Capsulas de Carreño

Malicia indígena ausente .. karma presente  (Cápsulas)

Léider Berrío, cobro definitivo, título para Junior. Foto tomada de rionoticias.co.

==

Por Alfredo Carreño Suárez.

 

*En Pereira, el capitán Cadavid y Arregui. / En el Atanasio, el capitán Torres. / Berrío repitió la dosis.

=====

SIN MALICIA INDÍGENA

-Mientras los seguidores del Junior celebran a más no poder, y con razón, porque en el partido final se encontraron a la diosa fortuna con gol en el minuto 89.

-En el minuto 82, el DIM era campeón, ganaba bien el partido, lo tenía controlado, Junior atacaba pero sin hacer daño, a veces con algún rasgo de desespero.

-El técnico Alfredo Arias señaló que los jugadores pidieron cambio. En una final hay que dejarlo todo en la cancha (algunos dicen que hasta morir), faltaba poco para coronar.

-Desde esta óptica (opinar es muy fácil), quien esto escribe no hubiese realizado los tres cambios a la vez. Minuto 82 una sustitución. Más tarde otro cambio. Y más adelante el último cambio, para desespero del rival.

-Además los cambios no se entendieron. Junior con astucia, por supuesto, se hizo peligroso después del 82 llegó cinco veces a puerta mientras que en el DIM nadie tenía el balón (una manera de defender el resultado) para la pausa, se suponía que Andrés Ricaurte había ingresado  para hacer esa tarea. No funcionó el cambio y si la embarró en marca.

-En la jugada del gol de Junior, que se inició con un balón aéreo que pierde Pons ante el central visitante, se inició la transición del título.

-Ricaurte en mitad del campo hizo bien en marcar a Vladimir Hernández (quien inicio la jugada del gol y la terminó) pero el rojo local soltó a Vladimir cuando pisó el área del DIM mientras que el lateral Londoño no se dio por enterado.

-Chaverra, que marca mejor que Orejuela, dejó avanzar con una pasividad pasmosa a a Caicedo quien tuvo tiempo de mirar a donde iba a tirar el centro. Ricaurte en lugar de seguir con la marca de Vladimir lo soltó y Londoño siguió todo el tiempo el balón, se olvidó de la espalda, del jugador que estaba libre. Varela le faltó poco para llegar al cierre. El balón le quedó a placer picando a Vladimir para vencer a Mosquera Marmolejo.

-Todo esos errores, empezando por los que generó el técnico con las sustituciones (faltó sentido común) y la fallida respuesta de quienes ingresaron en el 82, se confabularon  para que Junior marcara el gol del descuento, el del envión anímico a la hora de los cobros desde el punto penal.

-En el arco lució mejor Santiago Mele que Mosquera Marmolejo y quien falló en el cobro (quien lo creyera) fue el capitán, el veterano Torres. La diosa fortuna estuvo del lado de Junior.

-Pensar que el mismo jugador que cobró el quinto cobro en la final anterior contra Pereira, Léider Berrío, fue el encargado de patear el último de Junior frente al mismo Mosquera Marmolejo.

-La malicia indígena DIM, en un momento clave, no apareció ni en el banco ni en la cancha. Otro título que se fue de las manos rojas, que se dejó arrebatar el mejor equipo del segundo semestre.
(Alcasu).

===

Léider Berrío convirtió el cobro definitivo desde el punto penal al DIM para la estrella del Pereira.  Foto Dimayor.

EL KARMA ROJO

Por Rubén Darío Elejalde Herrera
(Esto escribí en el grupo Te Quiero Rojo).

No entiendo el karma que cargamos los hinchas de este amado equipo.
Aguantamos 45 años sin títulos, se hablaba de la maldición de Ludovina, la mujer de Artemio Villanueva.
Y ahora en un año se nos van dos títulos ambos en definición desde los 12 pasos.
Hace un año un ex DIM, Leo Castro, se encargó de dañar la fiesta y en la definición desde los 12 pasos fallaron los veteranos: Cadavid y Arregui.
-Y el miércoles, otro ex DIM, Vladimir Hernández, nos repitió la historia y en la definición desde los 12 pasos falló el más veterano Daniel Torres.
-Ahora cobra más razón la frase trillada de nuestra gran guía en este trasegar de tantos años detrás de esta gran institución: «Oh PODEROSO DIM nos vas a homicidar».
Pero la vida continúa y algún día está hinchada tendrá la revancha.

