaja climática, es más, uno ve a los nuestros, con menos piernas que los rivales y afectados con la humedad de la arenosa.

En fin, deseo que la selección Colombia, que es de todos, juegue en todas partes  y que todos la podamos ver y apoyar,  Barranquilla para mí ya cumplió su ciclo, es hora de que otras ciudades tomen el testigo.
Un saludo.
Juango.

Compartir:

8 comentarios

  1. luis rincon

    3 febrero, 2022 at 7:46 am

    EL FÚTBOL ES UN OPIO
    El fútbol es un opio que consumimos los adictos bajo una empresa mafiosa llamada FIFA que tiene más países que la misma ONU cuyo interés es económico y el producto de sus franquicias , a través de sus federaciones, bajo la lupa del Tío SAM que persigue las «maturrangas » que no le convienen y condena.

    Así que los resultados de quienes clasifiquen o no, no les importa todo tiene su cronograma para su desarrollo y producido, sin importar, DONDE!!lugar, horarios, temperaturas, itinerarios, datos que en su momento el rebelde MARADONA denunció,se aprovecha la pasión de un pueblo que por su adición llora y gime.
    Al mejor estilo de Marino Millán ASI LO VEO YO.
    Luis Rincón

    Hincha de millos
    bogota

  2. Jorge Alberto Cadavid M

    2 febrero, 2022 at 10:21 pm

    POR COMENTARIO DE GILBERTO MALDONADO
    Todo esta tan claro, como lo expresa Don Gilberto, los Char ( política ) el fútbol como un trampolín para sostener el poder, exoneración total de impuestos, circo y votos y para ello Jesurun es el vínculo, el capo, quien desmonta la trinca?
    Jorge Alberto Cadavid M.

    Hincha de Nacional
    Envigado

  3. Gilberto Maldonado Bonilla

    2 febrero, 2022 at 8:06 pm

    CUIDADO CON EL FUEGO QUE ENCIENDES CONTRA TU ENEMIGO, NO SEA QUE TE QUEMES.

    El argumento que se tuvo para elegir a Barranquilla como «la casa» de la selección colombiana contiene un argumento que va más allá de lo meramente deportivo.

    Apunta a motivaciones políticas; también a motivaciones económicas consistentes en le exoneración de impuestos a la federación colombiana de fútbol. Una rotación de sedes para la selección sería una especie de subasta donde se miraría que sacrificios de tipo económico estarían dispuestas a hacer las ciudades con pretensión a ser la casa o la sede de la selección nacional de fútbol.

    Las aparentes ventajas en lo deportivo caen por su propio peso. Las temperaturas extremas como serían Barranquilla y la Paz en Bolivia están sobre-dimensionadas. En la sucursal del infierno, la selección nacional ha perdido puntos que ahora la tienen casi eliminada del próximo mundial.

    Solo por hablar de lo más reciente: Brasil, Ecuador y Perú han desafiado el infierno criollo. Y la selección Bolivia también ha perdido puntos en la altura de la Paz.

    Entonces, que ciudad o ciudades quieren ser sedes de la selección? Primer requisito: exoneración total de impuestos en beneficio de la mafia de la federación de fútbol. Se escuchan ofertas!!

    Gilberto Maldonado Bonilla.

    Hincha de Atlético Nacional
    Medellín.

  4. Rafael Ignacio Correa González

    2 febrero, 2022 at 8:58 am

    MITOS…SOLO MITOS…

    Apreciado Juan Gonzalo cordial saludo. Coincido con su comentario puntual sobre la sede, pero qué tal sí:

    -Empezamos por cuestionar la labor dirigencial de la Federación. Quien le pone el cascabel al Gato, todo a su alrededor es gris, opaco, nebuloso, cuestionado, en lo administrativo escándalo y no pasa nada y en lo deportivo no existe un plan serio desde divisiones inferiores en Selecciones Sub-15, Sub-17, Sub-20 etc…es un limbo, pero por extrañas razones NADIE dice nada, intocables Barranquilla , Jesurún y su corte.

    -La sede mas que cambiarla debe ser sometida a rotación, sin misterios ni regionalismos sino a conveniencia deportiva.

    -Ciclo terminado para un desconocido Reinaldo Rueda, temeroso, sin lectura adecuada de los partidos, cambios netamente posicionales, con estrategia conservadora demostrada y contada por Falcao ayer donde afirma que el entrenador habló de mantener el cero y contragolpear… qué tristeza..con miedo de arriesgar…ese tipo de mentalidad es obsoleta dadas las circunstancias especiales que el partido y la necesidad exigía.

    -Consecuente con lo anterior, equipo lento sin actitud, sin hambre, con miedo, me pareció estar viendo a las selecciones de los 70, donde se jugaba a que NO nos golearan…

    -Recambio inmediato dirigencial, técnico y de ésta generación de jugadores.
    Los que pedían a gritos a James, les dieron gusto y espero se hayan convencido del porqué tiene mas pinta de exjugador que cualquier otra cosa, no mas Falcaos y jugadores de salida ya…

    -No solo por jugar en Europa TODOS deben ser llamados…para mí esos dos centrales del Tolima darían hoy mas garantías y seguridad que lo visto a Mina y Davinson.

    -Gracias Cuadrado y Matheus que flojo jugador en Selección y con todas las oportunidades negadas a otros.

