Capsulas de Carreño

Lo de Osorio puede ser patalógico. Opinión.

CALI. Julio Comesaña: «Juan Carlos Osorio tiene que recapacitar o visitar algún especialista». Foto tomada del diario El País.

===

Por Luis David Obando López.
Columnista Cápsulas.

 

Cuando se habla de ciertas enfermedades, hay que hacerlo con respeto y comedimiento. Por eso no hay ningún ánimo malsano sino más bien una consideración humanista para señalar que lo de Juan Carlos Osorio hace ya varios meses muestra la urgente necesidad de una ayuda psicológica o psiquiátrica.

No es sino repasar las conductas erráticas y las declaraciones por decir lo menos confusas, contradictorias y lejanas de las evidencias para todos visibles, por lo menos desde su segundo ciclo con Atlético Nacional. A partir de entonces, daría la impresión de que la obsesión por dirigir la Selección Colombia hubiese obnubilado su juicio, apartándolo de la realidad.

Cada declaración resulta más incomprensible y contraevidente que la anterior. Afirma algo y luego se desdice, presenta disculpas y vuelve a las andadas. Manotea árbitros, insulta rivales, ahora los pisotea flagrantemente ante el mundo entero, y él ahí, en su propio mundo, en el cual él y su equipo serían ejemplo de lo que debe ser el fútbol nacional e internacional.

Hay más: desde el banquillo de la Selección de Paraguay, se promueve y da bombo para dirigir la de Colombia, hasta el punto de hacer un físico imposible ese propósito. Más recientemente, con Rueda todavía al timón, se ofrece para gratuitamente ser DT de la misma. En otra entrevista, se autopostula como ministro gratuito del Deporte.

Y cada semana resulta como “fijo” para remplazar algún entrenador caído en el continente o el mundo. Al parecer, en su propia mente, Juan Carlos Osorio encarna lo que debe ser (y de pronto, para él, hasta es) el fútbol y la actividad deportiva en su conjunto. Para muestra, cada intervención en conferencias de prensa tras los partidos del rentado doméstico, cada entrevista, y ahora, ni más ni menos, la cobarde y aleve agresión a un contrario caído. ¿O pensará decir que es una ilusión óptica, o que Mosquera puso adrede el pie debajo de su zapato, agrediéndolo?

De verdad, es con el mayor respeto: vale la pena que Juan Carlos Osorio busque ayuda médica profesional.
Luis David Obando López.

Compartir:

3 comentarios

  1. Juan Manuel Uribe

    19 marzo, 2022 at 7:18 am

    CASO OSORIO
    Más que molestia, es desprecio por los demás y por el entorno lo que muestra a diario el señor Juan Carlos Osorio.
    Juan Manuel Uribe

    Hincha de Colombia
    Medellín

  2. Victor H Restrepo Tapias.

    17 marzo, 2022 at 6:49 pm

    CASO JUAN CARLOS OSORIO
    Verdad muy cierta, es increìble dizque un señor con roce en el Manchester City salga con esas patanerìas, es reflejo de alguien que para mi siempre ha sido incoherente. Cuando estaba en Nacional lo llamè el orate del fùtbol y creo que no estoy equivocado.

    Miren ustedes como una persona insiste con una metodología de trabajo que no hay prueba de resultados eficientes, los triunfos de Nacional con èl fueron mas por capacidad de sus jugadores que por mano tècnica.

    El consuelo para este señor, segùn psicólogos y siquiatras es que todo ser humano tiene una tara, en unos mas que en otros pero parece ser que a la gran mayoría la psique nos falla. Que pesar.
    Víctor H. Restrepo Tapias

    Hincha de Nacional.
    Cali.

  3. Juan Manuel Uribe

    17 marzo, 2022 at 4:57 pm

    POR COMENTARIO DE LUIS DAVID OBANDO
    Luis David hace un análisis certero de la persona que es Juan Carlos Osorio. El risaraldense confirma a diario su molestia por los demás y por el entorno.
    Juan Manuel Uribe

    Hincha de Colombia
    Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top