Capsulas de Carreño

La polémica de los canales (Luis David Obando)

 

Ilustración tomada de ww.semana.com

Ilustración tomada de ww.semana.com

 


Por: Luis David Obando
Columnista Cápsulas
Luis David Obando


-¡Cómo serían los indicadores si se midiera por aparte el rating del audio?
-Qué maravilla: con su artículo “Crítica para narradores de fútbol”, el maestro Andrés Salcedo ha dado en el clavo, de manera incluso literaria y con esa fina mordacidad de salida que no solo deja clara una posición, sino que inaugura los puntos suspensivos de una interesante participación masiva en el foro de Cápsulas, lo cual da cuenta de que es un tema anclado al corazón y la razón de los aficionados al fútbol en el país, que se cuentan por millones.

Sobrada autoridad moral tiene Salcedo, triunfador en la narración en TV no solo en Colombia sino en Alemania, lo cual no es poco. Entonces aquí tenemos no solo una opinión de momento sino un análisis calificado. Es decir, no se habla de algo que se siente (aunque también), sino de algo que se sabe en profundidad. Y no de cualquier manera, sino en escenarios de alto rendimiento tanto mediático como deportivo.

En cuanto a las posiciones, cada una de ellas respetable, hay todo tipo de bemoles, dependiendo del ángulo del cual se observe. Lo cierto es que se ha tocado un tema (que ya viene de días atrás en Cápsulas y todavía tiene mucha tela por cortar) del cual deberían tomar atenta nota los directivos de medios televisivos, pues en últimas no estamos hablando solo de personas (Eduardo Luis, Javier Fernández y demás) sino de pertinencia de estilos determinados en un medio audiovisual, no solo de audio.

Repasando las participaciones se observa una línea muy clara y definida de un sector de aficionados que añora la radio antigua y casi clama por volver a ella, pero en televisión. Otra, en sintonía con la anterior, defiende la opción de bajar el volumen del tv y acogerse a la emisora preferida o al silencio del componente únicamente visual. Otra, tal vez con criterios más técnicos desde el punto de vista comunicacional, defiende un tipo de narración propia para el panorama audiovisual, sin alternativas híbridas.

“Para todos hay”, dirían las abuelas. Pero no para todos igual porción en tamaño y calidad, agregaría yo, pues en ninguna de las opciones anteriores caben versiones puras. Por ejemplo, no es real la posibilidad de maridar imagen de tv con audio de radio, pues los tiempos de recepción son diferentes y el resultante es un caos que apagaría radios y televisores o enloquecería audiencias. Por otro lado, la imagen en el silencio de la sala o la alcoba, además sin la información necesaria sobre lo que se ve, resulta más bien un escenario de película surrealistas. Aunque en todo hay preferencias, claro, y al que le gusta le sabe.

Sea como fuere, las opiniones dan lugar al planteamiento de un interesante experimento: ¿Cómo estarían los indicadores si se midieran por separado los ratings de video (televisores encendidos) y audio (o sea, escucha de la transmisión)? No creo que técnicamente sea posible, pero sí sería aplicable una encuesta seria que dejara claro este asunto. Este insumo, sin duda, enriquecería el análisis colectivo, más allá de la variable del gusto.

Mientras tanto, planteo mi experiencia personal: me gusta el equipo principal de RCN, pero no soporto el eco que caracteriza su audio. Por tanto, sintonizo Caracol, cuyo primer equipo también es de alto vuelo, pero en los momentos de los goles cambio rápido a RCN, pues me parece insufrible la eternidad del “canto” de Hernández. Así me la paso de canal en canal, así que si miden mi rating, creo la cosa terminaría en empate.

Bienvenida entonces la polémica, con sentimientos pero también con argumentos. Y ojalá que estas voces lleguen a los oídos que deban llegar en Bogotá…

 

– – – – – – – – – – – –

EXTRATIEMPO. A la hora de los balances futbolísticos: 1) La Selección Colombia se anota un gran punto al llegar a semis de la América Centenario, pero el saldo de fútbol baja a cero después del punto alto inicial. 2) El DIM empezó mal el semestre y terminó redondeando una bonita campaña, con estrella o sin ella. 3) Paradoja: a Nacional no le alcanzan las semifinales de Liga y Libertadores para pasar el examen. Al contrario de su compañero de plaza, su campaña fue subiendo casi hasta tocar las nubes, pero viene en una picada que requiere un buen timonazo.

Compartir:

7 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top