Capsulas de Carreño

Martino no tiene un plan B (Roberto Perfumo, ole.com.ar)

Roberto PerfumoPor Roberto Perfumo,
ole.com.ar

——————————————————
*Me da la sensación de que este equipo disfruta más de mover la pelota que de liquidar al rival.
——————————————————

La idea de Martino, jugar como a él le gusta, hasta el momento sólo se vio en los tres primeros tiempos que jugó. Es decir, esa intención de mover la pelota de un lado para el otro, hacer una serie de pases seguidos para generar una situación y, apenas se pierde la posesión, volver a presionar bien arriba, bien alto y lejos de su arco, Argentina apenas lo hizo durante gran parte de los partidos. Pero no en los 90 minutos de cada uno.

El Tata necesita más tiempo para lograr lo que busca. Jugar de esa manera requiere una sincronización bárbara porque una vez que perdiste la pelota tenés que posicionarte bien enseguida para recuperarla, ya que el equipo queda mal parado. Eso fue lo que le pasó, en parte, contra Paraguay, Uruguay y Jamaica.

Hasta ahora nada más cumple una parte de su idea, que es la de generar situaciones moviendo la pelota, aunque no tiene eficacia. Lo que le falta no sólo es el trabajo de presión para recuperar sino mantenerlo todo el encuentro.

Por eso el Tata necesita un plan B cuando nota que la Selección mermó su intensidad. El eso lo ve, pero sigue poniendo volantes ofensivos en vez de poner jugadores defensivos. Y eso no significa que se le caigan los anillos ni que resigne a su idea. Eso es recuperar la pelota en el medio e intentar jugar de contra, si total el rival seguramente necesite empatar y vaya a buscar, con lo que dejaría espacios.

Martino tiene que adaptarse a los momentos de los partidos. Modifcar algo no implica que al partido siguiente no pueda volver a jugar como a él le gusta. A favor del técnico es que está tratando de implementar su idea a medida que se va desarrollando la Copa América y eso es difícil.

Me da la sensación de que este equipo disfruta más de mover la pelota que de liquidar al rival. Es decir, Argentina viaja a 200 km/h, pero va disfrutando el paisaje en vez de cumplir su objetivo. Y eso debe cambiar el Tata.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top