Capsulas de Carreño

Mañas del gran jugador. Por Pablo Arbeláez Restrepo.

Alberto Contador buscará el doblete de Giro y Tour. Foto cortesía Tinkoff-Saxo.

Alberto Contador buscará el doblete de Giro y Tour. Foto cortesía Tinkoff-Saxo.

Nairo Quintana, otro de los favoritos. Enfrenta su segundo Tour. Gran escalador. Foto cortesía Movistar Team.

Nairo Quintana, otro de los favoritos. Enfrenta su segundo Tour. Gran escalador. Foto cortesía Movistar Team.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Pablo Arbeláez Restrepo

Pablo Arbelaez

Cada tanto se ven en televisión unas partidas de poker, con señores sentados por horas frente a una mesa, algunos de ellos ataviados con anteojos oscuros, tratando de elaborar estrategias para vencer unos a otros.

Pues bien, esta vez la mesa de ese gigante juego llamado Tour de Francia, contará con cuatro duros contendientes, que de salida este sábado elevarán sus cartas en Utrech, que revelarán parte de su mano a partir de la cuarta etapa y quienes finalmente las develarán en la décima fracción cuando la gran montaña haga presencia.

No hay secretos en esa partida del ciclismo. Cada jugador, o ciclista conoce bien su juego desde salida, pero echará cuentas cuando vea una mirada traslúcida que se traduzca apenas en un gesto de incomodidad, para lanzar todo sobre la mesa que se sirve a manera de carretera.

Estos cuatro jugadores iniciales, pudiendo llegar a ser cinco o seis, se conocen de tiempo atrás. Son sabedores de sus virtudes y defectos en diversos territorios, tanto en Holanda -con peligrosos separadores que son amenaza para el gigantesco lote-, Bélgica -con sus pequeños muros-, y Francia -con el pavé y sus montañas-.

El actual campeón Vincenzo Nibali (Astana) recuerda bien que dos de los más cotizados jugadores flaquearon el año pasado debido a accidentes. Alberto Contador y Chris Froome, salidos antes de tiempo, saben que el Tiburón de Messina es diestro en el manejo del pavé, que no es tan fortísimo escalador, pero que en los descensos puede arriesgar su capital, con la ventaja, además, de llegar con 36 días de competición.

Nairo Quintana, quien hace su segundo Tour, sabe que arriba fresco como una lechuga, con 36 días previos de confrontación pedalera, con la seguridad que le da ser un escalador explosivo y que si está fino puede poner en aprietos a sus rivales de juego en la tercera semana. Sabe que su mano desfavorable está en el pavé, pero que podrá contar con un ángel guardián en el paso por Bélgica y el ingreso a Francia, el español Jonathan Castroviejo, la ficha escogida por el Movistar.

Mientras tanto, un viejo zorro como Alberto Contador mira para los rincones como queriendo evitar los ojos escrutadores de los colegas de la partida de poker, quienes saben que el nacido en Pinto está tras la hazaña de realizar el doblete como lo hiciera Marco Pantani en 1998. El corredor español, quien hostiga en las cumbres, tiene un riesgo en su juego al acumular kilómetros y kilómetros, 7.240, tras ganar el Giro, con 44 días de carrera, según Procyclingstats, pero con la sumatoria de cuatro ases victoriosos que regalan vitalidad y  confianza.

Quien no se queda atrás es Chris Froome, el keniata que en el 2013 protagonizó un duelo de campanillas ante Nairo Quintana y Joaquim Purito Rodríguez -peligrosamente callado-. El líder del Team Sky sabe que cuenta con excelente compañía, pero con el infortunio de tener menos kilómetros de contrarreloj y un estilo, a su favor, de disputar en la montaña que hace que sus rivales aprieten los dientes y suelten el mazo de cartas en medio del desespero como le sucedió a Tejay van Garderen en el Dauphiné Liberé. Los 27 días de acumulados esfuerzos lo ponen en estado más que óptimo.

Este sábado, si se fueran a mirar las caras en el punto de partida en Holanda, cualquiera diría que hay empate técnico. Que el póker es de ases para ellos en el arranque, pero que a medida que transcurra el juego, cada quien buscará bajo sus anteojos la carta ganadora, esa que pueda dar el Tour, porque a veces en las partidas más extrañas se puede salir vencedor hasta «cañando». Mañas del gran jugador.

Vincenzo Nibali es la carta italiana. Actual campeón del Tour. El Astana es un poderoso colectivo. Foto cortesía Team Sky

Vincenzo Nibali es la carta italiana. Actual campeón del Tour. El Astana es un poderoso colectivo. Foto cortesía Team Sky

Chris Froome va con su poderoso equipo del Sky. Talentoso escalador. Foto cortesía Team Sky.

Chris Froome va con su poderoso equipo del Sky. Talentoso escalador. Foto cortesía Team Sky.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top