    -Tratar de elevar conciencia que ya los jugadores de primera linea deben quitar con vehemencia e iniciar juego, pero no con el compañero a los dos metros, no, con visión periférica de juego y largo.

    -Actitud, ardentía, ganas, deseo de grandeza y hambre de triunfos…y no jugadores AGRANDADOS superlativamente por algunos programas deportivos.

    -Cohonestar con la artimaña e idolizar jugadores que aunque técnicamente son buenos, como Profesionales y personas son gaminescos , cazapeleas y a esos los piden para Selección como salvadores y arriba de los 35 años…de no te lo puedo creer.

    En fín hay que empezar por desmitificar tanta situación sin sentido común, comprometiendo muchas veces el criterio a conveniencia de…ojalá esta vez sirva la experiencia aunque lo dudo pues el Fútbol es el reflejo de la Sociedad en que vivimos … por eso mucho me temo que NO PASARA NADA y NADIE DIRA NADA más allá de lo mediático y superficial sin tocar el tema de fondo y su génesis… Pobre Colombia.
    Rafael Ignacio Correa González

    Hincha de ATLETICO NACIONAL
    Medellín

    • Juan Gonzalo Montoya

      2 febrero, 2022 at 2:40 pm

      POR COMENTARIO DE RAFAEL IGNACIO CORREA
      Estimado Rafael:
      Acabo de leer tu comentario y estamos casi coordinados con lo que escribí hoy. Mil gracias por comentar, de acuerdo al cien con lo que planteas.
      Un abrazo.
      Juan Gonzalo Montoya

      Hincha de Atlético Nacional
      Cali.

  5. Jorge Alberto Cadavid M

    1 febrero, 2022 at 12:31 pm

    EL FÚTBOL ES DE MERCACHIFES
    El futbol es de mercachifes, sólo pesa el dinero, poco importa el equipo y el país, si la gallina de los huevos de oro es Barranquilla, Jesurum y su grupo nunca la van a sacar de esa ciudad.

    Primero que todo hay que acabar con esos » directivos » incrustados en sus puestos y su poder inamovible, para lograr un cambio, el mal del pais en todos los campos y el fútbol no se escapa a la corrupción, o si no, vean solo la reventa de boletas y sus problemas con la respectiva Superintendencia, y no vamos muy lejos en lo deportivo, Llaneros vs U Magdalena, que pasó, nada.
    Jorge Alberto Cadavid M.

    Hincha de Nacional
    Envigado

  6. Saùl Restrepo

    1 febrero, 2022 at 10:01 am

    MAS QUE CAMBIARLA, ES ROTARLA
    La sede en Barraquilla como todo asunto, tiene sus pro y sus contras.
    Sin embargo en este momento, esta sede es mas provechosa para la hinchada y no para el equipo, que al fin es donde se necesita sacar ‘ventajas’.

    Esta discusión no es progresista. En donde le metieron la lucha de clases y todo, como Jorgivam o el Félix. ¡No! Todo el tema se debe enfocar en si jugar ahí, obtienen o no resultados. O si le beneficia al equipo o no. Ya.

    Ahora; La culpa no es de quién va al estadio, ¿De dónde sacaron eso?

    Entonces; Si usted va a jugar a las 4:00 pm en el Metropolitano, se deben tener una táctica muy, pero muy definida para ese ambiente, porque en tal caso, se deben tener en cuenta mas factores como variables. Y por lo visto en estos partidos de local no se estimaron. Tanto Paraguay, Brasil, Ecuador y este último contra Perú, estos cuatro equipos jugaron a lo mismo, que es un decir, en esa cancha; Esperar y entorpecer. Partidos bien malucos. Y no lo digo por no haber anotado o por no haberlos ganado, fue su desarrollo.

    De ahí que los juegos en ese escenario no sean buenos, son atropellados y para nada vistosos. Le gente llega con una expectativa, y al pasar los minutos se van aburriendo, frustrando y apagando por lo que se va viendo. Sin continuidad es harto el partido, pesado y espeso. Desde que se note la incomodidad de los protagonistas, esta se va transmitiendo a la gente.

    Las otras selecciones juegan en diferentes estadios sin misterios, pero aquí se crearon unas ideas fijas, soportadas en diferentes circunstancias empezando por el subjetivo regionalismo, afirmaciones como ‘La casa de la Selección’, que excluye. O la más fantasiosa de todas; que si juegan allí ese solo hecho es garantía de sacar buenos resultados porque los otros, los foráneos se funden, mientras los nuestros el clima los mantendrá frescos.

    Los Jesurum deben elegir ahora que es mas importante en gestión; ¿Si continúan a favor del factor turístico o a favor de los resultados deportivos? He ahí la cuestión. No me quiero adelantar, pero pesa mas el primero, no lo dude. A esta hora que escribo esto, escucho a Pinto por La W, y pone también esta balanza en su exposición, sopesar los factores.
    Saúl Restrepo

    Hincha de Nacional
    Bogotá

    • Juan Gonzalo Montoya.

      1 febrero, 2022 at 12:39 pm

      EN RESPUESTA A SAÚL RESTREPO
      Estimado Saúl:
      Mil gracias por leer la columna, muy de acuerdo con su apreciación. La idea es que la selección rote por los distintos estadios del país, como lo hace Brasil y Argentina y que todos disfrutemos del equipo nacional.
      Un abrazo.
      Juan Gonzalo Montoya

      Hincha de Atlético Nacional
      Cali.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top