Capsulas de Carreño

Liverpool en Cápsulas (I)

Primer equipo de Liverpool de la historia. En fila sentados: el presidente John Houlding al centro y con sombrero y bigote el técnico John McKenna. Foto archivo Tobias Carvajal.

—-

  • En septiembre de 1892 ‘nació’ Liverpool.
  • El técnico John McKenna lo llevó a primera división.

— 

Por Tobías Carvajal Crespo.

 

A rey muerto, rey puesto. Nada más cierto. Los aficionados colombianos seguimos con especial interés la vinculación de Radamel Falcao García al Atlético de Madrid, su primer equipo de verdadero prestigio en Europa. Ese torrente de emociones continuó con James Rodríguez Rubio al protocolizarse su vinculación al poderoso Real Madrid.

Fecha a fecha, los diversos medios nacionales e internacionales, pendientes por muchos meses del quehacer de estos dos jugadores nacionales. Ahora, en tiempos de natural decadencia de ambos, el tercer jugador criollo, con dimensión y captación de interés exactamente igual, es el guajiro Luis Fernando Díaz Marulanda, o mejor Lucho Díaz como ya lo identifican los flemáticos ingleses.

Amén de los beneficios para el jugador, por fin el mundo geográfico empezará a conocer, en detalle, dónde queda La Guajira colombiana, ignorada por centurias.

Ahora bien de aquí para allá bueno es conocer, con base en algunas pinceladas, adónde fue a parar con su velocidad, destreza y gambetas el hijo de Barrancas.

La primera referencia histórica de Liverpool -como nombre- data de 1207, según carta del Rey Juan de Inglaterra. Sobre el origen de su nombre, la más reconocida por los historiadores nació de la fusión de dos palabras: Laver planta acuática abundante en la zona y Pool, estanque.

Con la creación de la Asociación de Fútbol el 26 de octubre de 1863, la fiebre por el balompié se extendió por la isla británica y con la redacción, en 1870 de las reglas de este deporte, la fundación de clubes en las principales ciudades de Inglaterra se incrementó.

En Liverpool, muy de ‘moda’ ahora entre nosotros, el primer equipo fundado oficialmente fue el Everton, en 1878 (que con el discurrir de la historia y junto al Manchester United) son los máximos rivales del actual Liverpool.

La sede del Everton, precursor del fútbol en Inglaterra fue el estadio Anfield, construido en 1884, ubicado al norte de la ciudad, en terrenos que eran propiedad de los hermanos John y Joseph Orrel, acaudalados productores y empresarios cerveceros.

Dos de los iniciales gestores del Everton, John Houlding en calidad de presidente y el irlandés John McKenna, miembro del cuerpo técnico del mismo equipo, decidieron luego de algunos contratiempos financieros con la administración del estadio Anfield, crear una nueva franquicia.

Esa franquicia, con la condición de adoptar el nombre de la ciudad, dio origen al equipo Liverpool, que oficialmente nació al mundo del balompié el 1º de septiembre de 1892. Los colores y logotipo de la escuadra, identificativos de los valores más representativos de la ciudad.

Pero los inicios de Liverpool no fueron fáciles. Su petición de ingresar a la recién formada Segunda División, en 1892, no fue acogida en primera instancia. Fue rechazada de plano. Un año más tarde, luego de ganar la Liga Lancaster y la Copa del Distrito de Liverpool, la Asociación inglesa admitió al equipo en el circuito Nacional de Ascenso. Entró a formar parte, como se dice, de las ‘grandes’ ligas.

Y dieron la sorpresa en su campaña de estreno -1893-1894- pues terminaron invictos, en juegos correspondientes a la Segunda División. Para escalar definitivamente a la máxima categoría, Liverpool, dirigido por el técnico John McKenna, enfrentó y derrotó al Newton-Heal (fundado el 5 de marzo de 1878) que con el transcurrir de los años se transformó en el famoso Manchester United de nuestros días, a partir del 24 de abril de 1902.

Un triunfo que significó la llegada del Liverpool, hoy admirado con el juego de Lucho Díaz, a la ‘alta sociedad’ del balompié inglés.

o-o-o-o-o-o

P/D.
Próxima nota, unas Cápsulas más contemporáneas, para estar al día con el equipo de ‘actualidad’ en cuanto al interés nacional.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top