Capsulas de Carreño

La Copa rota. (j.i.l.)

Sebastián Gómez, otra vez convertido en el chacho de la barra. Foto @nacionaloficial.

Por Jorge Iván Londoño Maya.
Columnista Cápsulas

 

 

*Amanecimos de copa rota, de verde desteñido y de clásico seguido.

 

Hinchas de Nacional albergábamos una ilusión, por chiquita que fuera, de comenzar con pie derecho el primer escollo para entrar a la Copa Libertadores. Dicen que la esperanza es verde, aunque nadie la ha visto, pero  ese color en este momento está agotado; así que más bien nos ilusionamos, porque de eso no conocemos el color.

 

Nacional tuvo una semana complicada para llegar a este partido de vuelta contra Olimpia. Lesiones de jugadores importantes y de otros no tanto, despedida del cuerpo técnico y llamado urgente del que se mantiene parado en la esquina, el bajón futbolístico y anímico (qué pesar) de varios jugadores, la ratificación de que al Presidente de la institución le falta “perrenque”, palabra tan de “yo me llamo” por estos días, el tejemaneje con el portero Quintana y los infaltables runrunes de camerinos, que siempre resultan ser ciertos. En fin, una chorrera de situaciones que obviamente en todo contribuyeron para que Nacional rompiera la copa y  comenzara a desangrar gota a gota el veneno de la eliminación.

 

El arriero Herrera, que anoche llegó al Atanasio sin  zurriago y machete, echó mano de los jugadores que tiene, no de los que quiere, pero aun conociendo la tarea que le esperaba a Nacional, remontar dos goles de diferencia, cometió el pecado de dejar sentado al Rifle Andrade, error que corrigió para el segundo tiempo. Bastaron 45 segundos para que la sensatez le pasara la factura.

 

El primer tiempo, jugado a ritmo de vals, como si el empate sirviera para clasificar, estuvo plagado de los pases perversos de Banguero, de las debilidades en defensa y el nulo aporte al ataque de Hayen, de los desaciertos de Nelson Palacio, que anoche además se volvió contestón, del nulo aporte de Dorlan, de las resbaladas de Mantilla y del cero pollito de Duque. En 47 minutos iniciales Nacional llegó dos veces al arco, con tiros fuera del área de Mantilla y Sebastián Gómez, otra vez convertido en el chacho de la barra. ¿Cómo pretendía Nacional revertir un una diferencia de dos goles con apenas dos  llegadas? pregunta que da pié para ratificar que a Herrera se le quedó el atuendo de arriero en la casa.

 

Del tiempo complementario se salva el primer cuarto de hora, en el que se logró el gol ya citado de Andrade, gol que le volvió a la esperanza el color verde, por el riflazo del mismo jugador, que pegó en el horizontal y que hubiera sido la primera piedra de la clasificación y por el cambio de actitud del equipo ¿Y porque ahora sí? Pero el castillo se derrumba con la salida en falso de Mier que origina el gol del empate al minuto 57, por la venida a menos de los arrestos y la expulsión de Aguilar por agresión física con un contrario.

 

Olimpia, equipo con carácter, oficio y astucia guaraní, comienza a manejar los hilos del partido y el reloj, apadrinado por el árbitro argentino Loustau.

 

Nacional, que se despide con extrema pobreza de la copa, fiel reflejo del manejo que se le está dando en todos los órdenes,  anuncia la llegada de un refuerzo para lo que sigue del campeonato local, se trata del señor Antonio José Ardila, dueño del aviso, que llega de tiempo completo y con la intención de enderezar el chasis de la institución, que bien torcido lo tiene desde años atrás. Ojala la visión de su padre Carlos Ardila le sirva de apoyo para poner todo en su sitio. Y que caiga el y la que tengan que caer.

 

Amanecimos de copa rota, de verde desteñido y de clásico seguido.

Compartir:

Un comentario

  1. jose Ignacio lopez g

    4 marzo, 2022 at 1:11 pm

    TEMA: NACIONALl
    ….y la que tengan que caer muy diplomático para pedir la salida de la hija del dueño . otros columnistas lo dicen de frente. bueno amanecerá y veremos.
    José Ignacio López G.

    Hincha de dim
    Itagui.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top