Capsulas de Carreño

La ira de Mousegne.

*Errores arbitrales desde 60 y más años… Ovidio Orrego era el mejor.

Por Tobías Carvajal Crespo.
Columnista Cápsulas – Cali.

 

El gran zaguero central Jorge Mousegne se dio a conocer en Independiente de Buenos Aires. Como pieza clave de tal equipo, pisó canchas colombianos por primera vez a comienzos de 1957.

Con él llegaron al país, haciendo parte del onceno identificado también como los Rojos de Avellaneda, el arquero Julio Cozzi, el delantero Camilo Cervino (quienes ya habían prestado sus servicios a equipos colombianos) y el marcador de punta Arcángel Brittos.

El balón, ya ligeramente tapado por el vertical, evidencia clara que éste entró al arco por el costado -roto- exterior de la red. Origen del escándalo. Archivo Tobías Carvajal.

El domingo 19 de marzo de 1961 jugaron en el estadio El Campín Independiente Santa Fe y América, en cumplimiento de la segunda fecha del torneo de aquel año. Ambos conjuntos venían de protagonizar un gran torneo en la campaña anterior: Los ‘Cardenales’ como campeones y los ‘Diablos Rojos’ como subcampeones.

El segundo de los cuatro goles que Santa Fe encajó aquella tarde en el arco americano, encomendado al golero criollo Oscar Saavedra, motivó una de las más iracundas reacciones presenciadas en el estadio bogotano.

En el minuto 39 del tiempo inicial, un remate del argentino Roberto José Castro lo validó el árbitro quindiano Ovidio el ‘Sauce’ Orrego (el mejor de su época) como segundo gol del equipo santafereño.

Una determinación totalmente errada en complicidad con el juez de línea de occidental, Guillermo Martínez (quien lo ratificó) pese a haber entrado el balón por un roto de la malla, junto al vertical, costado derecho del arco escarlata. Orrego, como era su deber, no verificó el estado de las redes antes de comenzar el juego.

La irregularidad de aquella anotación quedó claramente establecida gracias a una gráfica a 8 columnas del reportero gráfico Pontón del matutino EL ESPECTADOR el lunes siguiente.

A la conquista ‘Cardenal’,  dirigido por el balcánico Rodolfo Kralj, siguió una suspensión del partido por lapso de más de 22 minutos, pues la indignación de los americanos, que eran orientados por el maestro Adolfo Pedernera alcanzó ribetes de extrema violencia. Una total condena mereció tan antideportiva acción, en todos los medios del país.

Jorge Mousengne se dirigió a su propia portería y arrancó la red con la ayuda de su compatriota Juan Manuel López, quien había llegado 2 años antes al país, a las toldas del Deportivo Cali. Jugando precisamente para el equipo ‘Azucarero’ la tarde del 16 de agosto de 1959,  convirtió 5 de los 7 goles con los cuales el Cali superó a Santa Fe por 7-1 en el estadio Pascual Guerrero.

Sobre la determinación arbitral, vale anotar que al ser consultado de nuevo el ya citado juez de línea Martínez por el árbitro Orrego, previamente se acercó al hombre del banderín el subteniente de la policía Harvey Borrero, bien conocido pocos años antes en los medios deportivos del país por su excelente desempeño como atleta, en pruebas de medio fondo a nivel nacional e internacional.

Según nota especial del diario EL SIGLO, el oficial dijo en tono autoritario a Martínez: “Usted debe decir que no fue gol. No importa que se retracte. Diga eso solamente”.

Ante una negativa por parte del juez lateral, quien se extrañó de tal ‘orden’, replicó el oficial:  “Yo hablo y digo lo que me provoque…”

En aquel entonces eran los equipos de hombres como Manuel Pacheco, Oswaldo Panzutto, Ricardo Campana, Orlando Perazzo, Carlos Rodríguez, entre los bogotano y Marcos Coll, Alberto Castronovo, Rolando Serrano, Israel ‘Muelón’ Sánchez, Arcángel Brittos, Camilo Cervino, etc, entre los caleños. Un año más tarde Jorge Mousegne vistió la casaquilla de Santa Fe en escasos 16 partidos.

 —

P/D

A propósito de Atlético Mineiro vs. Boca Junior: Quien o quienes fueron matones con guayos, bien difícil que dejen de serlo luego como técnicos fracasados, directores deportivos o comentaristas deportivo con ínfulas de ‘mesurados’.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top