Capsulas de Carreño

Medellín 3-Tolima 1. MANANTIAL DE EMOCIONES. (Wbeimar Muñoz Ceballos).

 

Del terror a la alegría.  De la incertidumbre, a la esperanza.   Una vespertina, convertida en un manantial de emociones, con cánticos subiendo al cielo.  Foto Henry Agudelo / El Colombiano

Del terror a la alegría. De la incertidumbre, a la esperanza. Una vespertina, convertida en un manantial de emociones, con cánticos subiendo al cielo. Foto Henry Agudelo / El Colombiano

 

Por   :   Wbeimar  Muñoz  Ceballos

ZZZZZZZZZZZZWbeimar Muñoz (25)

39.110 amantes del fútbol , asistieron éste domingo , a la filmación de una película con pasajes distintos, en el estadio Atanasio Girardot.   Hubo de todo : escenarios de angustia, pasajes para comerse las uñas, momentos dramáticos y un final emotivo y feliz .

PELÍCULA DE TERROR.   Durante 45 minutos, el desespero cundió en las gradas.  El DIM, que arrancó bien, con presión asfixiante arriba y con cubrimiento de las líneas de pase del Tolima, presagiaba una buena vespertina.    La actitud sólo duró 10 minutos, porque sus volantes recuperadores no le dieron salida limpia al balón y Jonathan Estrada comenzó a jugar entre líneas y a conectarse con Pérez, Ibargüen y Arias, quienes apoyados por Delgado y  Banguero, se fueron acercando a Anthony Silva.    El rojo tuvo dos escaramuzas ofensivas con Marrugo y Hechalar, pero todo terminó en proyecto.    Los pijaos, aprovecharon que Medellín insinuaba creación, pero no resolvía  y en un error  de Jéfferson Mena, Marco Pérez decretó el 1-0.   Al frente, el rojo estaba partido y no ganó en los duelos individuales, cuando hizo la transición ofensiva.  No eran buenas las sensaciones del anfitrión y Pérez, estuvo cerca del 2-0.

AJUSTE  DE  ESCENARIOS.   Para el segundo tiempo, Leonel Álvarez, recompuso los roles de sus protagonistas.    Pasó a una línea de tres defensas y con los ingresos de Pertúz, Bryan y Monsalvo, engordó su medio campo y comenzó a neutralizar al quinteto de ataque visitante, basado en un escalonamiento 3-3-1-3, lo que le permitió copar mejor el terreno, tanto en defensa, como en creación y ataque.   Las llegadas al arco de Joel Silva, fueron repetitivas y creció la figura del portero  paraguayo, quien se multiplicó en remates de Restrepo y Caicedo y atajó un penál de éste último.    Tanto se recompuso el local, que creó peligro en 7 ocasiones, por 1 llegada del enemigo.   La salida de Delgado y el ingreso de Mahecha jugó en contra de la gente de Gamero y a pesar de situar muchos hombres por detrás de la línea del balón, no pudieron aguantar  la marea vestida de color sangre toro.    Los locales mejoraron en el penúltimo pase y en los remates.   A Cristian Restrepo, lo asistieron en su paralelo, tanto Vladimir como  Marrugo y el panorama fílmico cambió.

EPÍLOGO FELIZ.   En el último cuarto de hora, la película fue avasallante : goles de JUAN DAVID  PÉREZ, la figura de la cancha (77’),  HERNÁN HECHALAR (81’) y  CHARLES MONSALVO. ( 89’).   El escenario fue un océano de banderas al viento y vocinglería ensordecedora.   Se había pasado del infierno, al paraíso.  De la agonía al éxtasis, de la incredulidad a la ovación.

D.I.M, llega a la final del torneo Águila I, para enfrentar al Deportivo Cali.   El sueño de título, está cercano y la ilusión está de ronda en toda Antioquia.

Del terror a la alegría.  De la incertidumbre, a la esperanza.   Una vespertina, convertida en un manantial de emociones, con cánticos subiendo al cielo.
No les parece ???.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top