Compartir:

5 comentarios

  1. Jesús

    17 diciembre, 2023 at 10:58 am

    El título de Junior
    No le reste méritos e importancia a lo que hizo Junior, ahora es suerte, esto es fútbol y punto. Juegan muchos factores y los partidos se acaban hasta que el árbitro pite no dura 90 minutos. Las finales se ganan no se juegan.
    Jesús Polo

    Hincha de Unión Magdalena
    Santa Marta

  2. Ariel Castillo

    17 diciembre, 2023 at 9:38 am

    Es muy fácil adivinar
    En conclusión: Junior no ganó, sino que perdió Medellín. Es muy fácil adivinar cuando los resultados están dados. El deporte no es una ciencia. Esas son patrañas de los comentaristas vaticinadores de nevadas en el Caribe.
    Ariel Castillo

    Hincha de Junior
    Barranquilla

  3. Jorge Iván Londoño

    16 diciembre, 2023 at 6:25 pm

    Consulta
    Y pensar que el Junior entró al cuadrangular por la ayuda que le dio Nacional en la última fecha. Creo que así sucedió. Si alguien lo puede corroborar muchas gracias.
    Jorge Iván Londoño

    Hincha de Nacional
    El retiro

  4. Carlos Restrepo W.

    16 diciembre, 2023 at 10:09 am

    El común denominador del DIM
    El DIM siempre ha tenido como común denominador el sufrimiento, ya esto está engravado en el alma de sus hinchas.
    En el DIM la maldición es solamente la falta de concentración y disciplina táctica hasta que el árbitro de el pitazo final.

    En la final con Junior se nota que no solamente Ricaurte abandona la marca de Vladimir Hernández, sino también que Londoño abandona su costado y va corriendo por el centro del área hacia el costado opuesto. Pudo ser el cansancio, nerviosismo, estrés, lo que sea, pero no debió ocurrir.

    Pero ésta ya no es hora de asignar responsabiidades o culpabilidad, es hora de recuperar esa emotividad que imperó en el semestre, es hora que el positivismo invada otra vez no sólo a la hinchada sino también a su cuerpo técnico y a la dirigencia Roja. Que el luto sea corto.

    Miremos mejor las cosas positivas: En ésta Liga-2 pudimos ver un equipo que jugó bien el 85-90% de los partidos, que nos acostumbramos a que cuando fuimos al estadio estábamos casi seguros que el DIM saldría vencedor (salió invicto en casa por Liga este semestre), que terminó 2do en el todos contra todos, que barrió en el grupo B (el grupo de la muerte) de los cuadrangulares, que en el partido de Ida salió con sólo -1 gol de diferencia en una plaza tan difícil como la de Barranquilla a las 4pm, y que luego vino al Atanasio y ganó su partido de Vuelta 2-1. Esto no se ve en el DIM cotidianemente.

    Si, en las últimas dos finales la tanda de los penaltis ha sido el verdugo del equipo Rojo, pero ésto tiene solución con la práctica diaria y escogiendo los jugadores más adecuados para estas instancias. Claro está, aunque sean jugadores curtidos y veteranos, ellos también tienen que practicar el lanzamiento desde el punto penal.

    En mi opinión, lo más importante ahora mismo es serenidad, cabeza fría al tomar decisiones (aunque duela). La final ya es parte de la historia.

    Ahora le pedimos a la dirigencia del DIM que siga el mismo camino que emprendió cuando trajo al Sr. Arias, que se le de continuidad, que se le de la confianza y seguridad que necesita para entrenar con tranquilidad. Que la parte dirigencial deportiva haga los cambios en nómina necesarios retirando los jugadores que todos sabemos no rindieron a pesar de las oportunidades brindadas.

    Ya hay tres nuevas contrataciones que seguro ayudarán a mejorar el desempeño del equipo, sólo nos falta un jugador que haga la diferencia adelante. Que éstos jugadores son caros? Claro, lo bueno nunca es barato. Pero ya tienen la experiencia que cuando se invierte bien, el equipo mejora bastante.

    Queremos en el 2024 otra final para el Rojo Antioqueño, queremos revancha, y estoy seguro que si seguimos por el mismo camino, la Séptima Estrella no nos hará esperar mucho…
    Carlos Restrepo W.

    Hincha de DIM
    Medellin

  5. Luz Marina Toro

    16 diciembre, 2023 at 6:39 am

    EL MILAGRO TIBURÓN
    Si, da pena que el mejor equipo del semestre se haya quedado sin el título. Además hizo grandes partidos en Barranquilla y Medellin, de gran nivel.
    Parece que no es la diosa fortuna… es el milagro, en cámaras se veía a Arturo Reyes rezando permanentemente.
    Sólo un milagro podía sacar a Junior campeón que vino de menos a más, sin ser un equipo compensado, muy dependiente de la iluminación final de Bacca.
    Luz Marina Toro

    Hincha de Santa Fe
    Medellin

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *