Capsulas de Carreño

Muriel, Luis Díaz y Santos Borré. Por Javier Castell López, El Heraldo

Por Javier Castell López, El Heraldo.

 

*El país y el nuevo cuerpo técnico de la Selección esperan que sostengan o mejoren ese nivel.

 

En la historia del fútbol colombiano, sin ninguna duda, tienen un gran protagonismo los delanteros nacidos en la Costa Caribe. Desde Roberto Meléndez, pasando por Antonio Rada, y siguiendo, nada más y nada menos, que por Valenciano, Iguarán, Eduardo Vilarete,  hasta Bacca y Falcao, para solo mencionar algunos de una interminable lista de contundentes y arriesgados delanteros  especialistas en resolver los jeroglíficos defensivos. Futbolistas que traían y traen incorporada la valentía creativa, el necesario espíritu transgresor para exponerse al riesgo que supone solucionar los problemas cerca del área rival.

Este año 2020, que acaba de finalizar, no trajo noticias positivas para el fútbol colombiano en plural, pero sí algunas en singular, y entre ellas el destacado desempeño de Luis Fernando Muriel, Luis Díaz y Rafael Santos Borré. Tres delanteros que han recogido el testimonio y defienden el linaje del delantero caribe.

Muriel alcanzó la no despreciable suma de 100 goles en Europa. Esta temporada incrementó en el Atalanta su eficacia. Su amplia y explosiva zancada acompaña el control del balón utilizando, sin inconveniente, cualquiera de las dos piernas. En este recién finalizado 2020 se atrevió, con éxito, a lanzar los penales y algunos tiros libres. Y a gambetear arqueros para darle un toque de más calidad a sus definiciones.

Luis Díaz va tan rápido en su adaptación al fútbol europeo como sus veloces desplazamientos por la zona izquierda de su equipo, el Porto. Aún no se consagra, pero va por muy buen camino. Desequilibrante, osado, pase gol y ha mejorado claramente su resolución final, el acierto al arco rival. Su mejora en la definición no fue solo cuantitativa, también cualitativa: en el 2020 regaló hermosos goles en grandes escenarios.

Santos Borré se convirtió en 2020 en el máximo goleador de River durante la súper exitosa etapa de este equipo bajo la égida de Gallardo. Es el delantero que sufren los rivales, sueñan los técnicos y agradecen los compañeros: ataca y hace goles; y presiona y quita balones. Con él, River siempre juega con 11, con y sin balón. El número de participaciones de Borré parecen estadísticas de un volante. Siempre se ofrece, hace diagonales que elevan la peligrosidad de la jugada, define a ras y de cabeza.

En el hiperofensivo River de Gallardo, Borré es el mejor finalizador; en el hiperagresivo River de Gallardo, Borré es el mejor iniciador de la presión. Felicitaciones a los tres.

El país y el nuevo cuerpo técnico de la Selección esperan que sostengan o mejoren ese nivel y lo expongan en las eliminatorias en 2021. Porque ya en marzo viene Brasil.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top