Capsulas de Carreño

Nacional 2020, entierro de segunda. Por Rodrigo Ramírez Restrepo

Por Rodrigo Ramírez Restrepo

 

* En conclusión, es preciso aminorar las cargas y ser prudentes para este coronavirus de año.

 

Después de este revolcón de la pandemia, la cancelación del contrato a J. C. Osorio, la eliminación del torneo y  ahora la poda de tanto tronco, terminamos la horrible noche,  ya con el nudo desenredado. Entonces no queda nada más que echarnos bendiciones para  el próximo 2021.

No estoy de acuerdo con  algunos amigos que hablan pestes y le echan el agua sucia a su Junta Directiva y a su presidente, aquí si hagamos pacito. Con mucha pena opino,  que Nacional tuvo un gran acierto nombrando  a Juan David Pérez. Por otro lado,  no hay en Colombia un club que haya hecho más esfuerzos por conformar un buen equipo y darle satisfacciones a los hinchas.

Nacional venía reventado en su tesorería por culpa de las costosas contrataciones  de J.M. Lillo, J. Almirón y P. Autori. Éste último  recibió de ese nefasto presidente Andrés Botero que no ha sido un personaje del fútbol carta blanca para contratar jugadores,  y para colmo de males rematan con Juan C. Osorio, Ahí si como dice el Chavo sin querer queriendo, pues venía de una buena campaña en el pasado, aunque a costillas de la caja.

El equipo venía arrastrando ese lastre de malas y gravosas negociaciones y el profesor Juan Carlos remata tratando de resucitar varios muertos que ni respiraron.  No sé quién recomendaría al “Rifle” Andrade, un acierto, aunque el apodo no es propio para un jugador que cobra todos los tiros libres en perjuicio del medio ambiente y de las palomas que rodean los estadios.

Cualquier tesorería se reciente con estos malos negocios y otros contratos largos como el del venezolano Lucena, bajito él en su fútbol, que sigue haciendo por estos lares en plan de turista y saboreando su sueldo sin jugar, y para rematar la mala fortuna  a comienzos de año se le viene al equipo la  demanda del Cortuluá por el  negocio ya viejo de Fernando Uribe. Aquí  había que reservarle un buen espacio en el bolsillo hasta que no saliera el fallo.  En conclusión, es preciso aminorar las cargas y ser prudentes para este coronavirus de año.

[Rodrigo Ramírez R.]

 

Compartir:

Un comentario

  1. Jorge Iván Londoño M

    6 diciembre, 2020 at 5:19 pm

    *Por la columna de Rodrigo Ramírez
    Muy concreta y ajustada a la realidad la columna de Rodrigo. Muchos años perdidos no solo en lo deportivo sino en lo económico, gracias a las perversas negociaciones financieras cometidas por las anteriores directivas. Eso de contratar a Almiron y de ñapa comprarle los jugadores de su cuerda, fue un adefesio que solamente Nacional se da el lujo de cometer. Esperemos que el presidente Juan David termine de aplanar la curva del lastre económico que encontró cuando abrió los cajones de su escritorio. ¿Se imaginan si Nacional tuviera al exsenador Camargo como gerente deportivo? No nos cabrían las copas en el armario.
    Jorge Iván Londoño M., columnista Cápsulas

    Hincha de Nacional
    el Retiro

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top