Capsulas de Carreño

Listo el pollo. Por Jorge Iván Londoño Maya.

Por Jorge Iván Londoño Maya

*No solamente hay que ganar como reyes, sino reinar como tal.
——

Ahora sí quedó listo el pollo. Se acabaron los plazos para más ajustes, para moldear más estrategias. No más largas al proceso. Lo hecho hecho está. Que salga bien o salga mal dependerá en muy buena parte de los jugadores, y claro, de la mano del técnico, una mano clarita para hacer la alineación, para recomponer sobre la marcha del partido, para hacer el primer cambio así sea en el minuto 5 del primer tiempo. ¡Qué carajos!  Para vivir el partido pero de pié y en la raya, no sentado patijunto en el banco haciéndole comentarios con bocas torcidas al asistente.

 

Si Señor Lillo, es a usted a quien me refiero, y también a los jugadores de nuestro amado verde, porque son ellos los que hacen pases horrorosos, los que están llenando de balones los balcones de los edificios sobre la calle Colombia por el cobro los tiros libres, los insolidarios en la marca, los egoístas, los que no desbordan, hasta los bravucones, para muestra un Dayro que en mala hora le dio por arreglarle el mechón a otro, sabiendo que lo hace muy bien con el propio.

 

Atrás quedaron los veinte partidos, cantidad más que suficiente para tomar las decisiones definitivas y correctas en esta instancia final. Al frente estarán los Pijaos, con su Gamero enloquecido en la raya, técnico que además de sudor expele adrenalina hasta por el pelo. Si no cree, vaya abrácelo cuando termine el primer partido

 

Claro que tenemos con qué, pero la duda es el cómo, y esas cuatro letras le quedan íntegras a usted y a los jugadores. Aproveche esta instancia y vuélvase parcero de la hinchada, hágase querer con argumentos sencillos, no con frases envueltas en harina Cervantes.

 

La columna vertebral del equipo es excelente. Mire bien: Armani (Qué lujo), Aguilar (Hágame el favor), Diego Arias (Un trisito más), Macnelly (despedida por lo alto), Luis Carlos Ruiz (Ahora o nunca) y Dayro (Goleador) siempre y cuando no le den más de dos fechas de suspensión. (Sueñe papito).

 

Perdonen que insista, pero somos los actuales campeones del torneo colombiano y de la Copa Libertadores. ¿Habrá que mostrar el palmarés? Nos damos lujos que ningún otro equipo, como aquello de cederle la Copa Suramericana al Chapecoense y una estrella al Santa Fe. ¡Por favor!

 

No solamente hay que ganar como reyes, sino reinar como tal.

Compartir:

3 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top