Capsulas de Carreño

Liverpool, campeón.. Por Javier Castell López, El Heraldo

 

Por Javier Castell López, El Heraldo

*Tiene este Liverpool una sorprendente calidad técnica en la elaboración y ejecución de las jugadas a un alto ritmo físico.

Treinta años después, el Liverpool se coronó campeón de la Premier League. A falta de algunas fechas para el final del torneo y por más de 20 puntos sobre el Manchester City que es segundo. Una temporada abrumadoramente superior en la que es la Liga más equilibrada de las grandes de Europa. En la que compiten por el título, a diferencia de España, Italia, Alemania y Francia, al menos seis clubes en igualdad de condiciones al iniciar la competencia.

Hace cinco años pusieron sus ilusiones en el cerebro y el carácter de Jürgen Klopp. Un carismático y audaz entrenador alemán que, durante varias temporadas, le había hecho pasar malos ratos al Bayern dirigiendo al Borussia Dortmund en la Bundesliga. Y, con el cual, llegó a la final de la Champions League.

Sus primeros tres años no arrojaron grandes sucesos estadísticos, al transitar entre el octavo y el cuarto lugar en la tabla de posiciones. Pero, a diferencia de lo que suele ocurrir en el impaciente ámbito de los dirigentes e hinchas, esta vez confiaron más en lo que veían en la cancha que en lo que mostraba la tabla. Seguramente, porque la propuesta futbolística que patrocina Klopp conecta, alienta el optimismo.

Esa efervescencia con la que se despliega el Liverpool en la cancha durante todo el tiempo es admirable y emociona. Ha logrado, en un nivel superlativo, hacer coexistir la precisión del cirujano con la velocidad de un Fórmula 1.

Tiene este Liverpool una sorprendente calidad técnica en la elaboración y ejecución de las jugadas a un alto ritmo físico. Achicopala a sus rivales por su intensa presión. Sus laterales son delanteros. Sus volantes organizan y visitan permanentemente el área rival. Su tridente ofensivo es, quizá, el mejor del mundo actualmente. Salah y Mané, hoy por hoy, son dos de los cinco o seis mejores delanteros del mundo. Y Firmino, es su “facilitador”, como decía del inolvidable Tostao.

Allison, el gran arquero brasileño, y Virgil Van Dijk, el gigante defensa central holandés, aumentaron la jerarquía colectiva reforzando las dos posiciones que mostraron fragilidad en el pasado reciente.

¡Congratulaciones para el gran campeón!

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top