Capsulas de Carreño

Más y menos.. Por Jorge Enrique Vanegas

Por Jorge Enrique Vanegas

*La noticia de la llegada y nuevo aterrizaje de un particular y excepcional entrenador profesor Juan Carlos Osorio en Nacional.  Al fin una contratación valiosa.

1. -Más. Junior de verdad tenía, y con distancia, la mejor nómina.  La base del último título excepto el fracasado en Argentina e inmadurito jugador Jarlan Barrera. Es más, con un alto coste trajeron al chileno Matías Fernández, de pomposa carrera y prestigio, pero en Junior fue un auténtico “paquete chileno”.

2-Más. El queridísimo y carismático “Urubarranquillero” Julio Comesaña. Su liderazgo, su conocimiento de contexto, su idiosincrasia más barranquillera que uruguaya, sin dejar ese ADN maravilloso de la fuerza de carácter y entrega total de los grandes y guerreros charrúas.  Julio conoce Barranquillera y vive Junior y su universo externo e interno como nadie.  Y es ganador.  Algo aportó Luís Fernando Suárez estupendo profesional pero, quien no leyó bien nunca eso que Julio conoce, siente, vibra y palpita del mundo Junior.

3-Más.  Lo del Pasto y el profe Alexis García es loable, admirable, diría monumental. Extraordinaria campaña, demostración de una gran mano de técnico.  Deberes cumplidos con lujo de detalle. Desde marzo a hoy, la mitad del mes de Junio el mejor equipo en puntaje del país fue Pasto.  Obvio el de más puntuación del semestre, Millonarios, con la dirección de otro grande, el santandereano Pinto.

4-Más.  La noticia de la llegada y nuevo aterrizaje de un particular y excepcional entrenador profesor Juan Carlos Osorio en Nacional.  Al fin una contratación valiosa, tras tantas equivocaciones, incontables en este equipo hoy en crisis profunda y aguda desde su propia gestión y, eso sí, llena de un contexto y entorno de dificultades inmensas con las que ha tenido que lidiar con su respetuoso estilo, y su gran buena intención, el presidente Juan David Pérez muy mal acompañado por la tribu de tanto gerente de gerentes e ineptos en su estructura organizacional y administrativa.  Pero hasta hoy como principal directivo ha fracasado. Un año de frustraciones.  Y los resultados están a la vista. Es más, son irrefutables. Incontrovertibles.  O sea que de lo más llegamos a los menos.

5-Menos. Que el DIM nada que tiene formada su nómina y refuerzos que precisa en cada zona del campo, mínimo defensas, volante 10, otro extremo, un portero, entre otros.  Y Aldair Quintana era del escarlata.  Tantos, pero tantos errores de los dirigentes. Mucha inercia. Y la fanaticada roja espera menos palabras y más acciones, que no se repita la misma humillación de quedar de nuevo por fuera de los 8 en lo que viene. Si hay un más, el buen técnico que llegó Alexis Mendoza.  Pero el mismo dijo y han pasado más de 15 días después que iniciaba trabajando con su equipo completo.  Y no se ha cumplido.

6-Menos.  Lo de Nacional es un sainete.  Contratación de nuevos y después aseguraron el técnico.  No es serio, no es coherente.  Porque con sus enfermas finanzas, la que por su ejercicio están muy mal sanas, llenando con cantidad y no calidad a un equipo muy mal conformado, con una frágil y descompensada nómina. Y, Osorio necesita chequera larga y jugadores de categoría.  No más de lo mismo, son muchos errores y la hinchada no soporta más desilusiones, más decepciones, más equipos verdes descoloridos que han lacerado el prestigio del Club y han aporreado y pisoteado vilmente su grandeza.

7-Más.  Brasil, con una envidiable infraestructura, unas ciudades maravillosas, pueblo futbolero y acogedor, muy cariñosos y más, con los colombianos.  Son alegres como la nuestra.  Preparados y para el turismo ni decir.  Unos escenarios soñados y capacidad organizativa que por acá no existe en el atraso en el que andamos.  Empecemos solo por mencionar el pésimo estadio de tercera categoría para tan futbolera plaza y ciudad como Medellín. Eso no va con llamado “orgullo paisa”.

8-Menos.  El nuevo fracaso absoluto del señor Reyes y de la selección juvenil en el mundial adonde no merecían porque en la clasificatoria fueron el peor de los 6 del hexagonal final del suramericano y el cupo les llegó arrastrándose.  No hay nada, no hay futuro, no tenemos nada.  Ni Sub 20, ni Sub 17.  Que diferencia con las de las generaciones anteriores que aún hoy tienen en alguna vigencia a la selección de mayores como equipo respetado.  Aquí no hubo ni hay técnico en la juvenil.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *