Capsulas de Carreño

Los viudos y la Dimayor. Por Hugo Illera, El Heraldo

Por Hugo Illera, El Heraldo.

*Sin ofender, hay equipos que no aportan nada al desarrollo del fútbol en nuestro país.

El siempre fallido intento por generar un cisma en la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano viene intentándose desde la salida de Judas el 8 de junio del 2018. Ese día se terminaron los privilegios para algunos equipos chicos, por parte de la presidencia de la entidad, como permanentes y cuantiosos adelantos en dinero de participaones a futuro a clubes como Patriotas, Huila y Jaguares y los famosos viajes internacionales a España, Inglaterra y oriente para “hacer amistad” con las grandes ligas del mundo. Desde entonces, algunos equipos chicos cercanos a Judas han caído en la inopia deportiva. Últimos equipos en las tablas de posiciones, cero fútbol, y nada de público.

Sin ofender, hay equipos que no aportan nada al desarrollo del fútbol en nuestro país. Son equipos con escaso valor en costo, nóminas y espectáculo y son los que más exigen y siempre andan quebrados. Dinero y poder. De eso es de lo que hablan, pelean, ponen palos a la rueda, quiere mandar y repartir, pero de aportes al fútbol, nada que nada. De eso no hablan.

Y, con respeto también, hay quienes posan como si fueran dueños del Barcelona, Real Madrid, Juventus, Liverpool o Bayern.

Todas las votaciones a que se someten pierden. Cuando sacaron a Judas, cuando eligieron a Vélez, en la última asamblea hubo cinco votaciones para diferentes proposiciones y las perdieron. Pero, aun así, insisten en su campaña de torpedear.

El afán de perseguir al presidente Jorge Enrique Vélez es con el propósito de ocultar que ellos aprobaron la realización del contrato chimbo con la empresa gringa para la televisión internacional. Cinco equipos chicos tienen voz y voto en la comisión de mercadeo y dieron su visto bueno y todos votaron en asamblea para que se acogiera con alfombra roja los 60 millones de dólares y cargaron y aplaudieron a Tulio Gómez por haber conseguido semejante negocio. El sólo monto del mismo presagiaba en lo que finalmente terminó.

Repitieron el cuento de la lechera y, ahora, sobre la leche derramada, buscan la cabeza de Vélez para inculparlo de sus propias culpas y, como no lo han logrado, seguirán jodiendo por los siglos de los siglos (amén) hasta que aburran a los demás o se aburran ellos mismos.

Ni fútbol, ni ideas, ni desarrollo. Solo joder. Viudez del poder, que le llaman algunos…

Compartir:

Un comentario

  1. Victor H Restrepo Tapias.

    1 julio, 2020 at 9:48 pm

    *Por columna de Hugo Illera

    Señor Illera retrata usted, la sociedad nuestra, unos ricos que ponen plata, ideas para salir adelante, desde luego que el que pone la plata pone las condiciones; en la otra esquina, los pobres; sin ideas, sin plata, con la mano estirada todos los días, nunca se llenan con lo que logran recibir, porque quieren más, inclusive en mayor cuantía que quien puso la plata, si eso no pasa, se resienten y se vuelven enemigos, críticos acérrimos, ponen trabas, hablan demás y pasan a ser resentidos sociales porque no les solucionan de un tajo su pobreza.

    Algún parecido con el fútbol y su dirigencia es mera coincidencia. En Colombia con todo respeto escasamente hay 6 equipos que compiten mano a mano, los otros son animadores de paso, del montón, de estructuras pobres, como algún periodista los llamaba equipos de » garaje».

    Antes había un papá rico derrochador y se sentaban a banquetear con él, como eso acabó y sus festines, ahora pelan el cobre cuestionando todo, poniendo trabas, pero tampoco hacen nada, como decía mi madre: » ni rajan ni prestan el hacha».

    Con todo respeto no añoro el regreso de muestra pobre liga, para tanta languidez y pobreza es mejor no tener nada. He hablado con conocidos que viven cerca del estadio de Cali, desde el inicio de la pandemia y la consabida parálisis del fútbol pueden dormir tranquilos, imagino los de Ibagué y otros estadios les pasa lo mismo, lamento por los que viven del fútbol, su crisis, porque este deporte y la política son para los que viven de ella.

    Y nuestros dirigentes deportivos, políticos y todo pelambre ahí están pintados, donde hay dinero y poder les aparece lo peor que hay en ellos y como buitres y carroñeros se despedazan.
    Víctor H. Restrepo Tapias, Cali, hincha de Nacional

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top