Capsulas de Carreño

La dialéctica entre lo defensivo y la impotencia.

Por Gilberto Maldonado Bonilla.

 

*Será un eterno retorno en el discurrir deportivo de Nacional. Un sistema defensivo se rompe con jugadores extremos. ¿Y dónde están?

==

Eso resume el partido del día sábado entre Atlético Nacional y Once Caldas. Un equipo visitando con la consigna de no perder dos partidos consecutivos frente al mismo rival. De ahí que priorizó lo defensivo, aquello de no perder.

Atlético Nacional queriendo y sin poder. Uno podía pensar que con condiciones climáticas más favorables, como la de noche del pasado sábado, se podía esperar un partido parecido al del día miércoles.

Se cumplió esa especie de maldición que a partido bueno le sigue el partido regular o el partido malo. ¿Hay que darle el reconocimiento a la consigna defensiva de Once Caldas o hablar de lo cíclico o de las limitaciones de Atlético Nacional?

Hablar de lo primero implica reconocer que el equipo verde no fue un desastre en lo que a la actitud respecta. Aquí no se cumplió el axioma de «querer es poder».

Hablar de mentalidad cíclica y de las limitaciones humanas nos puede explicar la razón del resultado final, el empate a cero. Jugadores de la llamada jerarquía no hay; se tiene en la nómina jugadores que de pronto se equivocan y hacen buenos partidos. Cualquier planteamiento desde el cuerpo técnico se estrella contra la mentalidad cíclica de los futbolistas.

Se pretende jugar a la ofensiva. Eso se aplaude porque es aproximarse a la esencia del fútbol y a aquello con lo que se ganan los partidos: el gol. Ahora se depende que Giovani Moreno y Dorlan Pabón y concreten en el arco contrario su potencia en el disparo de media o larga distancia.

En la actualidad el único delantero con vocación se llama Daniel Mantilla; a la limitación numérica hay que cuestionar que éste tiene que retroceder demasiado para hacer posesión del balón y cuando está en la posición de delantero la mayoría de las veces recibe de espaldas al arco.

Entonces la dialéctica entre lo defensivo y la impotencia, léase, limitaciones, será un eterno retorno en el discurrir deportivo de Atlético Nacional.

Un sistema defensivo se rompe con jugadores extremos. ¿Y dónde están?
Gilberto Maldonado Bonilla.

Compartir:

Un comentario

  1. Jorge Iván Londoño Maya

    27 abril, 2022 at 6:51 pm

    POR COLUMNA DE GILBERTO MALDONADO
    Muy concretos tus puntos de vista Gilberto, en especial el aspecto cíclico de nuestros jugadores, y anoto nuestros porque vemos que la constante en los jugadores europeos en alto porcentaje es el equilibrio en el juego. Nacional depende demasiado del bueno momento de los tres líderes, Andrade, Dorlan y Gio,si esto no se da, el resultado, en el mejor de los casos, será un empate.
    Jorge Iván Londoño Maya

    Hincha de Nacional
    El Retiro

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top