Capsulas de Carreño

Lo malo y lo feo de nuestra actualidad futbolera (Jorge Enrique Vanegas)

Jorge-Enrique-VanegasPor Jorge Enrique Vanegas

——————————————-
*Para nada está bien que se pierdan los elementos de identidad de una divisa.
———————————————

 

Lo primero.  Lo dijo muy claro el técnico  uruguayo Gerardo Pelusso.de Santa Fe. Cómo se finge, como se pierde tiempo y se interrumpen los partidos en el fútbol colombiano. Y claro esto acolitado por técnicos y, sobre todo, los mediocres árbitros que son permisivos, que no tienen autoridad y que dan licencia a jugadores que engañan y en vez de dedicarse a jugar al fútbol, ensucian con sus actos los partidos.

Lo segundo. Nacional resignó e hipotecó sus insignias definitivamente. Ahora su color de uniforme es azulito claro, tenue y tirando a celeste.  Ha tenido como auspicio de sus uniformes a los dos más grandes:  ADIDAS (Alemanes) y NIKE  (Norteamericanos).   Pero que diseños tan horribles, que color tan distante de los emblemas e íconos del equipo verde. Ya sale de gris, de azul, de negro, verde azufre.  No, para nada está bien que se pierdan los elementos de identidad de una divisa.  Deberían aprenderle al DIM que nunca renuncia  a los suyos.

Lo tercero. La despersonalización descarada de las divisas del fútbol nuestro.  Esto por Barranquilla, ahora hasta como local, el Junior de azul celeste y negro, enfrentando al Tuluá el domingo anterior.  Es una afrenta a la afición, la tradición se hipoteca sin razón, y no es para nada  la carta de presentación de nuestros equipos frente a su público.  Otro irrespeto aún para sus patrocinadores.

Lo cuarto. Que los colombianos sigan privados y limitados para ver el fútbol en las señales de cable y que el gigante UNE, con la mayor inserción en el mercado, no haya puesto a disposición de los clientes afiliados y subscriptores este servicio.  Todos sometidos al canal WIN, con las pésimas transmisiones tanto en televisación como en narraciones y comentarios, peor en las entrevistas, salvo cuando están comentaristas como Iván Mejía o  Carlos Antonio Vélez y los muy pocos comentaristas que saben entrevistar y preguntar, en tan complejo género del periodismo.

Lo quinto. La manifiesta inequidad de nuestro balompié.  Nacional visitó a Águilas en el Atanasio Girardot, obvio que fue realmente el  local, en la primera fecha.  Millonarios espera como visitante a Patriotas en Bogotá en su estadio el Campín. Santa Fe fue visitante en el estadio de Techo de Bogotá del Chicó.  Estos hechos le restan seriedad al torneo, incoherencia y falta de equilibrio como de justicia.

Lo sexto. Los paños de agua tibia ante la problemática de los hechos de violencia generados alrededor de nuestro complejo fútbol y las barras bravas.  El caso de Medellín, una fecha sin público cuando se midió al Caldas, la tribuna Norte desierta y sancionada en el último juego frente al Tolima. Definitivamente les quedó grande el tema a las autoridades y a los propios clubes y ello no es suficiente para generar cultura de respeto, paz y tolerancia.

Lo séptimo. Los jugadores y sus celebraciones ofensivas o piadosas en la liga Águila.  Unos que marcan gol y salen a colocarse de espalda a las tribunas y a señalar su dorsal y número como retando al público, como con rabia.  Otros que les da por orar, rezar, alzar las manos como si estuvieran en un culto religioso.  Ni lo uno ni lo otro. Hay jugadores más preocupados por ello que por dedicarse a lo que deben hacer con sobriedad en el terreno de juego.  Otro reclamo a las tonterías que se ven en nuestra Liga.

Lo último. La “audaz” programación del único fogueo de Colombia antes de medirse en la primera fecha de eliminatoria mundialista al Perú.  Pues su rival en el amistoso de jornada FIFA es Perú. Es más, lo acaban de enfrentar en la Copa América de Chile.  Obvio que es mejor rival que Bahrein o Qatar, pero no tiene presentación.  Esa es la calidad de los dirigentes nuestros y, en especial, del presidente de la Federación colombiana, señor Bedoya.  Otro miembro FIFA en el ojo del huracán por sus negocios manejando nuestro balompié y muchas más actividades de CONMEBOL y la propia FIFA.

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top