Capsulas de Carreño

Messi-Bartomeu: enrocados hacia un tristísimo final.. Por Lluís Mascaró, Diario Sport

 

Por Lluís Mascaró, Diario Sport.

 

 

 

*El pulso final se ha iniciado y solo habrá un perdedor: el Barça.

Messi y Bartomeu se encuentran en un callejón sin salida. Con el Barça como gran perjudicado. La estrella blaugrana y el presidente siguen enrocados en sus posiciones y solo el diálogo puede evitar la catástrofe. Messi quiere irse y su decisión es irreversible. No hay marcha atrás. Nos guste o no, lo entendamos o no, lo compartamos o no, Messi ha dicho basta.

Ni siquiera  la ‘cabeza’ de Bartomeu (que se ofreció a dimitir si eso permitía que Messi siguiera en el Barça) le vale para cambiar de idea. Considera que su ciclo se ha acabado y que se ha ganado el derecho a elegir su futuro. Bartomeu, por su parte, se niega a aceptar la salida del crack argentino: le quedan seis meses de mandato y no quiere pasar a la historia como el presidente que vendió a Messi. Este enconamiento solo hace que enturbiar el final del mejor futbolista de la historia del Barça.

Porque ya nadie duda de que es el final del Messi blaugrana. Y menos después de que ayer por la tarde el jugador decidiera dar un paso más en su guerra y declararse en rebeldía: no acudirá a las pruebas PCR previstas para hoy ni al primer entrenamiento convocado por Koeman mañana por la tarde. Messi y sus abogados consideran que la cláusula liberatoria sigue vigente y que, por lo tanto, puede irse gratis. Algo que el club niega por activa y por pasiva, remitiéndose a la rescisión de 700 millones.

El pulso final se ha iniciado y solo habrá un perdedor: el Barça. Si todavía queda alguien con un poco de sentido común en todo este drama, que dé un paso al frente y fuerce una reunión que evite lo que ya parece inevitable: la fuga por la puerta de atrás del número 1 de todos los tiempos. Messi se puede ir del Barça, pero no así. Así no, por favor…

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top