Capsulas de Carreño

Medellín, favorito al título (Pablo Calle Jiménez)

Pablo Calle (DIM)Por Pablo Calle Jiménez

———————————————————
*Demostrado está que este semestre podemos soñar con ser campeones.
———————————————————

Deportivo Independiente Medellín ratificó su condición como favorito al título ganándole con autoridad y contundencia el clásico montañero a su tradicional rival de patio, Atlético Nacional. El marcador fue de solo 1-0, pero futbolísticamente el rojo fue claro dominador del encuentro y pudo haberlo ganado por uno o dos goles más.

Se decía desde la previa lo importante que era este encuentro. Por consolidarse en los 8 y por ser un encuentro de 6 puntos en el tema reclasificación, ambos equipos deberían salir con todo a buscar la victoria desde el primer minuto. Pues bien, los dirigidos por Leonel Álvarez no fueron inferiores a su responsabilidad y jugaron un partido con toda la seriedad del caso, entendiendo que este clásico debía encararse como una final y ganarlo a como diera lugar. Y con méritos lo lograron.

El primer tiempo no fue muy vistoso. Hubo pocas llegadas en los arcos, por no decir que los porteros no tuvieron ningún trabajo. La diferencia fue que el Poderoso lo intentó y el visitante salió totalmente decidido a quemar tiempo y proteger el empate a 0. A Franco Armani lo agarró un miedo pánico y demoró lo que más pudo cada saque de arco hasta que antes de finalizar el primer tiempo ya se había ganado la amonestación.

Los primeros 45′ tuvieron un ritmo cansino toda vez que el DIM trataba de atacar sin encontrar esa fluidez en el toque, y Nacional cuando debió jugar se limitó a proteger el 0 con una posesión poco ambiciosa en campo propio.

El segundo tiempo inició con el golazo de Cristian Marrugo, previa asistencia de Ángelo que aguantó el balón de espaldas siguiendo el manual del pívot. Maravilloso zurdazo de Cristian que con mucha clase nos ponía en ventaja y desató el júbilo en el Atanasio. Hasta ese momento el rojo aún no hacía muchos méritos por ganarlo, si bien el gol de por sí fue bien fabricado y ejecutado.

Sin embargo en el resto de la segunda parte el Poderoso hizo los méritos para salir vencedor del clásico. Una vez obtenida la ventaja llegó el mejor momento del DIM en la cancha: Los jugadores demostraron actitud y personalidad para manejar un marcador favorable ante un rival que de sobra se sabía iba a desbocarse a atacar como un león herido. Medellín siguió manejando los ritmos, no cedió la posesión de balón y por el contrario presionó aún más arriba la salida del equipo verde para propiciar el error en medio del desconcierto rival.

Gracias a esta buena presión en campo contrario, y a que los dirigidos por Rueda estaban desesperados por empatar, el rojo generó un par de opciones claras: una con Marrugo y otra con Hechalar, que por pocos centímetros salieron al saque de meta. Nacional trató de atacar pero se estrelló con una línea defensiva roja que nunca perdió la concentración ni se dejó llenar de pánico.

Tanto en ataque como en defensa el Poderoso mostró garra y personalidad. Se nota el trabajo del gran Leonel Álvarez, invicto en los 6 clásicos que ha dirigido por Liga con el Medellín. “El Putas” sigue demostrando que si le dan una buena base de jugadores, él tiene la capacidad de sacar lo mejor de ellos poniéndolos a jugar buen fútbol e imprimiéndoles una mentalidad ganadora que los hace ser protagonistas y candidatos al título en todos los torneos que juegue.

Me gustó el planteamiento del sábado. Leo se salió con la suya al poner un 9 de área a pesar de la lesión de Caicedo, pues el partido de Angelo fue más que correcto y le alcanzó para asistir a Marrugo. También me pareció inteligente su apuesta final, cuando terminó jugando con un 4-4-2 donde Micolta por derecha y Arias por izquierda fueron a apoyar a los laterales, con un cuarteto posterior inalterado, Didier y Daniel en contención y Pajoy con Angelo adelante esperando algún contragolpe. El Poderoso fue sólido atrás y no renunció a alguna salida rápida en ataque intentando aumentar la ventaja.

Quisiera destacar el gran trabajo de Didier Moreno quien estuvo muy aplicado en marca y permanentemente le dio buena circulación a la pelota complementando al capitán Daniel Torres. También estuvieron destacados Mosquera y Arias, que con su buena sincronización y sobrio trabajo hicieron ver inofensivo al siempre temible Jefferson Duque.

Marrugo obtuvo un merecido premio a su sacrificio en cancha anotando el gol de la victoria y también destacable lo de Tipton y Valencia, que no escatimaron una gota de sudor y lograron suplir las ausencias de Elacio y Fabra, titulares habituales. Quienes quizás no estuvieron tan finos fueron los carrileros Arias y Hechalar, que aunque se esforzaron al máximo, pudieron aportar más en ataque.

El caso concreto es que Medellin ganó bien, se consolidó en los 8 y le sacó 12 puntos limpios a Nacional en reclasificación. Faltando poco más de medio torneo en su fase regular, no es descabellado pensar que el DIM está prácticamente clasificado a un torneo internacional por esta vía, bien sea Copa Libertadores o Suramericana. También está claro que el Poderoso de la montaña es hoy un firme candidato al título, ya que pasa por un gran momento futbolístico y lo ratificó ganándole a uno de los equipos de mejor nómina en el país.

Lo que viene ahora es mantener los pies sobre la tierra y continuar disputando el campeonato con esa ambición que se inició. Por ningún motivo se puede olvidar que a esta altura del torneo aún no hemos ganado absolutamente nada, y de poco servirá este gran arranque si en instancias decisivas el equipo afloja y se queda nuevamente con las manos vacías.

Demostrado está que este semestre podemos soñar con ser campeones. Confiemos en que Leonel y sus muchachos seguirán por esta senda victoriosa y nos darán por lo menos una gran alegría de aquí a final de año.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top