Capsulas de Carreño

La tocata Verde. (Opinión).

TUNJA. Jefferson Duque cobra con su estilo marca registrada y es el segundo de los tres de Nacional frente a Patriotas. triunfo que deja al verde de primero con 13 puntos de 15 posibles, y una diferencia de más siete. Foto @Dimayor.

Por Jorge Iván Londoño M.
Columnista Cápsulas.

 

Nacional saltó a la cancha del estadio La Independencia de Tunja a depender de sí mismo, estrenando marcador derecho con Felipe Aguilar, con su uniforme de gala y cinta negra en el brazo derecho, como homenaje al doctor Ardila Lülle, pero el homenaje no se limitó a la cinta, sino a la tocata, a la contundencia y a un cómodo marcador de tres goles, para sellar un triunfo que deja al verde de primero con 13 puntos de 15 posibles, y una diferencia de más siete. No se diga más.

 

El partido se jugó sobre una cancha que la han mejorado, y sobre la advertencia del presidente de Patriotas, de una posible demanda del partido si en la nómina de Nacional aparecían algunos de los refuerzos, debido a una posible irregularidad en la inscripción. Como andamos hasta el cogollo de líos, dejemos este nuevo sin desempacar.

 

Los primeros minutos tuvieron la inminencia de gol en los pies de Duque, Candelo  y Baldomero, con llegadas precedidas por una contundente tenencia del balón, que ve al minuto 35 la recompensa con el gol de Jarlan, con la antesala de una jugada en una baldosa, violento derechazo (y que conste que es zurdo) para que el balón bese la red.

 

El segundo tiempo comienza con una tímida arremetida Patriota, que pronto es equilibrada por el verde para volver a lo suyo, la posesión. Al minuto 48 descolgada de Andrade, que obliga a la devolución al portero por parte de un defensa, pero Duque se les anticipe, hace el chute a la portería sola en grima, y el balón se pasea de vertical a vertical como San Pedro por el Vaticano.

 

 

Diez minutos después, Andrade es derribado en el área y se decreta el tiro penal. Cobra Duque con su estilo marca registrada y es el segundo. Para celebrarlo se quita la camiseta que permite ver el sujetador más con pinta de brasier; por privarse de celebrar con la camiseta de sus amores, se gana la amarilla que puede dar paso a una segunda y con ella a la expulsión, tal como le sucedió a Arregui del DIM en el partido contra el América. ¿Hasta cuándo?

 

Minuto 85, Candelo hace  señor pase al centro del campo para que Yeison Guzmán (todavía con el uniforme aplanchado) debute con una habilitación de lujo para Castro, quien se saca el portero, hace centro atrás y entra Duque para sellar el contundente tres a cero. Celebración con camiseta puesta. Menos mal, porque un olvido lo puede tener cualquiera.

 

Las cifras de Nacional en este inicio de torneo permiten ilusionarnos, y más cuando el litigio aquel llegó a su fin, lo que le permite tener al técnico Restrepo una nómina para “quebrarse la cabeza”.

 

Señores jugadores del Quindío, bienvenidos  a la tocata verde.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top