Capsulas de Carreño

La contraria.. Por Jorge Iván Londoño

 

Por Jorge Iván Londoño.

 

 

* Ojalá todos los partidos se jugarán en la tónica y en la táctica ganadora, y no en la excusa perdedora.

 

Si por llevar la contraria expidieran comparendos, el técnico Osorio se gastaría buena parte de su sueldo (mentiras, no mucho) en pagarlos. Para muestra el equipo que presentó anoche frente al Envigado para cada tiempo. En el primero alineó una  defensa de cuatro, que es lo más apropiado, así el equipo envigadeño no tenga un Lewandowski en sus filas, pero para llevarle la contraria al pueblo, salió sin volante de creación. Con razón anoche lució un elegante chaleco anticríticas.

 

No obstante carecer de ese armador, el equipo supo agruparse, para entre todos hacer las veces del “diez”. El Envigado, que lució un uniforme negro con sicodélicas formas rojas, muy diferente al aburridor naranja, es fiel a su municipio, toda vez que es un equipo organizado, agrupadito y de buen toque, dirigido por el español don José Arastay.

 

En el minuto 40 falta discutida de Braghieri da para penalti, bien cobrado por Neyder Moreno, que entre otras es jugador de Nacional prestado al equipo naranja porque no es del agrado del “profe”. Gracias a la diosa Ops, el gol de empate llegó al minuto 46, por la vía de un cabezazo de Vladimir, logrado en perfecto aterrizaje de barriga, ante centro de Candelo, de buen comportamiento por su sector. Como nadie esperaba que a un minuto de finalizar el primer tiempo se lograra el gol del empate, la celebración fue tímida, y más tratándose del  gol 100 en su carrera, plasmado en camiseta reservada para el momento y mostrada a la teleaudiencia.

 

Lo que siguió no fue el segundo tiempo sino otro partido, porque Osorio, para seguir en su tónica de llevarnos la contraria, entró los dos “diez”, Jarlan y Andrade, desajustó la defensa para que fuera de tres y replanteó la posición de varios jugadores. Estos movimientos no daban frutos, pero si para el Envigado, que a los 15 minutos logró nuevamente adelantarse en el marcador, debido a una serie de errores defensivos del verde. Diez minutos más tarde, Duque de cabeza empata a dos el partido y luego Perlaza logra el tercero y el de la victoria de violento derechazo, que sirve además para celebrarlo con un abrazo comunitario entre Osorio y sus muchachos, muestra de comunión y respaldo. Bienvenido todo lo que sea a favor.

 

En las postrimerías hubo dos situaciones que pudieron cambiar el resultado del partido. La primera un regalo (reloj Rolex GMT Master Ice de oro blanco con incrustaciones de diamantes de 30 quilates) que Blanco le hace a un jugador del Envigado, quien dispara a la portería para que Quintana salve en estirada de Circo del Sol. Y a punto de apagar los televisores, centro de Andrade que los sabiondos llaman de “tres dedos” y Duque que se enguarala en el cabezazo.

 

Menos mal se acabó con la racha de partidos perdidos, gracias al buen desempeño de la mayoría, y no obstante las confusiones tácticas que se lograron despejar, gracias a que Osorio, cuando no le da por escribir para futuros partidos, como anoche, decide de inmediato. Ojalá todos los partidos se jugarán en la tónica y en la táctica ganadora, y no en la excusa perdedora.

 

¡Ahí vamos! Como decía el borrachito.

Compartir:

Un comentario

  1. Juanfer

    4 octubre, 2020 at 7:49 pm

    *Por columna de Jorge Iván Londoño
    La contraria.. Por Jorge Iván Londoño https://capsulas.com.co/la-contraria-por-jorge-ivan-londono/ Cuando sobran los «detalles y los adornos» hasta los buenos comentarios se recargan y se tornan sosos. Es hora del cambio. ¡Ah! Señores Directivos @ClubAtlNacional OSORIO y su «CAMBIADERA»…¿CUÁNDO LO VAN A CAMBIAR?*

    *MAÑANA NO SEA TARDE.
    Juan Fernando Echeverry, Medellín

    Hincha de MI VERDE DEL ALMA
    Medellin

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top