Capsulas de Carreño

Modelo de campeonato.. Por Juan Gonzalo Montoya, Madrid

Por Juan Gonzalo Montoya, Madrid

*El modelo en Colombia es uno de los motivos del discreto nivel y este se ve reflejado en el mal trasegar de los equipos en torneos continentales.
—-

Esta semana me enteré de que el sistema de la Liga Colombiana había cambiado y que se jugarán cuadrangulares divididos en dos grupos y de allí los dos primeros disputan la gran final.

La suma de todos los partidos me da así: primera vuelta todos contra todos 20 partidos,  cuadrangulares 6 partidos y finales 2 más. La suma de los partidos que juegan los equipos finalistas por semestre me da 28 partidos, si aplicamos el mismo sistema en el segundo semestre dan 56 cotejos jugados en el año, solo en la Liga, a eso hay que sumarle Copa Colombia más los que juegan torneos internacionales.

Si hacemos un comparativo con la Liga Española, allí se juegan 38 partidos al año al igual que la Liga Premier Inglesa. Eso me da que en Colombia un equipo puede llegar a jugar 18 partidos más, que los que se juegan las dos principales ligas del mundo. Una salvajada, además que son partidos de bajísimo nivel.

En Colombia se puede presentar el caso de que Nacional y el Deportivo Cali, se enfrenten 6 veces en el año, solo en la Liga, se les puede sumar también un par de enfrentamientos si se llegara a dar el caso, en Copa Colombia. Ahí me pregunto: qué gracia o qué sabor puede tener este tipo de enfrentamientos si se vuelven la repetición de la repetidera?.

En España o Inglaterra cada equipo se enfrenta por la Liga solo dos veces una de local y otra de visitante, razón por lo cual cada clásico o derbi es un evento emocionante y único para las hinchadas de los equipos y hay pocas oportunidades de revancha. Este modelo garantiza que cada partido se salga a jugar con el cuchillo entre los dientes y efectivamente es lo que vemos cada fin de semana en la tele, con el mando en la mano, cuando vemos el fútbol internacional.

Pienso que el modelo con que se juega en Colombia es uno de los motivos del discreto nivel del fútbol criollo y este se ve reflejado en el mal trasegar de los equipos en torneos continentales.

Y no solo es malo, hablo por mí que me parece una tontería que se hagan dos torneos al año sino que además es injusto, porque después de 20 partidos, se vuelve a empezar de cero y lo que has hecho bien durante ese lapso no vale para nada, Millos que cabalgó en esta primera parte del campeonato se puede quedar con la miel en los labios si ahora le salen dos partidos malos y queda por fuera de la final.

Yo sí creo que es mil veces mejor premiar la regularidad, un torneo a ida y vuelta te garantiza equidad y justicia y que se salga a ganar todos los partidos porque todos los puntos cuentan, y punto que se pierde adiós hasta luego que no regresa.

Fuera de eso quedan 12 equipos con vacaciones anticipadas, encartados con una nómina costosa y empiezan los despidos a diestra y siniestra.

He hablado con algunas personas y dicen que el sistema nuestro es más emocionante, que en Europa es aburrido porque a veces el campeón se conoce con antelación,  pero tengo mis objeciones al respecto y creo que la  gente opina así porque la prensa solo habla de los primeros, pero estos torneos Europeos tiene varias luchas a cual mejor, los que luchan por entrar en Champions League, los que lo hacen por entrar en la Europa League y los que lo hacen por no descender, acá no hay cuentos de promedios ni tonterías de esas, los más malos de cada año se les condena al purgatorio.

Un campeonato al año permite una mejor planificación deportiva, facilita realizar una mejor pretemporada y se asimilan mejor los conceptos de cada entrenador, desarrolla un sentido de pertenencia de la plantilla hacia el club, no es lo mismo jugar seis meses que un año, del mismo modo, un sentido de pertenencia de los hinchas hacia los jugadores, los equipos pueden plantear campañas de mercadeo y publicidad con los iconos emblemáticos de cada equipo e infinidad de movidas más.

Ojala se ensaye algo nuevo, porque lo que hay aburre.
Saludos, Juango, Juan Gonzalo Montoya

Compartir:

2 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top