Capsulas de Carreño

La rebelión en la granja

Por Gilberto Maldonado Bonilla.

 

 

*Tribunas vacías serían un buen comienzo para rescatar a Atlético Nacional como institución.
=====

Título de una obra de George Orwell. La traigo a colación a propósito de lo que sucede en Atlético Nacional.

Se ha escrito mucho, se ha hablado mucho. Pienso que ya ha agotado el material llegando a la «repetición de la repetidera». Una solución radical sería una ASISTENCIA CERO al estadio.

Un asomo de solución de la crisis de fútbol en Atlético Nacional está en la base de la pirámide integrada por los aficionados y por los mismos futbolistas.

Estos dos grupos son los más perjudicados por las políticas económicas de directivos y propietarios de Atlético Nacional, la OAL. En la cúspide se gestó un proceso condenado al fracaso deportivo. Falta darle solidez al fracaso económico.

Y ese papel lo deben asumir los jugadores y los aficionados. Los primeros porque los directivos están jugando con su futuro deportivo: depreciación acelerada y muerte deportiva prematura.

Y por el lado de los aficionados el problema envuelve aspectos políticos. Unos seguidores convertidos en zombies reclamando resultados, perdiendo el sentido de lo lúdico y lo estético en el fútbol.

Auténticos objetos del gran negocio del fútbol. No fueron un vector al momento de la formulación del manido proceso. Los derechos de los aficionados seguidores de Atlético Nacional no fueron tenidos en cuenta. Al fin de cuentas son solo una masa altamente alienada, que ve en el fútbol, como en cualquier narcótico moderno, la solución a las carencias y a la más distante posibilidad de solución de problemas y necesidades básicas.

ASISTENCIA CERO al estadio es el comienzo de esa especie de rebelión en la granja como en la obra de Orwell. Los directivos y propietarios de Atlético Nacional no se van a sacudir, no se van a cuestionar, si a pesar de sus políticas de ignorar el derecho de los aficionados al fútbol lúdico e instintivo, si en cada fecha tienen una buena cantidad de aficionados en la tribuna.

Tribunas vacías serían un buen comienzo para rescatar a Atlético Nacional como institución. Cambiar técnicos como cambiando de ropa interior no es la solución; como tampoco es la solución la ingenua y ridícula idea de la expropiación, aquello de dictarle a los directivos la venta de un derecho que tienen.

Tampoco es solución gastar parte de la existencia escuchando y viendo programas deportivos, los insulsos e insípidos debates que solo son parte del monstruo de la manipulación afectiva y deportiva.

Dejo esta idea: ASISTENCIA CERO al estadio.

Gilberto Maldonado Bonilla.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *