Capsulas de Carreño

Nacional al ritmo de toque.

MEDELLÍN. Victoria cómoda 3×0 de Nacional anche ante Patriotas que vio jugar a su rival. Fútbol exquisito del cuadro verde. Foto @Dimayor.

Por Jorge Alberto Cadavid M.

 

 

*Se ve ambiente al interior del grupo, punto de partida para mantener resultados.

 

Ante un muy pobre contendor, Nacional desarrolló futbol exquisito, despliegue y vistosidad.

Lo más relevante es como van creciendo jugadores que en manos de Osorio y Guimaraes se hundían y hoy Restrepo los saca a flote.

Álvez, Banguero, Candelo, Perlaza, Barrera, Castro son otros, Andrade y Gómez suben como espuma, Quintana empieza a ilusionar.

Nacional juega a lo ancho, hace juego interior y profundiza, maneja el balón con ductilidad y llega.

Pero lo otro es que no le llegan, cinco en línea con el arco en cero, equilibrio, que era pecado en materia grave con rimbombantes técnicos.

Álvez con buen gesto técnico a pase de Candelo inaugura el marcador y por ahí va recuperando su comunión con la afición.

Sin culpa Barrera hace el segundo, la culpa si fue de Villete.

Dominio y sometimiento total, destacados tres cabezazos de Perlaza que buscaban dirección de gol, pero se escaparon por poco.

Debió ser mucho más amplio el marcador, sólo tres, éste llegó por Banguero y con esto rubricó su crecimiento.

Recuperar el valor y la calidad del juego, es valorizar el patrimonio de la Institución, se ve ambiente al interior del grupo, punto de partida para mantener resultados.

Hoy fue al ritmo de toque que todo se hizo fácil, que tan difícil será mantener el camino al éxito definitivo?

Compartir:

Un comentario

  1. Gilberto Maldonado Bonilla

    27 agosto, 2021 at 7:43 pm

    SORPRENDENTE!

    No por el resultado. Digamos que éste pasa a un segundo plano. Sorprende la continuidad en el juego.

    El conformismo, la mentalidad cíclica, no tuvieron lugar. Puso Atlético la noche anterior frente a Patriotas un punto muy alto en el ideal de un equipo verdolaga como equipo de «jerarquía».

    Los que le buscan el pelo negro al burro blanco dirán que el rival le facilitó todo a Atlético Nacional. La tarea era jugar al fútbol y sobre todo con continuidad. No falta el síndrome de inteligencia artificial que quiera demeritar el desempeño del verde haciendo énfasis en la calidad del rival.

    El marcador no refleja la cantidad de oportunidades creadas en el área de Patriotas. Unas veces la mala fortuna en la definición; en otras la actuación del arquero visitante.

    Un gran partido por el resultado en si y sobre todo por el fútbol expuesto. Que no sea un momento!. Que sea una filosofía.

    Gilberto Maldonado Bonilla, columnista Cápsulas

    Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top