Capsulas de Carreño

La Sub 20. Por Juan Gonzalo Montoya, Madrid

Por Juan Gonzalo Montoya, Madrid

*Señores técnicos del fútbol, o cambian para beneficio del fútbol o seguimos mandando el mensaje que los buenos jugadores están bajo sospecha.

Escribí este artículo sin conocer el resultado del partido Colombia – Ecuador (0-1), pero viendo los pergaminos de ambas selecciones, definitivamente soy cero optimista de un resultado positivo por parte de nuestra selección.

Creo en gran parte que la responsabilidad del pobre desempeño del equipo no la tienen los mismos jugadores, puesto que ellos no son culpables que los seleccionen para estos menesteres, más bien responsabilizo de todo al seleccionador Arturo Reyes, al que algunos alcanzaron a pedir su nombre como seleccionador nacional de mayores y es que una cosa es dirigir a unos señores que se conocen de hace varios años y prácticamente juegan de memoria, son jugadores cuajados y contrastados y otra muy distinta a jóvenes talentos que están asomando al profesionalismo.

Pero por qué le caigo al profesor Reyes, pues por una sencilla razón, esta selección es pura talla y poco talento, no entiendo por qué en estas categorías les dio por llevar jugadores grandes y torpes en lugar de jugadores de contextura normal o pequeños, pero que no les pica el balón en los pies, el mundo está lleno de grandes ejemplos de  jugadores bajitos pero que juegan o jugaron de manera fabulosa.

Maradona media 1.65m, Messi 1.70 y Pelé 1.73m, ninguno de estos tres cracks mundiales fueron altos, pero entre los tres nos han dejado en la retina algunas de las mejores jugadas de la historia del fútbol, también podemos citar algunos casos de cracks locales como «El Pipa» de Ávila, «El Viejo» Willy y el maestro Alexis García todos ellos también de baja estatura pero de talento enorme.

Observando a los muchachos que están en Chile veo un grupo muy bien físicamente, pero con unas falencias a la hora de controlar un balón, de hacer un pase o de levantar la cabeza para jugar que dan grima, reitero los pelados no tienen la culpa, ellos hacen lo que pueden con lo que tienen y el tema no es de actitud ni falta de voluntad, a esa edad ya no le puedes enseñar a un muchacho parar un balón y a pegarle bien a la pelota, el que no aprendió ya no aprendió que se le va a hacer.

Yo solo pido que tengamos un equilibrio, que vuelvan a las selecciones esos locos bajitos que ponen de pie a la tribuna, sino miren al muchacho Enamorado, uno de los que al menos se atreve, pero es suplente y siempre entra al campo demasiado tarde.

Señores técnicos del fútbol, o cambian para beneficio del fútbol o seguimos mandando el mensaje que los buenos jugadores están bajo sospecha.
Saludos. Juango.

Compartir:

Un comentario

  1. Victor H Restrepo Tapias.

    5 febrero, 2019 at 6:56 pm

    *Por comentario de Juan Gonzalo Montoya
    Muy cierto señor Montoya, hace años nos viene pasando no sabemos si formamos futbolistas o basquetolistas? Pegados de la talla sin ideas ni talento y en el fútbol se necesita mas talento que fuerza. Ahora con todo respeto no quiero polemizar por racismo, he notado que el jugador de color es mas folclor que disciplina tàctica, se va de los partidos, duda, resuelve mal, como centrales son leones pero cuando los partidos requieren concentarciòn se pierden, se equivocan y los demás vacunan, como delantero es lleno de fintas, amagues y florituras pero a la hora de definir pocòn pocon sinceramente veo mucho morochaje con lomo pero con poca capacidad resolutiva o muy poco concentrados a la hora de defender, no les falta su embarrada.
    Víctor H. Restrepo Tapias, Cali, hincha de Nacional

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *