Capsulas de Carreño

Leonel, por otro grito de campeón

 Leonel Álvarez buscará hoy su segundo título con el DIM en el torneo colombiano. Foto Henry Agudelo  / El Colombiano


Leonel Álvarez buscará hoy su segundo título con el DIM en el torneo colombiano. Foto Henry Agudelo / El Colombiano

Por Wilson Díaz Sánchez,
El Colombiano
Su presencia en la zona técnica contagia de seguridad y confianza a los jugadores en la cancha y a la fanaticada en la tribuna. Y es que esa figura atlética, de traje ajustado y rizos al aire, hace evocar jornadas de gloria que hoy se quieren revivir con una nueva estrella para el Poderoso.

Todos quieren dar el grito de campeón en el estadio Atanasio Girardot en compañía de Leonel de Jesús Álvarez Zuleta (49 años), el estratega que en el 2009-2 condujo al conjunto rojo a la obtención de la quinta estrella. Pero antes deberán librar otra dura batalla ante el Deportivo Cali que con sus veloces delanteros venció al DIM en el juego de ida, el pasado miércoles en Palmira, por 1-0.

Leonel, que recibió el testimonio de su colega Hernán Torres, a quien le ha reconocido su aporte en la campaña porque le entregó el equipo clasificado, completará hoy su séptimo partido tras su regreso al DIM, con un balance positivo: cuatro triunfos (incluido el 3-0 ante Junior que terminó 2-2, pero en el escritorio favoreció al DIM porque el equipo ñero utilizó 4 extranjeros en la cancha), un empate y una derrota.


¿Cómo está el corazón para este duelo final?
“Siento mucha responsabilidad, aquí todo se hace con amor, pero buscamos que no sea solo corazón, sino también con la razón porque hay que tener inteligencia para tomar determinaciones y tratar de mejorar en relación con el partido pasado”.

¿Le preocupan las variantes tras la sanción de Christian Marrugo y la lesión de Juan Fernando Caicedo?“Como lo he dicho siempre, independiente de los jugadores con que salgamos a la cancha, la intención es hacer un partido enorme y grande para poder celebrar con esta bella afición. Confío mucho en los futbolistas que tengo”.

Hay mucha confianza, a pesar de la derrota en Cali en el duelo de ida. Eso también se percibe entre la gente…
“Todos los hinchas siempre quieren ser campeones, es normal. Yo también estoy muy ilusionado y transmito eso que siento a la afición. Seguimos con los pies bien puestos sobre la tierra. No podemos confiarnos porque el rival tiene futbolistas jóvenes, debemos jugarnos una final en cada balón, disputarlo con ganas y valentía”.

¿Cómo percibe ese cariño de los hinchas y, sobre todo, la seguridad que usted le genera?
“En nuestro país hay muy buenos entrenadores y muchos merecían estar acá. En mi caso, hago el trabajo y busco darles soluciones a los muchachos cuando lo requieran. En esta ocasión espero estar a la altura para ayudarles con la estrategia y acertar en los cambios en momentos difíciles del partido que, ojalá, sean pocos”.

Todo el mundo habla de lo peligroso que es el Cali en ataque, ¿eso le inquieta demasiado?
“Lo importante es estar atentos. El Medellín también tiene delanteros y volantes que generan fútbol y aportan goles. Otra vez vamos a encarar un duelo bonito en el que sacará ventaja el que esté más concentrado, el que verdaderamente juegue como se deben las finales. Para nosotros la tenencia de la pelota y saber manejar los tiempos será clave. La experiencia también jugará un papel determinante a la hora de tomar decisiones en la cancha. Así como el Cali, nosotros tenemos las herramientas para buscar la estrella. Estamos ilusionados y esperamos jugar bien”.

¿Su paso por el Cali le da una ventaja, aunque Pecoso Castro demuestra gran manejo con sus muchachos?
“Es cierto. El profesor Fernando ha estado más con el equipo y lo conoce pero yo puedo conocer más a los jugadores. Lo importante ahora es finalizar bien estos 90 minutos en medio de un marco espectacular en el estadio Atanasio Girardot”.

¿Qué debe mejorar el DIM para rematar la serie?
“Entregar mejor la pelota, porque en Cali fallamos en eso. El rival tiene jugadores en punta que aguantan bien el balón y hay que controlarlos. Mire que allá mejoramos y el segundo tiempo fue muy bueno para nosotros. Yo soy muy optimista, la serie está abierta y somos fuertes en casa. Tenemos una afición poderosa y grande que se va a hacer sentir. Primero hay que empatar y si tenemos la posibilidad, seguir de largo como se dice. También tenemos un extraordinario arquero para responder en cualquier eventualidad que se presente”.

 

Esa fe que usted irradia se siente demasiado…
“Hoy más que nunca creemos en el trabajo que se ha hecho. Yo me la creo, por eso celebré una derrota que no es usual en mí, esperamos remontar con el apoyo de nuestra afición. Dependemos de nosotros y, en casa, seguramente será a otro precio. La fe mueve montañas, hay que sacar a relucir todos los ases para este partido tan importante que nos vamos a jugar, hay que generar mucho fútbol porque estamos frente a un gran equipo que también ha hechos méritos para llegar hasta esta final.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top