Capsulas de Carreño

Loas y aplausos para Alejandro Restrepo.

MEDELLÍN. Forcejeo por el balón entre el colombiano Andrade y el uruguayo Menosse. Con el joven técnico Restrepo es otro Nacional con los mismos jugadores que fracasaron con Osorio y Guimaraes. Foto @Dimayor.

Por Jorge Alberto Cadavid M.
Columnista Cápsulas.

 

*Es el joven técnico con los mismos jugadores que fracasaron con Osorio y Guimaraes.

 

Este Nacional es otro y con los mismos jugadores de la mano del joven Restrepo que muestra ya un equipo compacto y en lugar de un alud en ataque empieza a implementar el equilibrio, pero sin dejar de priorizar el gol.

Todo esto se ratifica en el campo de juego y empieza potenciando jugadores que no venían con buen pie.

Marulanda marca la derecha y Candelo donde es productivo, extremo y así empiezan las sociedades productivas.

Banguero crece, se acerca en algo a lo que fue en el Tolima o si no la llegada y el centro para el gol de Álvez ( le tapó la boca a la tribuna y la acogida y defensa de sus compañeros).

En la inicial por parte de Perea , vimos los pases largos cruzados como lo hacía Henríquez, destino al botín de su compañero.

La dupla Andrade – Barrera hacen otra sociedad, una sinfonía de toque productivo que crece.

Hoy ante el Cali y en la etapa inicial, todo funcionó con solvencia, los laterales y extremos ampliaban la cancha, esto permitía que por el interior jugaran Barrera y Andrade y cuando se perdía la pelota la defensa se recomponía con orden.

Y a todo señor todo honor. Hoy Quintana fue parte importante de los puntos logrados, atajó con clase de arquero grande que es lo que deseamos.

En la complementaria inexplicable Nacional entregó la pelota, se recogió en su propio terreno y Cali adelanta líneas, llegó, aprovechó algunos errores en defensa, pero perdonó, dilapidó las opciones.

Ambos equipos hicieron sus cambios y la dinámica continuó, Nacional se sacudió y concretó el definitivo gol de disparo efectivo por Marulanda y así llegar un esperanzador triunfo, tercero en línea de Liga.

Para destacar lo que se palpa, un buen ambiente, todos logros del joven técnico, es decir mano en lo técnico, mano en lo humano.

Y como no tocar el tema de la imposibilidad de inscribir los cinco refuerzos que tanto alegra a más de uno, pero que tanto nos duele, no contar sobre todo con Pabón es una desgracia.

Será que el joven técnico con los mismos jugadores que fracasaron con Osorio y Guimaraes, nos pone a soñar y recuperar la dignidad y la grandeza Verde?

Compartir:

3 comentarios

  1. Rafael Ignacio Correa González

    9 agosto, 2021 at 8:14 am

    SI .. VIMOS EL MISMO PARTIDO DE JORGE ALBERTO CADAVID

    Para resaltar, la grata sorpresa con el técnico Restrepo que de a poco y sin necesidad de realizar ensayos fallidos ha venido acoplando a estos jugadores a lo que siempre ha jugado Nacional.

    Poco a poco el esquema acoge a jugadores que aunque no son lo ideal los arropa, para mí Rovira sigue en deuda, pero el esquema y los resultados lo avalan.

    Sin duda se está reconstruyendo de las cenizas en lo deportivo y eso es un aliciente para todos los seguidores.

    Queda pendiente, enderezar el tema dirigencial en el publicitado tema con Cortuluá..Nunca antes al margen del tema en sí había visto tanta felicidad en seguidores de otros equipos, periodistas y ex-jugadores, hoy opinadores, con lo que le está pasando a Nacional…Precio de la grandeza sin duda.
    Rafael Ignacio Correa González, columnista Cápsulas

    Hincha de ATLETICO NACIONAL
    Medellín

  2. Gilberto Maldonado Bonilla

    8 agosto, 2021 at 7:51 pm

    ¿PROBLEMAS DE MENTALIDAD O PROBLEMAS DE LIBRETO?

    Son los interrogantes que quedan no solo después de un partido de fútbol, no solo de Atlético Nacional, sino de la totalidad de equipos en el fútbol profesional colombiano.

    En términos generales, en este país los equipos medianamente al fútbol hasta cuando logran, así sea por equivocación, ponerse en ventaja en el marcador. Un gol y hasta ahí pareciera que llegó el partido.

    Lo de anoche, partido Atlético Nacional-Deportivo Cali- no fue la excepción. Minuto doce y el verde se va en ventaja; merecida por la exposición en el campo de juego. Excelente partido jugó el verde en el primer tiempo.

    Para el segundo tiempo, la norma general: conformismo, aparece en el escenario la ley del menor esfuerzo. El vicio crónico y desesperante para la tribuna ver un equipo «administrando» la miseria; queriendo soportar de manera peligrosa, casi que en actitud suicida, el partido en el sistema defensivo.

    El fútbol instinto diría que ante un equipo acosado por la necesidad, el Deportivo Cali, el imperativo sería no abandonar la idea de la búsqueda constante del arco rival evitando así el embotellamiento al que fue sometido Atlético Nacional durante casi todo el segundo tiempo.

    El abandono de lo instintivo me conduce a la idea que dejar hacer al equipo rival adueñado del terreno de juego y del balón, es parte de un siniestro libreto y del predominio de lo ideológico, los sistemas, sobre lo instintivo.

    Deportivo Cali, no se si por condición propia o por que Atlético Nacional metido en cuento de lo administrativo, no consiguió igualar el partido en lo que al marcador respecta, gracias a la actuación de Aldair Quintana.

    A este cuestionado arquero se debe en gran parte el resultado final del partido. Pasando de lo gris en el comportamiento del verde pasemos a lo grato, a aquello que nos puede llevar a recobrar la fe en un buen campeonato de Atlético Nacional.

    Aquí para resaltar la actuación de jugadores cuestionados y resistidos por la tribuna y por la crítica-crítica. No solo en términos netamente utilitarista, los goles conseguidos por Alvez y Marulanda. También importante el partido de Banguero.

    Se resalta la actuación de Jarlan Barrera en el sentido de que ya no está tan preocupado por cazar peleas con los árbitros. ¿Será posible superar lo cíclico?

    Excelente la recuperación de Jerson Candelo como jugador extremo. Esto ha llevado a un renacimiento de Marulanda.

    A superar lo gris, lo cíclico, el conformismo suicida y sus seguidores podrán hablar de una buena campaña de Atlético Nacional.

    Gilberto Maldonado Bonilla, columnista Cápsulas

    Medellín.

    • Gustavo Ruiz

      11 agosto, 2021 at 7:17 pm

      EN RESPUESTA A GILBERTO MALDONADO BONILLA
      De acuerdo con usted don Gilberto, Nacional debe superar esa modorra en la que cae y esa pasividad. Pero también coincido en la manera como destaca a Álvez, Candelo, aunque jugó mal y a Marulanda. Y es ahí donde radica el mérito del técnico. Pura sensatez para poner a los jugadores donde más rinden y para generar una estructura y funcionamiento que los potencie.
      Gustavo Ruiz, Medellín
      PDTA; aún no lo hemos visto con el marcador en contra. Eso mide el coraje y el criterio.

      Hincha de Nacional
      Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top