Capsulas de Carreño

Mourinho sonríe a costa de Guardiola (ABC)

Victoria de Manchester United. La peor racha de Guardiola. La foto, tomada de Lainformacion.com, habla por sí sola.

Victoria de Manchester United. La peor racha de Guardiola. La foto, tomada de Lainformacion.com, habla por sí sola.

*Un gol de Mata elimina al City (1-0) de la Copa de la Liga. El entrenador catalán encadena la peor racha de su carrera.

Fuente: Diario ABC

Como en las películas del Oeste, solo podía quedar uno. Mourinho o Guardiola. Los dos novatos de lujo en la Premier League, viejos conocidos y residentes en Manchester, se jugaban esta noche algo más que un partido de la Copa de la Liga. En cualquier otra circunstancia, quedar fuera de esta competición –quizás la de menor fuste de todas las que se disputan cada año en Inglaterra– no hubiera provocado ningún drama. Pero hoy era distinto. La delicada situación que viven ambos entrenadores les ha puesto en el disparadero de la prensa inglesa en las últimas fechas. Solo podía quedar uno, y ese fue Mourinho a costa de un Guardiola que encadena la peor racha de toda su carrera profesional. Un solitario gol de Mata al inicio de la segunda parte apea al Manchester City de la Copa de la Liga. Malas noticias para Pep.
No había sido una buena semana para ninguno de los dos. El primero en ser acribillado por la inmisericorde artillería de los tabloides británicos fue el catalán tras el 4-0 en el Camp Nou. Esa goleada y los cinco partidos consecutivos encadenados sin ganar –algo que no le ocurría desde 2009– comprometían su situación. Pero eso no pareció inquietar a Guardiola, que sacó un once plagado de suplentes. Apenas los españoles Nolito y Navasdaban algo de relumbrón a un City que sin embargo fue el primero que pudo haberse adelantado en el marcador en el primer minuto de partido con un cabezazo alto de Iheanacho. Fue la mejor ocasión de ambos equipos en un insípido primer tiempo.
Muy distinto fue el equipo que sacó Mourinho. Se notaba que el portugués se jugaba algo más que su oponente en el envite de anoche. El 4-0 recibido el domingo contra el Chelsea fue calificado como una «humillación» que Mou no podía permitir que se repitiera. Así que tiró de galones, y puso a Mata, Herrera, Pogba e Ibrahimovic. La estrategia le salió bien. Marcó Mata y luego echó al equipo atrás. Al final respiró.
(Fuente: Diario ABC)

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top