Capsulas de Carreño

¿Meritocracia o dedocracia?. Por José Acosta Bedoya

Por José Acosta Bedoya

*“Inteligente es aquel que sabe donde quiere ir y más inteligente aún el que sabe donde ya no tiene que volver”.

Una vez terminado todo el publicitado y bochornoso proceso de la desvinculación del presidente de lo que verdaderamente era una mayor división del fútbol al interior de la entidad, la Dimayor, queda demostrado que el sistema de elección tradicional basado en “dedocracia”, no ha funcionado ni funcionará nunca.

El llamado a la sensatez que hace el presidente de Nacional a través de los medios, me parece que es el verdadero camino para que se tomen decisiones que verdaderamente trasciendan y se busquen alternativas para el restablecimiento de la imagen de la entidad. El candidato, fuera de que sea un profesional en gestión de empresas, debe tener un profundo conocimiento en el tema de deporte en general y del fútbol en particular. Yo, personalmente opino que debería tener otra cualidad, la más importante: la honestidad; cualidad que permite además que pueda darse una decantación en el número de aspirantes o sugeridos.

En días pasados y a través de este medio, me propuse un ejercicio y fue el de enviar una carta abierta a la asamblea de la Dimayor con una serie de propuestas dentro de las cuales estaba la de sugerir  mi nombre para ejercer la presidencia y ver si este tipo de comunicaciones tenía el eco necesario para llegar hasta esas instancias. Comprobé que era imposible si no tenías forma de visibilizarte a través de los grandes medios. Medios que sí han dado amplia divulgación a los diferentes candidatos de los clubes y candidatos de amistades que han sugerido algunos presidentes, hasta con la anuencia y el asentimiento del Ministerio del Deporte.

Estoy, a través de este artículo, haciendo un llamado también a los medios para que personas o ciudadanos del común como yo y otros muchos que puedan tener las mismas aspiraciones, sean visualizados y puedan igualmente tener la oportunidad de participar en un proceso que sea democrático o mejor, un sistema de meritocracia, pues las postulaciones a empresas públicas o privadas es un derecho ciudadano que tenemos. Llamado también que hago al gobierno para que en vez de asentir candidatos sugeridos, garantice una libre elección para el bien del fútbol de nuestro país.

Volver al tradicional sistema de elección de presidente es seguir desacreditando el fútbol nuestro, que fuera de que es mediocre por el manejo que le han dado, se vuelve un fortín político y de intereses personales y para eso hay muchos candidatos. Si es así, busquen al candidato en la serie “El presidente”.

Cierro con esta reflexión que me gusta mucho y de la cual no conozco su autor: “Inteligente es aquel que sabe donde quiere ir y más inteligente aún el que sabe donde ya no tiene que volver”.

PD: Me han enviado los contactos de cuatro presidentes de clubes profesionales de Antioquia a los cuales les haré llegar la carta abierta y mi hoja de vida para ver una posibilidad más directa de que pueda llegar a la asamblea del próximo 7 de agosto. Igualmente, les haré llegar este artículo.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top